Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Domingo, 29 de mayo de 2022

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Llegó un nuevo integrante a la familia

Hola, ya a punto de terminar el año con muchos proyectos en mente y cerrando algunas cuestiones. Preparando la casa para recibir visitas, las clásicas reuniones con amigos y conocidos para despedir el 2021.

En medio de todo este trajín llegó a mi familia un nuevo integrante. Es un hermoso perrito que encontré abandonado en la calle. Estaba hambriento, sucio, con frío… Él solito se acercó a mí y me tocó con la patita. Yo no lo había visto hasta ese momento. No lo dudé ni un segundo, lo cargué en brazos y lo lleve directo a la veterinaria.

Francisco, así le puse de nombre, recibió vacunas, pipetas antiparasitarias, un buen baño y comida. Salió muy contento de su primera consulta.

Cuando llegamos a casa se encargó de recorrerla en su totalidad. Husmeo por cada rincón y se sorprendió cuando vio a mi gato. Por suerte, se llevan bien. Mi gatito es muy bueno y para nada peleador así que no hay problemas de convivencia.

Ya en casa, tranquila y relajada comencé a buscar los cuidados que los cachorros precisan. Además de las clásicas consultas a la veterinaria me recomendaron contratar a un adiestrador de perros. Como Francisco seguramente pasará solo buena parte del día es más que necesario que tome “clases de adiestramiento”. Por ahora es un cachorrito muy pequeñito y no hace muchos desastres pero seguramente pronto comenzará a realizar todo tipo de travesuras. Estoy segura que un buen adiestrador será muy necesario

Primer travesura del cachorrito

Como bien se sabe los cachorros son juguetones y muy inquietos. Mientras jugaba conmigo sin querer saltó sobre la mesilla y tiró al suelo un florero. Este se rompió en mil pedazos. Lo gracioso fue ver la cara de sorpresa que Francisco puso. No fue nada grave solo debí barrer y recoger los trozos esparcidos por el suelo.

Por suerte, no era un florero caro sino esos simples que se consiguen en Ikea. Económicamente fue muy poco el dinero perdido y de hecho ya me he comprado uno nuevo que hallé en un bazar a precio rebajado.

Segunda travesura

La segunda travesura de Francisco fue comer un emparedado que tenía listo para mí. En un momento de descuido mi cachorrito dio un mordiscón. Le gustó mucho el jamón pero yo quedé sin mi emparedado.

Conclusiones

Para un total de seis días en casa solo haber realizado dos travesuras no parece mucho. Aun así creo que será muy necesario conseguir un buen adiestrador de perros. Estoy pensando en iniciar la búsqueda la próxima semana. Quiero investigar bien a quién contrate. Pienso preguntar por sus métodos de adiestramiento y demás. Mi idea es que Francisco reciba disciplina pero que no reciba maltratos.

Sin pensarlo de un día para otro se sumó un nuevo integrante al hogar. Por supuesto, que ello implica tener gastos extras en mi presupuesto pero Francisco sabe cómo hacer que cada céntimo que destino a su cuidado valga la pena. Pronto iré dejando nuevos capítulos acerca de la vida de Francisco

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias