Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 15 de junio de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Los estudios hallan nuevas pistas sobre las técnicas de coser antiguas

¿Sabías que la costura es un arte que tiene más de 20.000 años de antigüedad a sus espaldas? Este método en el que se unifican diferentes telas con algún sistema de perforación y se entrelazan con un hilo es mucho más antiguo de lo que se piensa.

Antes se hacía a mano, con hilo y aguja, y ahora se usan máquinas de coser. Vamos a hacer un viaje en el tiempo para estudiar este arte teniendo en cuenta las primeras referencias que se conocen.

¿Cómo se cosía en la antigüedad?

Según el portal Coserbien, se ha podido saber que en los hallazgos arqueológicos más destacados sobre este tema, nos encontramos con unas rudimentarias agujas de coser que estaban fabricadas con cuernos o huesos de animales. Además, los primeros hilos que se utilizarán para juntar los diferentes tejidos se diseñarían con fibras vegetales o con tendones procedentes de animales.

Los historiadores piensan que los primeros seres humanos empezarían a utilizar pieles grandes de animales con el objetivo de cubrir su cuerpo, protegiéndose así del frío, del calor, así como de ciertos impactos. Para ceñir la piel se utilizarán tendones u otras tiras de piel.

A medida que pasó el tiempo, estos seres humanos empezarían a crear hilos y cuerdas que les darían capacidad para unir piezas más pequeñas. Así, ya no sería necesario cazar animales grandes únicamente para conseguir su piel, y es que ya podían aprovecharse dela piel de zorros, conejos, hurones, entre otros animales.

Precisamente estos nuevos materiales les ayudará a adentrarse en la confección de nuevos materiales, como podría ser el caso de bolsas, contenedores para transportar y conservar el agua, incluso algunas rudimentarias tiendas de campaña.

Debemos apreciar la dificultad de hacer algo así: al fin y al cabo, las agujas que se diseñaban debían tener el filo suficiente para atravesar las pieles. Curiosamente, el diseño original de las agujas se mantiene en nuestros tiempos, aunque ahora utilizamos mejores materiales.

Costura en el periodo neolítico

En el periodo neolítico nos encontramos interesantes innovaciones que revolucionarían todo lo que se sabía de costura hasta el momento. Evolucionarían las técnicas para hilar fibras procedentes de los vegetales y de los animales (como el lino o la lana). También se construirían los primeros telares manuales.

Otra de las innovaciones que destacan de la época son los alfileres (es decir, agujas que ya tenían una cabeza para pasar el hilo). Las agujas también son mejoradas, haciéndose mucho más finas para poder trabajar utilizando hilos menos gruesos y así lograr trabajos muy finos.

Las agujas también evolucionan

Las agujas están íntimamente ligadas al arte de coser, por lo que también han evolucionado mucho.

A partir del neolítico empezaron a fabricarse las primeras agujas metálicas. Primeramente se diseñarían en cobre, para más adelante ser de bronce, acero, o hierro y posteriormente irían avanzando hasta las fibras vegetales.

En pleno siglo XXI podemos encontrar una larga serie de materiales, para que podamos utilizar el que mejor se adapta al trabajo que tenemos entre manos.

La forma de las agujas también ha cambiado: con el paso del tiempo, la aguja se fue haciendo más pequeña y más curva, para adaptarse así a las tareas más exigentes.

Evolución del hilo

A través de materiales como la lana, algodón o lino se crearían fibras de hilo muy resistentes. Esto se haría a través de un sistema de estiramiento y enrollado.

Al principio, esta tarea era muy tediosa, ya que se hacía a mano. Más adelante, aparecen herramientas como la fusayola o el huso que se empleaban para retorcer el hilo a través de un movimiento circular.

La rueca es otro invento que acabaría dejando en desuso al huso.

Estos son los principios del arte de coser, el origen de como todo ha evolucionado hasta nuestros tiempos.

Género al que pertenece la obra: Guión
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias