Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 27 de julio de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Tensiómetros: Guía básica

Una presión alta o el hecho de ser hipertenso es un gran riesgo para la salud. Una enfermedad cardíaca podría causar un derrame cerebral o un ataque cardíaco. Para conocer el estado de tu pensión sanguínea, Tensiometro.com.es te ofrece los mejores tensiómetros calidad/precio capaces de adaptarse  tus necesidades.

Visitar un médico, utilizar un tensiómetro y seguir un adecuado tratamiento, te dará un estilo de vida más sano. Tener en casa un dispositivo para medir la tensión es vital en un hogar. ¿Quieres saber por qué?

¿Para qué sirve un tensiómetro?

Es un aparato médico apto para uso doméstico que ayuda en la prevención de complicaciones graves de la salud. Mide la presión sistólica y diastólica de manera rápida y sin salir de casa.

La banda del tensiómetro, se coloca en la parte superior del brazo, la cual se infla de forma manual o automática. Detiene el flujo de sangre en las arterias y el bombeo del corazón se registra como presión sistólica y diastólica.

Tipo de tensiómetros

Existen multitud de opciones a la hora de adquirir un tensiómetro, aunque lo principal es fijarse en si está homologado. A continuación, te citamos los tipos de tensiómetros que son utilizados en consultorios médicos y hogares:

Tensiómetros digitales:

Por su comodidad, facilidad al usar y accesibilidad, son los más populares en el mercado. A diferencia de otras herramientas para medir la presión, no suelen proporcionar mediciones 100% exactas.

Tensiómetros analógicos:

Son herramientas utilizadas específicamente por profesionales médicos, ya que requiere una serie de conocimientos específicos para emplearse y por ende es más exacto. Se usan en consultas como parte del protocolo de chequeo del paciente.

Tensiómetros de mercurio:

Tiene una gran precisión y es realmente exacto, aunque están prohibidos por contener un elemento altamente contaminante como el mercurio. Aunque es usual verlo en centros médicos por ser un aparato confiable al momento de medir la tensión del paciente.

Tensiómetro aneroide

El tensiómetro esfigmomanómetro, es solo para la medición de la presión arterial, sistólica y diastólica. Es un tensiómetro manual, utilizado en hospitales por profesionales de la salud a la hora de realizar chequeos rutinarios.

Elementos que tener en cuenta al comprar un tensiómetro

Expertos recomiendan a las personas con hipertensión tener un tensiómetro en casa. Para agilizar el control diario y evitar problemas graves, es importante tenerlo al alcance cuando es necesario. Además de que debe estar homologado, es esencial tener en cuenta los siguientes elementos al adquirir un tensiómetro:

Pantalla

Las cifras se deben mostrar de manera clara y precisa, que sean fáciles de interpretar. Algunos tensiómetros incluyen un semáforo de colores para señalar si la tensión está alta o baja. Las indicaciones explican que en caso de obtener luz naranja o roja, debe acudir al médico de inmediato.

Batería

Existen tensiómetros con baterías recargables e incluso solares. Lo fundamental es que sea una de larga duración o de fácil carga para evitar imprevistos en momentos menos oportunos.

Dimensiones

El aparato debe tener un tamaño grande, lo suficiente para poder visualizar bien las cifras en su pantalla, aunque debe también de ser fácil de guardar, sencillo de transportar con comodidad y resistente ante golpes

 

 

Género al que pertenece la obra: Ensayo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias