Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 27 de enero de 2022

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Existe un software para todo

Este fin de semana lo invertí en pasar uno buenos momentos con amigos. Nos fuimos de excursión, estuvimos en contacto con la naturaleza, charlamos, reímos. En síntesis la pasamos súper bien.

En medio de las típicas conversaciones de amigos alguien opinó que las apps estaban provocando la pérdida de inteligencia de las personas. De esta afirmación emergieron dos discusiones. La primera fue definir a cuál inteligencia hacía referencia. Como mi amiga no tenía ni idea que existen unos 7 tipos, mi amigo el psicólogo le explicó sobre el tema.

Pasada esa discusión surgió la segunda. Esta hacía referencia a las apps, según varios de los presentes solo el 20% eran útiles. Nueva gran discusión y embrollo. El economista decía si hay mercado entonces habrá que producirlas, el psicólogo por su parte afirmaba que muchas creaban adicciones y otros problemas mentales, mi amiga (es personal trainer) sostenía que solo incentivaban el ocio, el informático decía que hay que saber buscar para hallar cosas interesantes… En fin muchísimos puntos de vista diferentes y difíciles de conciliar.

Mi opinión sobre el tema hacía mención a la invasión de la tecnología en todos los aspectos de la vida. Dado eso era de esperar que surjan todo tipo de aplicaciones para casi cualquier tarea. Esto último puede traer muchos beneficios.

Para agregar más complicación al tema alguien dijo que al fin y al cabo solo el software tradicional era lo que escapaba a la inutilidad. Y que existían software para todo tipo de tareas.

La personal trainer no entendía la diferencia entre app y software… El informático se lo logró explicar ¡Suerte que acudió a la salida!

El arquitecto que trabaja en una empresa constructora habló sobre el Software BIM. Estos son programas utilizados para administrar los ciclos de una obra. Son herramientas fundamentales para llevar a cabo las tareas de una construcción. Imagínate lo complejo que será poder tener la información necesaria de los procesos y pasos a seguir de un gran proyecto.

Explicó que gracias a los programas BIM se podía ahorrar muchísimas horas de modelado y muchas otras cosas bastante técnicas las cuales no recuerdo claramente.

Su gran exposición sobre la grandes ventajas del Software BIM sirvió como prueba, para los más reacios, acerca de lo imprescindible que son los programas informáticos.

El acuerdo final

Luego de pasar un largo rato hablando sobre el tema llegamos a la conclusión que la tecnología puede ser un aliado enorme para el trabajo y la vida en general aunque también podría convertirse en una perdición. Todo depende del modo en que la usemos.

Para citar un ejemplo sencillo. Si uno hace un uso excesivo de una calculadora en lugar de utilizar el propio cerebro, luego de un tiempo perderemos la facilidad de realizar cálculos mentales pero la culpa no es de la app sino de uno mismo por usarla demasiado.

Al igual que muchas otras tantas cosas la tecnología es un arma de doble filo. Por un lado, es un aliado innegable para vida cotidiana y por otra un mal uso puede incluso producir problemas mentales como depresión, fobias y más.

Yo me quedo con el lado positivo del software en general. Cuando realicé reformas en casa recuerdo que mi amigo en su ordenador fue simulando todas las variantes de diseño que había pensado para mi hogar. Yo decía algo y al instante lo veía plasmado en la pantalla. Doy fe que el software BIM es una herramienta muy útil para la arquitectura.

Este solo es un ejemplo de lo útiles que son los softwares.

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias