Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Domingo, 17 de octubre de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Las energías renovables en edificación, ventajas y viabilidad en eólica, solar y biomasa

Uno de los tres pilares básicos para mejorar la eficiencia energética de los edificios es la implementación de energías renovables, en este artículo haré una descripción de aquellos sistemas o instalaciones que, junto con la mejora de la envolvente, pueden llevarnos a lograr la máxima eficiencia. , menor consumo y reducción de emisiones, especialmente en edificios existentes que, durante muchos años, se construyeron sin ningún criterio de sostenibilidad. Como ventajas de las energías renovables, se armonizan perfectamente para poder integrarse en otros sistemas o instalaciones con la máxima eficiencia energética. La generación de energía solar y eólica se puede implementar en paralelo con otras instalaciones eficientes.

Uno de los tres pilares básicos para mejorar la eficiencia energética de los edificios es la implementación de energías renovables, en este artículo haré una descripción de aquellos sistemas o instalaciones que, junto con la mejora de la envolvente, pueden llevarnos a lograr la máxima eficiencia. , menor consumo y reducción de emisiones, especialmente en edificios existentes que, durante muchos años, se construyeron sin ningún criterio de sostenibilidad. Como ventajas de las energías renovables, se armonizan perfectamente para poder integrarse en otros sistemas o instalaciones con la máxima eficiencia energética. La generación de energía solar y eólica se puede implementar en paralelo con otras instalaciones eficientes.

También teniendo en cuenta el punto en el que se encuentra el marco normativo vigente en esta materia, en el que ya se ha aprobado el real decreto que permite el autoconsumo de energía fotovoltaica, y a la espera de la aprobación del real decreto de certificación energética de edificios existentes, como Así como la aprobación del Plan Nacional de Vivienda 2013-2016, es evidente que el objetivo principal está orientado hacia la rehabilitación energética y la mejora de la eficiencia energética de estos edificios y viviendas no energéticamente eficientes, por lo que se asume que este será el principal motor capaz de generar empleo y reactivar el sector en los próximos años.

En cada caso particular, la rentabilidad y viabilidad de la implantación de energías renovables dependerá tanto de los factores climáticos del lugar como las horas de sol, la velocidad y dirección de los vientos dominantes, la ubicación del edificio, uso y mantenimiento. etc. por lo que es necesaria una evaluación o estudio de estos parámetros para valorar si dicha implantación será factible, mediante el estudio del coste de la instalación, qué ahorros energéticos y qué reducción de emisiones se consiguen y en qué condiciones se pueden amortizar.

Pero sin perder de vista que no se trata solo de una cuestión de ahorro económico, el principal objetivo es, por un lado, reducir las emisiones y el impacto en el medio ambiente debido a la gran cantidad de edificaciones existentes. O viviendas de escasos recursos en clasificación energética, y por otro lado la construcción de nuevos edificios con consumos casi nulos que se diseñarían optimizando al máximo los parámetros de diseño bioclimático con energías limpias. De esta forma, también podríamos reducir la dependencia energética de nuestro país ya que podemos y tenemos la tecnología para operar con energía limpia. Algunas de las energías renovables más populares para su uso en edificios son:


Energía solar


1.Energía solar térmica

La principal aplicación de la energía solar térmica es la producción de agua caliente sanitaria para uso doméstico o industrial, el calentamiento del agua de la piscina, el calentamiento a baja temperatura con suelo radiante, así como el enfriamiento gracias al uso de equipos de absorción.

La energía solar térmica es obligatoria en España desde la entrada en vigor del Código Técnico, requiriendo que al menos un porcentaje de la demanda total de agua caliente sanitaria sea producida por este sistema, dicho porcentaje según DB HE-4 y en función de las condiciones climáticas de la zona, varía entre el 30 y el 70% en el caso general y entre el 50 y el 70% cuando la fuente de energía de apoyo es la electricidad.

El funcionamiento se basa en el aprovechamiento de la energía del sol para calentar agua u otro fluido caloportador que circule por el interior del colector, desde este colector se transporta el agua caliente a través de un circuito primario, de manera que el calor se intercambia o almacena en un Depósito para uso posterior de la instalación de agua caliente interior en los puntos de consumo. La demanda de agua caliente que no podemos producir a través del colector en días nublados será generada por un calentador o caldera de respaldo.


Ventajas e inconvenientes


● Es una energía renovable, inagotable y limpia.
● Presenta un alto rendimiento de la instalación debido a que en nuestras latitudes tenemos un elevado número de horas de radiación solar anual.
● Si el sistema de apoyo se basa en energías renovables, como una caldera de biomasa, se podría generar agua caliente sanitaria y calefacción de la forma más eficiente, sin emisiones y con un consumo energético reducido, primario hasta en un 80%.
● Si la instalación ha sido diseñada, calculada, construida y mantenida correctamente, será una instalación que funcionará correctamente y con una larga vida útil, y teniendo en cuenta que su coste no es muy elevado, su viabilidad es más que garantía. .
● Como desventaja, la fuente de energía del sol es variable de una manera que puede reducir su rendimiento.
● Requiere un mantenimiento continuo, fundamental para el buen funcionamiento de la instalación, un mal mantenimiento reduce el rendimiento de los paneles, es recomendable limpiarlos al menos una vez cada 6 meses, así como la revisión periódica de los elementos y válvulas de la instalación.


Durabilidad y amortización de la instalación


Como comentamos anteriormente, y teniendo en cuenta que cada caso en particular es diferente, pero asumiendo una instalación bien ejecutada y con un mantenimiento adecuado, debe tener una larga vida útil de al menos 20 años. Por tanto, el plazo de amortización sería bastante corto, pudiendo oscilar entre 5 y 10 años.


2.Energía solar fotovoltaica


La principal aplicación de la energía solar fotovoltaica es la generación de energía eléctrica a partir de energía solar mediante paneles con elementos semiconductores, normalmente células de silicio, esta instalación consta de un colector, un regulador, baterías de almacenamiento de energía y un inversor. Existen dos tipos de instalaciones: las aisladas que almacenan energía en baterías para autoconsumo y los sistemas conectados a red en los que se suministra energía a la red eléctrica. Los paneles se pueden montar integrándolos en la pendiente de los faldones de cubierta o en fachadas siempre orientadas al sur.

● Componentes de una instalación solar fotovoltaica aislada

Panel solar fotovoltaico: Consiste en un conjunto de celdas de silicio, las más eficientes son generalmente celdas de silicio monocristalino, conectadas eléctricamente, encapsuladas (para protegerlas de la intemperie) y montadas sobre una estructura de soporte o marcos. Proporcionan un voltaje de CC en su salida de conexión y están diseñados para valores de voltaje específicos que definirán el voltaje al que funcionará el sistema fotovoltaico.
○ Regulador: Está destinado a evitar la sobrecarga de la batería. En la fase de carga durante el día, su misión es garantizar una carga adecuada en el acumulador, mientras que en la fase de descarga durante las horas sin luz, es permitir un adecuado abastecimiento de los puntos de consumo sin descargar las baterías.
○ Baterías: Almacenan la energía eléctrica generada por las placas durante el día para su uso posterior cuando no hay luz solar. Se pueden diferenciar según el electrolito utilizado, de varios tipos. Plomo-ácido, Níquel-cadmio Ni-Cd, Níquel-hidruro metálico Ni-Mh o Ion de litio Li ion. También gracias a su tecnología que puede ser tubular estacionaria, starter, solar o gel.
○ Inversor: Se encarga de convertir la corriente continua generada por los paneles solares en corriente alterna para que pueda ser utilizada en la red eléctrica de la casa (220 V y una frecuencia de 50 Hz).


Ventajas e inconvenientes


● Es una energía renovable, inagotable y limpia.
● Los rendimientos de la instalación en nuestras latitudes son muy buenos, pudiendo alcanzar una potencia que llega hasta los 1000 W por m2 con tiempo despejado al mediodía, sin obstáculos con sombras.
● Al igual que en la solar térmica, si la instalación ha sido diseñada, calculada, construida y mantenida correctamente, será una instalación que funcionará correctamente y con una larga vida útil.
● El costo de instalación disminuye a medida que avanza la tecnología, mientras que el costo del combustible aumenta a medida que las reservas tienden a agotarse.
● Rápido montaje de la instalación, requiriendo un mínimo mantenimiento, aunque también se requiere un examen periódico para verificar el buen estado de la instalación y la limpieza de la cara de los paneles expuestos al sol.
● Incluso en días nublados, aunque con un rendimiento inferior, los paneles generan electricidad.
● Con el nuevo Real Decreto Ley 13/2012 se favorecen las condiciones de autoconsumo, siendo una opción interesante, ya que el autoconsumo queda exento de la obligación de constituirse como empresa; aunque se acepta que el autoconsumidor también puede ser productor.
● Evita toda la burocracia y los permisos necesarios en la conexión a la red.
● Como inconveniente, se requiere una alta inversión inicial para completar la instalación.
● También deberá proporcionar suficiente espacio en la casa para la ubicación de las baterías.


Durabilidad y amortización de la instalación


Como regla general, una instalación fotovoltaica para autoconsumo tiene generalmente una vida útil de al menos 25 a 30 años, siempre claro asumiendo un buen uso y un buen mantenimiento; En cuanto a su depreciación, varios parámetros la determinan, como la calidad de los componentes de la instalación, la correcta instalación, un cálculo en función de las necesidades de consumo, el uso al que se destina la instalación e incluso las subvenciones que se pueden obtener, pero como A título indicativo, podemos decir que después de 7 a 10 años, la instalación para autoconsumo se puede amortizar, en condiciones más que razonables si se tiene en cuenta su duración.

 

 

 

 

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias