Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 23 de mayo de 2022

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

La importancia de beber agua limpia a diario

Beber agua limpia todos los días es una parte crucial de la vida humana. El agua limpia puede prevenir muchas enfermedades y mejorar nuestra salud en general. Debemos beber al menos de 8 a 10 vasos de agua limpia todos los días porque ayuda en la digestión, nos mantiene hidratados y tiene muchos otros beneficios.

 

No debemos pensar en beber agua limpia como un lujo porque es un derecho humano y una necesidad básica para la supervivencia de los seres humanos.

 

Por este motivo, Kevin Wilson ha creado su blog https://waterfilterhelper.com/ en el que comparte muchos consejos útiles relacionados con el consumo de agua potable.

 

El agua limpia es importante, especialmente cuando consideramos que la mayoría de las personas no beben lo suficiente. Pero, ¿qué significa esto realmente para nuestra salud y el medio ambiente?

 

Significa que debemos ser más conscientes y asegurarnos de beber lo suficiente. Y esto no es tan fácil como parece.

 

¿Qué es el agua limpia?


El agua limpia es el recurso más importante que necesitamos para sobrevivir. Sin embargo, a menudo lo damos por sentado y no pensamos en su importancia.


El agua limpia es el recurso más esencial que todo organismo vivo necesita para sobrevivir en este planeta. También es una de las principales razones por las que la gente muere de hambre y sed todos los años.

 

El agua cubre el 70% de nuestro planeta y no podemos vivir sin ella. Todos sabemos lo importante que es el agua limpia y el gran impacto que tiene en nuestras vidas, pero ¿qué significa exactamente agua limpia?


Agua limpia significa:


● Limpio o libre de suciedad, sedimentos u otras sustancias que enturbien o interfieran con la claridad.

● Libre de materia orgánica o inorgánica que cause contaminación.

● Limpiar como resultado de ser filtrado.

 

¿Por qué es importante el agua potable limpia?


El agua potable limpia es la parte más esencial de un estilo de vida saludable. También puede ser una cuestión de vida o muerte para muchos. Sin embargo, es difícil encontrar agua limpia en algunas áreas.

 

Millones de personas en todo el mundo no tienen acceso a agua potable. De hecho, hay más de 700 millones de personas que no tienen ninguna forma de conseguirlo.

 

Sin agua potable segura y limpia, los niños a menudo se enferman y mueren de enfermedades diarreicas como el cólera, la disentería y la malaria. También pierden su educación debido a una enfermedad o discapacidad causada por agua no potable y prácticas de saneamiento inadecuadas como la defecación al aire libre.

 

Las consecuencias del agua potable sucia van más allá de la persona individual; impacta a la sociedad en su conjunto provocando desnutrición.

 

¿Cómo saber si el agua del grifo o embotellada es segura para beber?


El agua del grifo es siempre la opción más segura; tiene una regulación estricta y la EPA lo supervisa constantemente. El agua embotellada, por otro lado, puede variar de ser insegura a ser apropiada para el consumo dependiendo de dónde provenga.

 

El agua del grifo es de mayor calidad porque su sistema de distribución ha sido regulado por leyes federales y estatales durante años. En general, el agua embotellada cuesta más que el agua del grifo, por lo que si tienes un presupuesto ajustado, debes ceñirte al grifo o filtrarla tanto por tu salud como por tu bolsillo.

 

¿Cuáles son los riesgos asociados con no beber agua potable limpia?


La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el nivel seguro de agua potable como "agua potable cuyos contaminantes microbiológicos y químicos no representan un riesgo para la salud durante toda una vida de consumo".

 

Cada día, más de 2.000 niños mueren a causa de enfermedades relacionadas con el agua sucia. Una de cada 10 personas no tiene acceso a agua potable. Y todos los días, el número de esas personas aumenta en un 1%.

 

Cómo elegir el mejor filtro de agua


Elegir el mejor filtro de agua puede ser una tarea abrumadora, ya que existen múltiples factores a considerar. Una de las cosas clave a tener en cuenta es el tipo de filtros que se utilizan.

 

Hay muchos tipos diferentes de filtros que se pueden usar para un filtro de agua y cada uno tiene sus pros y sus contras. Un filtro que es popular es un filtro de carbón, ya que elimina los malos olores o sabores del agua. Estos filtros no eliminan los productos químicos del grifo, por lo que siempre deben combinarse con un filtro de carbón activado para este propósito.

 

Además del carbón y el carbón activado, otros tipos comunes de filtros incluyen la luz ultravioleta, la ósmosis inversa y los sistemas de destilación. Cada uno tiene su propio conjunto de ventajas y desventajas que deben evaluarse antes de ser elegidos como los más adecuados para un hogar.

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias