Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Domingo, 13 de junio de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

La chanclas y su paso por la historia

En verano, lo habitual es usar unas gafas de sol, disfrutar de helados o usar un par de chanclas. Estos complementan son la esencia de los paseos y excursiones típicas de la temporada. Por consiguiente, en Tuschanclas.com.es tienes a tu alcance la posibilidad de comprar entre todos los tipos y colores que prefieras de chanclas.

Así pues, al ser tan populares sobre todo en verano, con el paso de los años siguen tomando fuerza y protagonismo entre las nuevas tendencias. De ahí que sean consideradas como uno de los pocos artículos que se revalorizan por sí solos con el tiempo.

¡Conociendo la historia de las chanclas!

Como anteriormente se mencionó, este famoso calzado se ha popularizado con el paso de los años, no siendo de tres, cinco o diez años atrás sino más bien de 2.500 a.C. Por lo tanto, según historiadores reconocidos, se habla de su origen en la antigua Mesopotamia, debido a que en algunas de sus esculturas se observa claramente el calzado en sus pies.

A continuación, estos son algunos de los momentos a lo largo de la historia antigua donde se han registrado apariciones de este calzando tan popular.

Mesopotamia

Cabe destacar que esto fue evidenciado al verse registrado en los pies del (para ese entonces) Rey Naram-Sin, eran tan solo un par de suelas con tiras entre los dedos.

Egipto

Dentro de la reconocida tumba de Tutankamón se encontraron, entre diversos y extravagantes tesoros, chanclas con materiales exclusivos como joyas y demás.

Roma y Grecia

En la antigua Roma era bastante popular su uso porque no solo eran para el cuidado de los pies, sino también en algunos casos para tener una mayor estatura.

Japón

Su origen se remonta a siglos pasados bajo el nombre de geta; según cuenta la leyenda este calzado fue inventado por un Rey en honor a un súbdito suyo.

¿Cuáles son sus beneficios?

Entre tantas ventajas y desventajas que hoy en día pueden ser atribuidas a su uso, encontramos una larga lista de opiniones al respecto. Por lo tanto, a continuación, tres beneficios indiscutibles del porqué son una gran opción para pasar el rato.

Pies libres de olores

Tan sólo en los pies existen más de 200.000 glándulas sudoríparas, lo que explica el hecho de que los pies tiendan a sudar con mayor facilidad. De ahí, nace el hecho de que las chanclas sean tan favorables para cualquiera que las use, pues no sólo ayudarán en el proceso de transpiración sino también a combatir hongos.

Pies libres, NO descalzos

Si eres de aquellos que aman ir descalzos de un lugar a otro, te interesará esto, pues está comprobado, según pediatras de renombre, lo perjudicial que puede llegar a ser. Así que la mejor manera de sentirte tan libre como cuando estás descalzo sin descuidar tu salud, es usando chanclas, fáciles de poner y quitar, ligeras, descubiertas y seguras.

Pies libres y versátiles

En caso de que uno de tus grandes problemas al salir a pasear o ir de compras sea el no poder combinar tus zapatos y atuendos con facilidad, esto es para ti. Existe tanta versatilidad en chanclas por sus bonitos diseños, colores y formas en el mercado que no tardarás más de 2 minutos en escoger unas para ti.

 

 

 

Género al que pertenece la obra: Ensayo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias