Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 27 de julio de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿Cuándo acudir al traumatólogo? Causas comunes de dolor severo de rodilla

El dolor severo de rodilla puede ocurrir en personas de todas las edades por una variedad de razones. Percatarse y tener consciencia de la causa que provoca el dolor severo de rodilla permite ayudar a una persona a buscar tratamiento y, en consecuencia, aliviar los síntomas y recuperar la movilidad.

Varias partes ayudan a la rodilla a hacer su trabajo, que incluyen:

  • huesos
  • cartílago
  • músculos
  • ligamentos
  • tendones

Cualquiera de estas partes es susceptible a enfermedades y lesiones, lo que puede provocar dolor severo en la rodilla.

Si buscas traumatólogo en Málaga te aconsejamos la Clínica Doctor Espejo, formada por un equipo de traumatólogos especialistas en rodilla.

A continuación, te citamos las causas más comunes del dolor severo de rodilla:

Trauma

La  rodilla como una de las articulaciones más propensas a sufrir lesiones. La estructura general y los componentes de la rodilla aumentan el riesgo de ciertos tipos de lesiones, que pueden causar dolor e impedir el funcionamiento completo.

Las lesiones comunes de rodilla se provocan debido a desgarros en uno de los tres ligamentos principales de la rodilla. Las lesiones de ligamentos generalmente requieren cirugía.

Estos son:

  • el ligamento cruzado anterior (LCA)
  • el ligamento colateral medial (MCL)
  • el ligamento cruzado posterior (LCP)

El traumatismo de rodilla también puede provocar lesiones como resultado del exceso de trabajo o el estiramiento excesivo de un tendón. La inflamación, la tendinitis o las roturas pueden causar dolor de rodilla.

La tendinitis rotuliana es el concepto que hace referencia a la irritación e inflamación del tendón rotuliano de la rodilla. Un tendón gravemente roto mayormente requiere pasar por quirófano.

Los casos con menor gravedad se pueden tratar con un soporte rígido denominado férula el cual mantiene la rodilla en una posición fija durante el proceso de curación.

Otros traumas a tener en cuenta son

  • Bursitis de rodilla: Una lesión que inflama la bolsa puede provocar bursitis. Las bolsas son pequeños sacos llenos de líquido que amortiguan la parte exterior de la articulación de la rodilla y permiten que los tendones y ligamentos se deslicen fácilmente sobre las articulaciones.
  • Fracturas: El trauma de una caída o colisión puede provocar fracturas en los huesos de la rodilla. La rodilla contiene varios huesos que pueden romperse, incluida la rótula.
  • Rótula dislocada: algunas lesiones pueden hacer que la rótula semueva fuera de lugar. Se necesita un golpe muy poderoso para causar este tipo de daño. Aunque es reversible, la dislocación de la rodilla es extremadamente dolorosa.

Trastornos degenerativos del tejido

La osteoartritis provoca la degeneración del cartílago y los tejidos circundantes de la rodilla. Puede producir dolor, rigidez y disfunción articular.

La condición degenerativa es provocada en condiciones normales como resultado del envejecimiento. Aunque no existe cura para esta enfermedad degenerativa, mediante el ejercicio suave y con analgésicos se pueden controlar sus síntomas.

La artritis reumatoide (AR) es un trastorno autoinmune inflamatorio que afecta las articulaciones.

El sistema inmunológico ataca los tejidos de las articulaciones en lugar de los elementos dañinos del cuerpo.

A diferencia de los trastornos del tejido degenerativo, la AR y otros trastornos del tejido conectivo afectan el revestimiento de las articulaciones. El resultado es una inflamación dolorosa en las articulaciones de la rodilla. Si una persona no recibe tratamiento, la AR puede provocar erosión ósea e incluso deformidad articular.

No existe cura para la AR, pero existen opciones de medicación y tratamiento disponibles. Los AINE, los corticosteroides y los agentes biológicos son algunos de los posibles tratamientos, así como los fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FAME).

Problemas metabólicos

Las causas metabólicas del dolor de rodilla a menudo ocurren junto con una enfermedad que afecta a varias partes del cuerpo, como la gota .

La acumulación de cristales de ácido úrico en las articulaciones puede causar gota, una de las molestias metabólicas más comunes que pueden afectar la rodilla.

La gota es una forma de artritis y puede ser extremadamente dolorosa. Provoca hinchazón e inflamación en la rodilla y puede reducir el rango de movimiento en el área.

Un médico a menudo recomendará medicamentos antiinflamatorios u otros tratamientos que ayuden a descomponer los químicos en los cristales de gota.

Infección

La celulitis es una infección cutánea bacteriana muy grave que puede afectar la rodilla y el área circundante.

Los síntomas a menudo incluyen enrojecimiento en el área infectada y piel que se siente caliente y extremadamente sensible al tacto.

La infección se puede extender a otras áreas o zonas del cuerpo, incluidos los ganglios linfáticos y el torrente sanguíneo. La celulitis puede poner en peligro la vida si hay retrasos en el tratamiento.

Debe prestar mucha atención a los rasguños o hematomas, y más aún si no parecen estar curándose.

En la mayoría de los casos, una persona puede tratar la celulitis tomando antibióticos. Los signos y síntomas normalmente desaparecen a los pocos días de tratamiento.

También es posible que se produzca una infección llamada artritis séptica en las articulaciones de la rodilla, que cause hinchazón, dolor y enrojecimiento. 

 El tratamiento es simple y efectivo si una persona recibe atención de forma rápida para la artritis séptica, aunque si no se trata la infección de forma eficiente, puede provocar daños de forma permanente en el cartílago de la rodilla.

Género al que pertenece la obra: Ensayo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias