Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 18 de octubre de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Mi nuevo método para “leer” más libros

Como buen amante de los libros que soy no dejo pasar un solo día sin al menos dedicarle unos veinte minutos a la lectura. Es más que un hobby, es un hábito de vida. Disfruto mucho cumpliendo esa rutina de tomar un libro o la tableta y leer.

Hace poco he recibido unos auriculares de regalo, más precisamente unos airpods, antes de continuar voy a confesar algo que no se debería hacer pero que lo he hecho. He buscado Airpods Baratos en Google para tener una idea de cuánto dinero había gastado quien me los regaló. Sí, lo sé está muy mal lo que hice pero soy curioso por naturaleza. Además de esa forma voy a esmerarme cuando le deba realizar un obsequio a esa persona.

Dicho, esto vuelvo la tema que nos incumbe. Con los auriculares además de escuchar música busco audio libros. Si bien no se puede considerar que esté leyendo al menos estoy absorbiendo conocimientos.

Como bien sabrán, la lectura despierta ciertas áreas del cerebro que no se activan con el oído. Esto implica que ejercito mi cerebro de una forma diferente a la cual se encuentra acostumbrado. Obviamente, esto repercute positivamente en las neuronas. Cuanto más uses tu mente más conexiones de neuronas mantendrás vivas. Esto con el pasar de los años te aportará una ventaja muy grande por sobre quienes no se han preocupado de entrenar su mente.

Aumenté la cantidad de libros leídos

Gracias a los airpods he conseguido leer o mejor dicho escuchar el contenido de libros en diferentes situaciones. Esto implica que mi tiempo dedicado a tomar conocimientos se ha visto cuadriplicado. Incluso creo que podría aumentarlo aún más pero lo haré de forma paulatina.

Mejora en la retención de información

Un párrafo aparte merece explicar que he notado una gran mejora en mi capacidad de retención de información cuando escucho un audiolibro mientras realizo ejercicio en el gimnasio. Esto me ha sorprendido mucho y he decidido buscar información sobre el tema.

Encontré que se habían realizado varios estudios científicos acerca de cómo la actividad física mientras se realiza una actividad cognitiva mejoraba la memoria. En los journals leídos explicaban que durante el ejercicio se activaban zonas del cerebro relacionadas con la memoria con lo cual la mente era capaz de mejorar la retención de datos.

Como es de esperar, en el journal se explicaba todo de una manera muy científica por lo cual decidí consultar el tema con un amigo neurólogo. Él me explico los procesos de una forma más cercana al lenguaje común de los no profesionales. En pocas palabras, afirmó que esos estudios eran verídicos y además es un tema bastante estudiado por la neurología.

Por un momento, pensé que yo había descubierto algo nuevo pero un simple búsqueda en internet me quitó mi ilusión. Era algo ampliamente estudiado desde hace décadas.

Conclusiones

En la medida de lo posible, voy a intentar escuchar audiolibros y demás temas de formación profesional mientras realizo ejercicio en el gimnasio o cuando salgo a trotar al parque.

Un simple regalo me ha llevado a incrementar el tiempo diario dedicado a mi crecimiento cultural. Increíble cómo un simple obsequio ha repercutido tanto en mi rutina.

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias