Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 24 de junio de 2022

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿Soy dependiente de mos relación de pareja?

dependencia emocional

Laura Marlasca, de Psicólogo Online Cepsim, nos describe cómo saber si somos dependientes emocionales de nuestras parejas, cómo son las personas dependientes, su personalidad y autoestima

 

SOY DEPENDIENTE DE MIS PAREJAS


¿Sientes que estás enganchado a alguien?, ¿que si no estás con él o ella tu vida no tiene sentido y carece de motivación? ¿Sientes efectos de ser adicto/a de esa persona? Aunque si nos paramos a pensar y somos sinceras/os con nosotras/os mismos/as percibimos que esa relación no te proporciona más que dolor y sufrimiento, no eres feliz y te supone un gran esfuerzo e incapacidad escapar de ahí.

Para empezar y como introducción a este artículo me gustaría comentar que los vínculos relacionales y afectivos de pareja son específicos y se construyen y nos adherimos a ellos de forma diferente a otro tipo de vínculos. La pareja es una persona que aparece en nuestra vida, la cual a diferencia de nuestra familia ocurre por una elección unidireccional, bidireccional… de la persona.

La motivación que mueve esa elección puede ser variada; vivir una vida al lado de otra persona y no estar sola/o, formar una familia y tener hijos/as, la idea del amor romántico que se transmite dentro de la sociabilidad colectiva en la que se destila la necesidad de otra persona para ser feliz y sentirse completa/o, de ser elegida/o y por lo tanto una persona especial y única para el otra/o.

¿Qué es la dependencia emocional?


Para seguir estructurando el texto definiremos qué es la dependencia emocional a las parejas. “La dependencia emocional se define como un patrón persistente de necesidades emocionales insatisfechas que se intentan cubrir de una forma desadaptativa con otras personas(Castelló, 2000).

En todas las personas existe cierto nivel de dependencia afectiva de carácter psicosocial, de manera que muchas personas necesitan a la gente y viceversa, dado nuestro carácter eminentemente relacional y el hecho de que hayamos de definirnos como animales sociales, el problema se da cuando esa necesidad afectiva es extrema  y el sujeto es controlado por esta. Cómo señalan los psicólogos.


¿Cómo puedo saber si tengo dependencia emocional de mi pareja?


Para saber si eres una persona dependiente, atiende lo que aparece a continuación;

La persona dependiente experimenta una relación de subordinación hacia la otra persona, un anhelo intenso junto con una necesidad compulsiva  de estar con ella y   reacciones negativas por la ausencia de esta, similar a una sensación de abstinencia. Las y los dependientes se colocan en relaciones donde se acomodan y es el otro/a persona la que decide y maneja el cuándo, el cómo y el dónde. Se manifiestan sentimientos de insatisfacción, soledad, tristeza, abatimiento, desánimo, culpa, además de vacío emocional. Un intenso miedo a la soledad,  baja tolerancia a la frustración y aburrimiento. Desarrollan un mecanismo de autoengaño ante la incapacidad de ver aspectos negativos y tóxicos de la relación en la que se encuentran aunque haya hechos objetivos, constatados y reales que son vistos por la gente de su alrededor y que demuestran que la relación no es buena y no va bien.

En la identidad de la persona se observa un autoconcepto débil y frágil, baja autoestima, ponen el foco de su atención en el otro y en proporcionar respuesta a las necesidades de su pareja, llegando al abandono de conductas de autocuidado y asumiendo en múltiples ocasiones la responsabilidad y solución de los problemas de la persona de la cual dependen (altruismo patológico).


¿Qué factores han influido en el origen de una persona dependiente?

 

Como base de este patrón de conducta y de vínculo afectivo desadaptativo entre otros se ver como eje transversal un sentimiento de no ser suficiente para el otro, de no ser una persona querible, tal y como esa persona es. Enumeraremos algunas de las causas; Durante la construcción de la identidad de estas personas se han podido producir heridas en la etapa de desarrollo de un correcto narcisismo, valoración de uno/a mismo/a, sensación de no estar a la altura, inexistencia de pensamiento de aportar, e iniciativa para crear. Se han podido mover en reacciones de distancia y frialdad donde no se han celebrado los logros conseguidos y la persona se ha visto atrapada en una constante lucha en busca de la aprobación y agrado de las figuras de referencia.


Unido a lo anterior también se pudieron dar situaciones de alta exigencia y de la devolución de la sensación de no ser útil para hacer algo y la necesidad de que sea la otra persona la que consiga solucionar las dificultades, mermando la autonomía y crecimiento personal.


Formas de comunicación agresiva, de no aprecio y descalificación, agresividad física y/o psíquica, chantaje emocional de abandono a la figura de amor incondicional dejando fijada a la persona en la culpabilidad.


Relaciones de sobreprotección con una intensidad y duración altas, las cuales han generado una sensación de necesitar al otro para poder desarrollarse de manera exitosa en la vida y de profunda sensación de abismo ante la ausencia de la persona querida.

 

También se activan miedos como;


-       Miedo a perder a la persona con la que estás ya que esta persona te proporciona una sensación de pseudoseguridad.

-       Miedo a que se fije en otra persona, ponga su atención en otro/a, lo que despliega comportamientos de adaptación a las necesidades y gustos del otro/a con tal de no perderlo/a. Dejando vía libre a relaciones posesivas, dominantes, autoritarias y celotipias.

-       Miedo a la soledad y sentimiento de abandono. Idealizan a la persona por la que sienten un amor ansioso y desmedido.

-       Miedo a sentirse vacío ya que estas personas se alimentan y se llenan del reflejo de su imagen y valía  que las personas que están con ellas, les devuelven como si la no existencia de la pareja fuese una inexistencia de su “yo”.

¿Es una relación sana de vinculación?


La respuesta es NO.

Las relaciones de dependencia emocional son relaciones asimétricas, desequilibradas, donde una de las personas asume una posición de subordinación y otra de dominación. Debido a los mecanismos de autoengaño y negación del tipo de relación en la que está inmerso/a se produce un estado de aislamiento de la familia y entorno social de la persona dependiente. Se producen acciones de no buen trato, de desvalorización, humillación y de incapacidad. Se da una relación de tipo vertical donde no se generan los ingredientes necesarios para que se produzca una relación sana.

En una relación sana se da autorregulación emocional (yo sola/o) y la coregulación (con ayuda de otros/as); confianza y seguridad; autonomía e intimidad.

 

¿Puedo hacer algo para cambiar mi forma de relacionarme en pareja?


La respuesta es SI

Se puede salir de una relación de dependencia afectiva y  es necesaria una gran autodeterminación e identificar y concienciarme de las dificultades que tengo  comenzando a trabajar sobre ello.  Por lo que recomendamos el poder hacerlo dentro de un proceso terapéutico donde se realice de una manera acompañada, la reconexión con nuestro autoconcepto/autoestima, la confianza y seguridad en uno mismo/a, ir desprendiéndonos de todos los miedos, comenzar a salir de esa zona que nos genera tanto sufrimiento e incapacidad y emprender un nuevo camino de construcción y adherencia a vínculos horizontales y a relaciones sanas y de buen trato.


“QUE EL AMOR VALGA LA ALEGRÍA, NO LA PENA”. ACCION POÉTICA

Género al que pertenece la obra: Literatura digital
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias