Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 25 de junio de 2022

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Wallbox, una excelente opción si tienes un coche eléctrico

Los coches eléctricos están ganando una gran popularidad y esto se debe a que cada vez hay más personas interesadas en ayudar al planeta. Además, los coches eléctricos han demostrado que son una muy buena opción para desplazarte y que pueden ayudar a ahorrar mucho dinero.

 

 

 

Sin embargo, una de las cosas que más le preocupa a quienes están interesados en comprar un coche eléctrico es su autonomía y el tiempo de carga. Con un coche tradicional (gasolina o diésel) solo debes ir a una gasolinera y en unos minutos tendrás el tanque lleno, pero esto no ocurre con los coches eléctricos.

A pesar de que hoy en día los coches eléctricos cuentan con una autonomía suficiente para aguantar varios días, lo cierto es que la carga puede ser lenta. Un coche eléctrico puede tardar varias horas en cargarse, incluso, algunos requerirán más de una noche.

Para poder solventar esta situación, muchos propietarios deciden instalar wallbox. Este permite ahorrar varias horas de carga, ya que suelen tener una mayor potencia y eficiencia. Un wallbox normal puede reducir el tiempo de carga de un coche eléctrico hasta la mitad. Así que es una excelente opción a tener en cuenta.

¿Qué es un Wallbox?

Un cargador de pared doméstico o Wallbox es una unidad de carga adicional que proporciona energía a una velocidad superior a la de un enchufe normal de tres clavijas. Instalar uno en la entrada de tu casa o en el garaje puede facilitar la carga de un coche eléctrico.

Si tienes o estás pensando en comprar un vehículo eléctrico, es importante que pienses en el tipo que vas a adquirir y en el uso que le vas a dar. Si te decantas por un híbrido enchufable con una autonomía eléctrica limitada y una batería pequeña, cargarlo durante la noche no va a ser un problema.

¿Por qué necesitas un Wallbox?

Un enchufe doméstico puede suministrar un máximo de 3kW, pero hay que tener en cuenta que no todos pueden hacerlo. Los fabricantes no recomiendan utilizarlos a largo plazo, ya que pueden dañar el enchufe debido al alto amperaje que se consume durante un periodo de tiempo prolongado. La mayoría de los conductores de coches eléctricos o híbridos enchufables utilizan su cable de tres clavijas sólo como una opción de emergencia.

Si compras un coche eléctrico que requiere una carga regular a velocidades más altas, un enchufe doméstico no servirá. Aquí es donde entra en juego un wallbox. El rango de velocidad típico para una unidad wallbox doméstica es de entre 3 y 7kW, con algunas capaces de hasta 22kW si tienes la suerte de tener energía trifásica en tu casa. Esto significa que un vehículo eléctrico puede cargarse en sólo unas horas.

Por ejemplo, un coche de 40 kWh tardaría 13,3 horas en cargarse por completo en un enchufe normal. Con un cargador wallbox de 7kW, esto se reduce a 5,7 horas, o a 1,8 horas con un sistema de 22kW.

 

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias