Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Domingo, 24 de octubre de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Vehículos con cadena de distribución: Concepto, modelos y ventajas de dicha tecnología

Cuando se trata de elegir y comprar un vehículo, algunas partes del mismo deben tenerse en cuenta más que otras, ya que hacen parte esencial del funcionamiento del automóvil e influyen en su manejo, mantenimiento, inversión y también en propósito y estilo de uso. En este sentido, uno de los sistemas más importantes en un coche es sistema de distribución, habiéndolo de cadena y de correa.

Pero, ¿qué diferencia tiene un sistema de cadena de distribución comparado con uno de correa? Para saberlo, abordemos su concepto y funcionamiento, ventajas, mantenimiento y cuidado relacionado y los modelos y marcas más representativos respecto a carrocería que integran un sistema de cadena. Y si quieres ver un listado de coches con cadena de distribución solo debes dirigirte a cochesconcadena.com.

 

 

Sistema de distribución: Concepto y funcionamiento

En general, un sistema de distribución ya sea basado en cadena o correa es aquel que sincroniza el funcionamiento del motor en sus cuatro tiempos, armonizando y encajando sus distintas partes para que funcionen de manera coherente y se lleve a cabo el encendido, la apertura y cierre de válvulas para que se dé la combustión y el vehículo pueda moverse, y últimamente la expulsión de gases resultantes a través del escape.

El proceso mencionado anteriormente no sería posible sin el sistema de distribución, ya que las correas o cadenas unen las partes: ya sea el cigüeñal, árbol de levas, alternador e inclusive las bombas del agua y combustible.

Si el sistema de distribución se encuentra fallando o fuera de mantenimiento, se pueden dar serios problemas e incluso ocasionar daños irreversibles en el motor y sus partes, especialmente las válvulas, ya que el sistema podría detenerse en seco al romperse una cadena o correa y  ocasionar roturas internas.

  • Sistema de cadena de distribución y comparación con el de correas

Sabiendo ya el concepto general de sistema de distribución y su función, podemos pasar a referirnos concretamente al de cadenas y para hacerlo compararlo con el de correas hace que sea mucho más simple.

Específicamente, el sistema de cadena de distribución es aquel que utiliza cadenas eslabonadas fabricadas con aleación de distintos metales, las cuales se unen a los engranajes y hacen mover las distintas partes y sincronizan los tiempos del motor. Dichas cadenas son duraderas, requieren menos mantenimiento o reemplazo y sufren menos desgaste y soportan más la tensión.

Por otro lado, el sistema de distribución más tradicional y frecuente es el de correas, las cuales se fabrican con material basado en polímeros como cauchos y gomas que le dan buen agarre, pero las hacen menos resistente a la tensión, fricción y calor que las hacen menos duraderas.

Afortunadamente, los sistemas de distribución basados en cadenas se están haciendo más frecuentes y no solamente se pueden ver en vehículos de alta gama, sino en autos de menor precio y así disfrutar de sus ventajas.

Ventajas de sistemas de distribución con cadenas

Un coche que integre una cadena de distribución tiene múltiples ventajas, tanto en lo que respecta funcionamiento general del automóvil como también en durabilidad, mantenimiento y sus costos relacionados, entre otros. Los beneficios son aún más notables si se compara el sistema de cadena con el sistema de correas. Algunas son:

  • Fiabilidad: las cadenas, por el material de fabricación son mucho más fiables que las correas, mucho menos resistentes. Con un sistema de cadenas se puede estar tranquilo.
  • Durabilidad: el sistema de cadenas puede durar años. De hecho, los fabricantes le dan al sistema el mismo tiempo que el motor, el cual sobrepasa los cinco años. Las cadenas son resistentes a fricción, fuerza y altas temperaturas.
  • Bajo riesgo de daños mayores: por la durabilidad, se baja bastante el riesgo de que un daño en el sistema de distribución ocasiones otros más severos, como ocurre con el sistema de correas.
  • Mantenimiento sencillo y económico: las cadenas del sistema requieren un mantenimiento simple que es también económico, ya que solo se trata de mantener los eslabones lubricados para disminuir la fricción y mantener los elementos sincronizados.
  • Sonoridad: anteriormente, una de las desventajas de los sistemas de distribución con cadenas era que generan sonido, siendo más ruidosos que las correas. Actualmente, dicho problema se ha solucionado gracias a sistemas de fabricación más eficientes.

Mantenimiento y cuidado de la cadena de distribución

Las cadenas de un sistema de distribución tienen la ventaja de que son muy duraderas, como se abordó en el punto anterior. No obstante, no por eso deben descuidarse y lo más recomendado es realizar un mantenimiento preventivo e incluso proceso de tensión, ya que con los años las cadenas pueden destensarse. Las cadenas también pueden reemplazarse.

El chequeo del estado de las cadenas es muy importante en centros autorizados de la marca del vehículo, quienes se encargan de verificar el funcionamiento y hacer procedimientos de aceitado y lubricación que alargarán la vida útil y funcionamiento de los eslabones.

Por el lado del usuario, se puede cuidar el sistema de distribución con cadena manteniendo el motor sin sobre revolucionarlo, con una temperatura óptima y en ambientes de manejo que no estén ni muy fríos ni muy calientes.

Modelos y marcas de vehículos con sistema de distribución

Prácticamente, todas las marcas fabricantes de vehículos que son reconocidas incorporan sistemas de distribución basados en cadena en muchos de sus modelos, no solo de alta gama, sino también en modelos más económicos. Por ejemplo, tenemos los siguientes divididos en estilo de carrocería:

  • Hatchback: estos son modelos de dos volúmenes y de los preferidos en el mundo por su maniobrabilidad y precio. En los segmentos A, B y C modelos destacados con cadena que incluyen esta carrocería serían: el Citroën C1, el Audi A1 y el BMW Serie 1, respectivamente.
  • SUV: de los más demandados, estos utilitarios deportivos de buen tamaño son cómodos y todoterreno, especialmente cuando vienen con transmisión 4x4. Con cadenas vienen en el segmento B, C, D, E y F los modelos: la Dacia Duster, la BMW X1, la Kia Sorento, la Toyota Gran Cherokee y la Toyota Land Cruiser.
  • Sedán: los sedanes de 3 volúmenes son vehículos elegantes, potentes, aerodinámicos y de buen espacio en maletero. Modelos con distribución de cadena de este tipo en los segmentos C, D, E y F serían: el Chevrolet Cruze, el Hyundai Sonata, el Audi 6 y el BMW Series 5.
  • Rancheras: los familiares o rancheras bi-volúmenes de cinco puertas son ideales para familias, con gran espacio. En los segmentos C, D, E y F se encuentran el Peugeot 308, el Mazda 6 y el Chrysler 300C.
  • Monovolumen: vehículo alto que integra cabina, comportamiento de motor y tapicería en un solo volumen, óptimo y de buen espacio. Algunos modelos con cadena son: el Dacia Lodgy en el segmento C y el Ford Galaxy en el segmento D.

 

 

Género al que pertenece la obra: Literatura digital
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias