Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 25 de septiembre de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Todo lo que necesitas saber sobre el divorcio

Lo primero que debes tener presente es que el divorcio no es sinónimo de fracaso ni tampoco de deudas, es el fin de una relación social que no necesariamente debe concluir en malos términos. Ciertamente engloba muchas dificultades emocionales y legales que hay que tomar en cuenta al momento de elegir o decidir ejecutar esta opción. Lo ideal es informarse, previo, sobre el proceso al que se le dará inicio.

También es importante pensar siempre en el bienestar de todos, y mucho más si hay hijos de por medio, la premisa debe ser “mutuo acuerdo”, si los padres están bien, los hijos lo estarán, si los padres toman malas decisiones, las consecuencias la pagarán los más vulnerables. Escoge y participa en un divorcio sin conflictos, sin enfrentamientos ni rivalidades, donde el objetivo en común sea la tranquilidad de cada miembro.

¿Quién puede ayudarte en este tipo de procesos?  Un abogado, es el profesional con toda la experticia necesaria, quien puede aclarar todas tus dudas y guiarte durante el protocolo. Sin embargo, debes tener buen criterio al elegirlo porque de su desempeño puede variar el resultado del divorcio, consecuencias que le atañen a ambos cónyuges.

Primeras medidas a tomar para proceder al divorcio

Lo primero será tener en cuenta el historial de crédito, siendo importante la economía familiar, ya que todos los datos cuentan y son importantes ante este procedimiento, pues se vela por la distribución justa para cada participante, respetando las clausulas estipuladas en las leyes locales. No solo cuentan los ingresos, sino también los egresos, deudas, gastos en general. Esto con el fin de que ninguna de las partes altere el reporte y que los bienes alcanzados bajo la sociedad matrimonial sean equitativos.

En segundo lugar está el cerrar cuentas mancomunadas; si uno de los participantes del divorcio hace uso de los beneficios de estas cunetas en común, se procederá a descontarse de su porción total, pues se estima que desde que se decide finalizar con el contrato matrimonial, desde ese mismo instante la división debe ser a partes iguales. Por ello, la recomendación de los expertos es que de existir cuentas conjuntas, los conyugues hagan la división del 50% exacto, por mutuo acuerdo.

Como tercer aspecto, están los ahorros protegidos. Todo lo que se adquiera bajo el formato del matrimonio, en el momento de la disolución pasa a ser dividido a la mitad, incluyendo los ahorros. Sin embargo hay un punto que resaltar, se trata de las herencias, donaciones, etc, estas conservan su carácter privativo, es decir que corresponde únicamente al titular a quien fue otorgado y no debe ser tomado en cuenta como bien matrimonial.

La claridad en el flujo de dinero dentro de la relación de pareja, establecida legalmente, es de vital importancia, aunque parezca obvio, durante la unión, todo lo conseguido es de ambos, y al momento de la separación, se estima el mismo acuerdo. Por supuesto que nadie se casa para luego divorciarse, pero mientras más claras están las cuentas, menos procesos y malos ratos se sufrirán. También se debe tener en cuenta el bienestar de los hijos y determinar la pensión de alimentos y demás beneficios para ellos.

Otro punto a tomar en cuenta es que la edad de los hijos si es importante. Se ha determinado que el divorcio afecta más, emocionalmente hablando, a los hijos de mayor edad, es decir, un adolescente puede desarrollar rabia frente a esta circunstancia, un adulto puede tomarlo de manera negativa. Pero los pequeños, niños, resultan más flexibles ante estos eventos.  Si duda alguna, la peor etapa de un hijo para transitar por el divorcio de sus padres, definitivamente podemos decir que la adolescencia.

Debes contar con un buen abogado para la representación ante el juzgado, ya que un divorcio no es solo la disolución de un acuerdo, sino la mediación entre dos partes de velan por intereses propios, lo correcto es confiarle las soluciones objetivas a un profesional del derecho, que no solo resguardará bienes, sino también estabilidad emocional. Los abogados civiles cumplen un rol interdisciplinario, la suma de psicología y mediación para alcanzar un final feliz.

Pasos legales para llevar a cabo un divorcio

Comencemos por la documentación, siendo una de los aspectos más importantes para poder llevar a cabo todo el procedimiento del divorcio. También van a ser el primer requisito solicitado por parte de tu abogado, para poder comenzar a tramitar la demanda de divorcio. Son los siguientes:

  • Certificado original de matrimonio
  • Certificado de nacimiento de los hijos (en caso que los haya)
  • Certificado de empadronamiento
  • Títulos de las propiedades muebles e inmuebles de la pareja
  • Certificados de hipotecas, becas, herencias, prestamos, pensiones, etc.

Estar separado no es lo mismo que estar divorciado, atención con estos términos. El divorcio, para que sea legal, debe pasar por un juicio y finalizar en un juzgado, una vez realizada la sentencia, pasara un lapso de 15 días hábiles para que el proceso se formalice legalmente y entre en vigencia.  Será solo el día 16 que las personas pueden catalogarse legalmente divorciadas y poder contraer nuevamente matrimonio.

¿Luego del matrimonio, me puedo divorciar? La respuesta es si, pero debes esperar tres meses, que es el tiempo que se establece como mínimo, pasado este periodo, puede realizarse la solicitud de divorcio. Por supuesto que la ley no exige la convivencia durante este tiempo, pero es el prudencial, según el código civil  para que termine un trámite e inicie otro. Si la pareja no convive, se puede asumir una separación de hecho.

Sin embargo, existen excepciones para casos muy puntuales tales como la violencia de genero, donde se compruebe maltrato físico, psicológico, falta al derecho de la libertad, la integridad, la moral, o donde sea notoria la exposición al riesgo de la vida de uno de los conyugues.  En estos puntos, no es necesaria la espera de los tres meses, puede ser solicitado el divorcio de manera inmediata.

Es importante tomar en cuenta que sea cual sea la causa que lleve a una pareja al divorcio,  es necesario mediar, entender que la violencia psicológica no ayudará en nada ni acelera el proceso. Solo la pareja sabe cual es la solución más amigable para el bienestar individual y de los hijos. El mutuo acuerdo es la opción más madura y sana para poner punto final a una vida en pareja, que el algún momento nació del amor, logrando así una separación amistosa.

Género al que pertenece la obra: Literatura digital,Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias