Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Miércoles, 22 de septiembre de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Cómo escoger la pulidora ideal

 

 

Las pulidoras son herramientas que te permiten darle a tu coche un acabado perfecto en su pintura, realzando así su atractivo. Claro, para obtener los resultados deseados debes comprar solo las mejores pulidoras de coche del mercado, las cuales te garantizarán un desempeño excelente al usarlas.

Sin embargo, no puedes aventurarte a elegir la primera opción que encuentres, ya que existen ciertos factores que debes conocer antes de comprarlas. Son características que definen la herramienta que vas a adquirir, pudiendo cambiar por completo la forma en la que efectúan su trabajo.

 

El tipo de pulidora

Existen dos tipos diferentes de pulidoras, las de doble acción (roto-orbitales) y las rotatorias, las cuales varían en la forma de ejecutar sus funciones.

Pulidoras de doble acción

Se caracterizan por ser una opción adecuada para usuarios primerizos, debido a la sencillez con la que suelen desempeñarse en las manos inexpertas. Son muy versátiles y pueden ser usadas en sentido horizontal y vertical, pudiendo deshacerse con facilidad de las rozaduras o abrillantar el coche sin problemas.

Al utilizar un modelo de doble acción el riesgo de dañar el vehículo es mínimo, ya que la herramienta no se concentra en un único punto. A pesar de ello, la velocidad con la que ejecuta su función es menor que las rotatorias, siendo su potencia un poco inferior a ellas.

Pulidoras rotatorias

Son mayormente utilizadas por personal capacitado o profesionales, donde la potencia es un factor diferencial que las aparta de los modelos roto-orbitales. Los acabados que pueden ser proporcionados con las variantes rotatorias son mucho mejores, independientemente de la actividad para la cual sea usada.

Sin embargo, es recomendable que la adquieras solo si eres un experto, ya que se requiere de cierta técnica para usarla con eficacia. Si no se tiene cuidado y precisión al emplearla, puedes dañar con facilidad la pintura del coche.

 

La velocidad que posee

Todas las pulidoras cuentan con una velocidad determinada, la cual variará dependiendo del tipo que adquieras. Los modelos rotatorios poseen una gran potencia y poseen grandes velocidades, pudiendo encontrar máquinas que alcanzan entre 800 y 2900 revoluciones por minuto (RPM). Es recomendable elegir una con 1000 o 2000 RPM.

Las de doble acción miden su rapidez en órbitas por minuto (OPM), diferenciándose de las rotatorias. Alcanzan una velocidad mucho menor, pudiendo encontrarlas con 4000 hasta 6500 OPM, siendo los 5000 OPM una potencia adecuada para contar con versatilidad.

Comodidad y peso

Siempre debes tener en mente el confort y la ergonomía de tu herramienta, en especial si planeas utilizarla por una buena cantidad de tiempo. Debes encontrar un modelo que se adapte a la perfección a tus manos, que sea fácil de manejar para ti y no ocasione problemas.

No olvides que el peso será capaz de influir en la forma de utilizarla, ya que si resulta ser demasiado pesada te cansará con facilidad. No sobrestimes tu fuerza física, prioriza siempre la versatilidad y la comodidad al usar la pulidora.

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias