Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 28 de octubre de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿Comeremos insectos en el futuro?

Durante el día de hoy nos reunimos unas cinco amigas a charlar de la vida en general. En medio de la conversación una de ellas, que es nutricionista, planteó la idea que en un futuro no muy lejano buena parte de los alimentos provendrían de insectos.

Nos quedamos un poco con cierto asco al escuchar eso. Especialmente porque esa acotación fue producto de haber encontrado una pequeña hormiga en la lechuga de la ensalada. La verdad que la idea causa mucha repulsión.

¿Tendrá razón mi amiga?

Por lo que he leído últimamente hay muchas empresas trabajando en ese aspecto. Tal vez, las recetas de cocina de Lilly Munster (si no sabes quién es busca en youtube “La Familia Monster”) las cuales llevaban arañas, hormigas y demás no sean tan extrañas.

Mi amiga nutricionista dice que es muy cierto que los insectos son una buena fuente de nutrientes. Las cucarachas son “ricas” en queratina, colágeno y otras muchas cosas… pero que asquito me da solo pensarlo…

Recuerdo hace mucho haber leído una nota en una revista científica en la que se afirmaba que la mala nutrición general de la población podría disminuirse con solo cambiar el hábito alimentario e incluir insectos.

Todavía el proceso parece no haber comenzado pero no hay que buscar mucho para ver que la industria alimentaria está buscando otras opciones para suplir productos convencionales. Se puede encontrar desde carne sintética, carne a base de algas entre otras muchas.

Lo cierto es que tal vez la exquisita comida de la cual disfrutamos hoy en día en un futuro sea un verdadero lujo.

Qué pienso sobre el tema

Creo que la mejor opción que tengo hoy en día es comprar una pequeña granja donde tener lo básico e indispensable para tener comida de verdadera calidad. No me veo comiendo productos a base de insectos. Esa no es mi cultura y no me agrada.

Sé que no es fácil administrar una granja pero estoy segura que valdrá la pena invertir tiempo en ello. Además siempre me ha gustado pasar tiempo lejos de la ciudad.

Por suerte, un par de amigas ya se han unido a mi idea. Aunque todavía el proyecto de inversión está muy verde. Sí es importante comenzar de a poco a investigar sobre el tema. Soy de las que piensa que para ingresar a un negocio es fundamental conocerlo profundamente.

Mi plazo para tener la granja es de unos cinco años. Supongo que es un tiempo prudencial. Durante ese tiempo pienso instruirme en todo lo relacionado a esa actividad. Ahora toca esforzarme por hallar de donde aprender.

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias