Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 18 de septiembre de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿Conoces las increíbles ventajas de una cama japonesa?

No podemos negar que una de las partes más importantes de nuestro día es el descanso nocturno puesto que dependiendo de la calidad del mismo, va a depender nuestro ánimo y emociones, el estado de salud y nuestro bienestar físico. Para lograrlo, debemos contar con una cama que se adapte a nuestras exigencias y necesidades, y que al mismo tiempo nos brinde la comodidad necesaria para lograr un sueño profundo y un descanso adecuado, como lo es una cama japonesa.

La cama japonesa: la mejor cama que puedes adquirir. Conoce sus ventajas

En la actualidad, existe una extensa diversidad en cuanto a camas se refiere, por lo que encontraremos un mercado repleto de las mismas, las cuales varían en tamaños, alturas, grosores, colores, materiales o modelos. Por ende, la elección de una cama perfecta puede resultar compleja para muchos o agotadora para otros. Para facilitarte el proceso, te recomendaremos una de las mejores invenciones de este gremio, que ha logrado trascender con los años: la cama japonesa.

Seguramente alguna vez has escuchado hablar sobre este tipo de cama, la has visto en alguna película o programa televisivo, o simplemente las haz visto alguna vez en una tienda comercial, siendo uno de los símbolos tradicionales más conocidos de la cultura japonesa. Estas se caracterizan por componerse de una base muy delgada (puede ser un tatami o un futón), la cual se va a ubicar casi al ras del piso y el colchón se localizará por encima de esta.

Este peculiar estilo de cama se originó en el Japón antiguo cuando los habitantes de dicho país tenían que ahorrar la mayor cantidad de espacio posible, puesto que las viviendas contaban con espacios muy reducidos. Por ello, los habitantes decidieron ingeniárselas y fabricaban los muebles más bajos, dentro de ellos, las camas que se encontraban casi al ras del piso.

Así fue que logró ser parte de la cultura japonesa, siendo un símbolo tradicional, que a pesar de que hoy en día no se utilice con tanta regularidad, es una de las mejores opciones para descansar. Ahora bien, este inventó no simbolizó problema alguno, al contrario, desembocó una serie de beneficios y ventajas para todos aquellos que las utilizaran, como los que te explicaremos a continuación:

  • Tendrás menores riegos de hacerte daño, ya que la distancia que existe entre la persona y el suelo, es mínima. De esta manera, no te lastimarás en el caso de que te caigas de la cama; no será nada más grave que unos leves golpes.
  • Es una opción económica para dormir, puesto que el precio total de los elementos que la componen es mucho menor, en comparación con otras camas.
  • Los infantes se caracterizan por ser muy inquietos, hasta en la hora de dormir, por lo que habilitar una cama japonesa para tus niños, será la mejor protección contra que se hagan daño mientras duermen o juegan en la cama. Despreocúpate de que se lastimarán al caerse de la cama mientras duermen.
  • Normalmente, las bases de las camas (tatami) se encuentran fabricados con materiales obtenidos de la naturaleza, los cuales no tendrán compuestos sintéticos.
  • Debido a que se trata de una superficie lisa y plana, adoptaremos una posición mucho más ergonómica y saludable. Esto evita que desarrollemos dolores de espalda, lumbalgias, tensiones, contracturas musculare, problemas de columna, hombros y cadera desalineada o torticolis.
  • Es ideal para ahorrar espacio, puesto que la mayoría de los tatamis y futones son plegables. De esta manera, podrás guardarlos en el día y sacarlos en la noche. Asimismo, no son muy grandes, por lo que tendrás mucho más espacio en tu habitación.
  • Te asegura un descanso profundo y reparador, por dos razones: al estar en una superficie lisa, adoptarás una posición adecuada para dormir lo que te permitirá descansar correcta y saludablemente. La segunda razón, se refiere a que se encontrará construido de materiales naturales, cuyo olor produce una relajación más efectiva.

¿Cómo puedo obtener una cama japonesa?

Como sabemos que te decidiste a cambiar tu vieja cama por una cama estilo japonesa, te enseñaremos las diversas formas de adquirir esta increíble y saludable alternativa para dormir. Dentro de las dos opciones que posees, la primera se refiere a obtener tu cama japonesa en una tienda comercial donde puedes escoger la que más te guste, con los colores que desees y con precios accesibles.

La segunda opción será fabricarla tú mismo, puesto que es muy sencillo. Lo primero a realizar es conseguir varios tablones de madera, tornillos, taladro y una base. Atornilla cuatro tablones para formar un marco rectangular de un 1.60 metros y 2 metros de largo, asegúralos con tornillos. Con cuatro tablones más, ubícalos horizontalmente dentro del marco, uniéndolos al marco para crear una estabilidad como la de las camas convencionales. Sitúa la base encima del marco y asegura. Para finalizar, coloca tu colchón encima y disfruta de tu nueva cama.

Otra forma de crear tu propia cama japonesa tradicional, es reunir todos los elementos que la componen y armarla. Para la base vas a utilizar un tatami, el cual debe estar fabricado de un producto natural. Posteriormente, coloca un futón encima del mismo para sustituir el colchón. ¡Y listo, tu cama está lista para ser usada!

Género al que pertenece la obra: Literatura digital,Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias