Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Miércoles, 22 de septiembre de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

La importancia de tomar ácido fólico durante el embarazo

 

 

 

Tomar ácido fólico durante el embarazo puede ayudar a evitar anomalías congénitas en la columna vertebral o cerebro del bebé. Sin embargo, esta vitamina no es la única responsable de esto, por lo que mantener una buena alimentación y los cuidados recomendados por los médicos es también fundamental. 

Por lo general, las vitaminas embarazo son más importantes durante el primer trimestre de embarazo. Debido a que son los meses en que el riesgo de pérdidas es mayor y cuando cada célula del feto está en formación. 

 

Antes de entender la importancia de tomar ácido fólico durante el embarazo hay que saber ¿Qué es?

En pocas palabras, el ácido fólico es una vitamina que actúa positivamente en cuanto al crecimiento y buen funcionamiento de las células del cuerpo. Asimismo, ayuda a la producción de glóbulos rojos reconocidos por ser los encargados de transportar todo el oxígeno de los pulmones al resto del cuerpo. 

Por lo tanto, es una vitamina no solo recomendada durante el embarazo debido a los grandes beneficios que tiene para la salud. Sin embargo, antes  y durante la gestación puede considerarse una manera efectiva de preparar el organismo para la nueva vida que está formando.

 

¿Cuál es la importancia de esta vitamina durante el embarazo? 

Ahora bien, de acuerdo a lo planteado por diferentes médicos el ácido fólico es beneficioso para la síntesis del ADN. Ayudando a que toda la información genética y el funcionamiento del organismo este en óptimas condiciones. 

Por otro lado, es un buen protector contra malformaciones del sistema nervioso central de los bebés durante la gestación, para esto una mujer embaraza debe consumir 400 microgramos al día. Siendo lo que comúnmente recetan los médicos. 

Es importante resaltar que ingerir alimentos ricos en esta vitamina también es una excelente manera de mantenerse sano. De acuerdo a lo planteado por diferentes médicos especialistas las mujeres que se someten a dietas estrictas por lo general durante la gestación sufren déficit de ácido fólico.

En otro orden de ideas, lo recomendable es iniciar la ingesta de esta vitamina al menos 3 meses antes del embarazo con el fin de preparar al organismo correctamente. No obstante, esto no es una ley en todos los casos pues es común que las mujeres acudan al médico cuando ya están en estado de gestación.

 

De no administrarlo durante el embarazo ¿Qué puede ocurrir?

Esto es conocido como déficit de ácido fólico y puede considerarse un riesgo en la síntesis del ADN generando diferentes inconvenientes en la formación de los órganos fetales, especialmente en el tubo neural. Por lo general este déficit puede desencadenar problemas como espina bífida o anencefalia. 

Asimismo, es posible que los padecimientos los tenga la madre mostrando signos de anemia, descalcificación de los huesos o problemas en las articulaciones. No obstante, esto puede presentarse también por falta de cualquier otra vitamina durante el embarazo.

Por esto lo mejor es evitar padecer de este déficit consumiendo las dosis correctas de dicha vitamina e ingiriendo alimentos donde esté presente. Consumir cereales, avena, frutas y verduras puede garantizar que siempre habrá en el organismo las dosis correctas de ácido fólico.

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias