Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 15 de junio de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Cambios de patrones de consumo en la hostelería

Salir de casa para comer en un restaurante es una experiencia que ha cambiado mucho en el último año. Con la amenaza de la pandemia todavía pendiendo sobre nuestras cabezas, ahora nos encontramos con aforos limitados, con terrazas al aire libre, así como con todo tipo de medidas de bioseguridad.

Hemos ido normalizado estos hábitos de consumo mientras nos adaptábamos a la nueva realidad. Todo parece indicar que algunas formas de consumo han llegado para quedarse para siempre.

Lo mismo ocurre en nuestras cocinas: ahora pasamos más tiempo cocinando. Gracias a las recetas, y a la gran cantidad de electrodomésticos que podemos comprar si esfuerzo a través de Internet, cocinar es más sencillo que nunca.

El portal español My Little Kitchen que avala esta tendencia de compra de pequeños electrodomésticos por el canal online. "Ahora podemos encontrar calidad, buenos precios, y toda la variedad que necesitemos a la hora de hacer determinados platos", señala su editora, Isabel Delgado.

En los siguientes apartados vamos a profundizar en como han cambiado nuestros hábitos de consumo en el último año.

Cada vez salimos menos

Una encuesta llevada a cabo por parte de la GIPEyOP (Acrónimo del grupo de Investigación en Procesos Electorales y Opinión Pública de la Universidad de València), un 33% de los españoles ha dejado de salir de sus casas para acudir a los establecimientos convencionales. Tan solo un 51,9% de la población sigue acudiendo con la misma frecuencia antes de que se desatase la pandemia.

El Barómetro de Tendencias de Restauración de Unilever Food Solutions, Facyre y Hostelería nos indica que entorno al 23% de los españoles consume más de delivery que antes. Esto es bastante lógico, ya que es la única forma de consumir durante las épocas de confinamiento. También lo es para muchos municipios, es donde muchos establecimientos todavía siguen cerrados.

Sin embargo, tenemos un dato curioso, y es que un 18% de los españoles hemos decidido probar con nuevos establecimientos a través de la fórmula del delivery. Esto es muy poco habitual en la hostelería. Por lo general, los clientes éramos de hábitos fijos a través de esta fórmula de consumo online.

Las cartas digitales sustituyen a los QR

Las cartas digitales parecen están abocadas a la desaparición. La mayoría de los locales ya han implantado un sistema de código QR; lo único que tenemos que hacer es escanearlo con la app correspondiente y tendremos una carta digital para saber que es lo que nos pedimos. Estas cartas tienen muchos beneficios:

  • Cambio rápido de ofertas o promociones.
  • Añadir o eliminar platos de la carta sin coste.
  • Corregir cualquier errata en el momento.
  • Se reduce la inversión en papelería.
  • Es un sistema más ecológico.

Reservas a través de Internet

El aforo limitado nos obliga a que hagamos una reserva antes de acudir a cualquier establecimiento, y la fórmula favorita por el público es hacerlas a través de Internet.

Los hosteleros, además de contar con una previsión de como gestionar los servicios de comida, también lo tendrán más fácil para dar forma una base de datos de clientes. A través de la BD, podrán enviar información sobre ofertas, eventos, o llevar a cabo estrategias de fidelización.

Forma de pagar

Antes de la pandemia, el pago en cafeterías o en algunos restaurantes era en efectivo. Ahora se sigue haciendo, aunque la tendencia es decantarse por el pago mediante tarjeta.

Así se minimiza la posibilidad de contagio (gracias a tecnologías como Contactless), además de dar mayor versatilidad den el pago (mayor rapidez, no se pierde tanto tiempo con el cambio, etc.). Estos son algunos de los cambios de consumo en la hostelería/restauración y en nuestros hogares.

Género al que pertenece la obra: Ensayo literario
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias