Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 28 de mayo de 2022

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Cómo perder peso comiendo sano

Un gran error a la hora de enfocarnos en bajar de peso es someternos a dietas estrictas, limitar nuestro consumo de ciertos alimentos o dejar de comer, con el pensamiento de que esto nos ayudará a reducir tallas en menos tiempo. A pesar de que esto nos puede ayudar a perder esos kilos de más, son será por un tiempo y puede ser contraproducente para nuestra salud. Por eso es importante que aprendamos a comer saludable y sano para perder peso, y en este artículo te vamos a enseñar todo lo que tienes que hacer para lograrlo.

Tips para perder kilos comiendo saludable

Sin importar que duremos horas y horas en el gimnasio, si no tenemos una alimentación adecuada, no vamos a lograr perder esos kilos que tanto queremos que desaparezcan de nuestra figura. Como cada cuerpo es diferente, no existe un plan alimenticio predeterminado para cuando nos proponemos al bajar de peso, sin embargo, existen muchos consejos, tips y recomendaciones que debemos tener en cuenta para poder notar resultados efectivos, como los siguientes:

  • No te prohíbas los alimentos: esto es un gran error que realizan muchas personas a la hora de reestructurar su régimen alimenticio. Lo ideal es comer de todo, incluir todos los grupos alimenticios en tu dieta, sin dejar por fuera los azucares, proteínas y carbohidratos, ya que estos te van a brindar ciertas vitaminas y minerales que el cuerpo necesita para mantenerse saludable y en equilibrio. Al dejar de consumirlos, solo vas a producir que tu metabolismo se vea alterado. Solo tienes que tener en cuenta que debes comerlos de forma equilibrada.
  • Consume alimentos frescos: procura que la mayoría de los alimentos que consumas sean de origen natural y contenga la menor cantidad de químicos o aditivos, si es posible, elimínalos de tu dieta. Por ello, prioriza proteínas magras, verduras locales, frutas de temporada, semillas frescas y carbohidratos de granos completos. Ten en cuenta que los alimentos más dañinos son aquellos que son procesados.
  • Ten especial cuidado con la sal, las azucares y las grasas: a pesar de que son indispensables en tu alimentación, comerlas en exceso puede ser muy dañino para nuestra salud y serán las responsables de añadirnos un par de kilitos cuando nos pesemos en la balanza. Por ende, las grasas saturidas, el azúcar blanco, la sal y el trigo serán alimentos que debes comer con mesura, en cantidades apropiadas.
  • Verifica la etiqueta de lo que vas a consumir: no nos referimos a que pierdas la cabeza contando las calorías y azucares que consumes, si no que estés consiente de todos los ingredientes que contienen los productos que consumes, y por ende, todos aquellos que entran a tu organismo.
  • No comas de acuerdo a tus emociones: muchas personas tienen el habito de comer dependiendo de su estado de ánimo, ya que cuando se sienten ansiosas tienden a “picar” o comer muchos snacks, mientras que otras dejan de comer o se saltan comidas cuando se sienten tristes. Para evitarlo, se considera canalizar las emociones a través de otras alternativas y no con la comida; a esta práctica se le conoce como mindful eating o alimentación consciente.
  • Aprende a preparar los alimentos adecuadamente: dependiendo de la forma de cocción de los alimentos, vamos a mantener la mayoría de sus nutrientes o no. Por ende, se recomienda utilizar técnica como a la plancha, al vapor o al horno. No obstante, no se recomienda cocinar todos los alimentos de la misma forma.
  • No pases hambre: sin duda, el consejo al que más importancia debes darle, ya que el durar mucho tiempo sin comer genera afecciones a tu metabolismo. Debes tener en cuenta que no puedes durar más de tres o cuatro horas sin comer, por lo que debes organizar tu menú de comidas en desayuno, merienda, almuerzo, merienda, cena y merienda.
  • Cuida tus porciones: disminuye el tamaño de tus porciones, teniendo en cuenta que cada grupo alimenticio tiene una medida especifica de acuerdo a tu peso. Esto lo puedes consultar con tu nutriólogo, pero en líneas generales, debes incluir una proteína del tamaño de tu puño, media taza de carbohidratos y cereales, y una taza de vegetales.
  • El movimiento corporal será el mejor aliado: si bien comer correctamente nos ayudará a disminuir talla, si no realizamos alguna actividad física, ejercicio o practicamos un deporte, no vamos a perder peso adecuadamente.

Ejemplo de un menú saludable

En muchas ocasionas se nos complica crear un menú completamente balanceado donde incluyamos todos los grupos alimenticios necesarios para nuestro régimen alimenticio, por lo que te daremos un ejemplo de un menú diario en el que te puede basar para crear tus menús semanales correctamente.

En el desayuno puedes tomar una taza de té de tu preferencia, dos tostadas integrales con dos cucharadas de ricotta con orégano y un huevo revuelto. Para la primera merienda, dos rebanadas de melón con marañon. En el almuerzo un filete de pechuga a la plancha, tres cucharadas de arroz integral, dos cucharadas de frijoles y una taza de vegetales salteados. Para la segunda merienda una unidad de gelatina con nueces. En la cena puedes optar por un filete de pescado, con tomate y cebolla en rodajas. Para la última merienda, una pera. ¡Comida balanceada y deliciosa!

Género al que pertenece la obra: Literatura digital,Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias