Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Domingo, 17 de octubre de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

El bebé rechaza el pecho ¿Cuál es la mejor solución?

 

 

Llegado el momento de la lactancia, si el bebé rechaza el pecho puede generar desesperación y tristeza en la madre. Pues seguramente ya compro en tiendas como babymims.com camisones especiales para amamantar, sacaleches y demás accesorios para conseguir de la lactancia el mejor momento. 

Ahora bien, ante todo lo mejor es mantener la calma y buscar consejos por parte de pediatras y especialistas en la lactancia para conseguir que el bebé reciba el pecho. Por esto, a continuación, son mencionadas algunas técnicas para lograr amamantar.

 

Razones por las que el bebé rechaza el pecho

Es común que los bebés en alguna etapa rechacen uno o ambos pechos, pero para esto hay diferentes causas. Aquí están algunas de las más frecuentes:

  • La madre está utilizando un perfume muy fuerte. Lo que quiere decir que el bebé está huyendo del olor, en todos los casos lo recomendable es evitar utilizar cremas corporales o fragancias con olor durante la lactancia. 
  • Existe una mastitis en alguno de los pechos. Esto provoca que la leche se vuelva más salada y los bebés la rechacen. 
  • El bebé tiene otitis. Por lo tanto el movimiento al succionar hace que la molestia en el oído crezca. 
  • Puede haber un pecho “favorito” por lo que el niño rechaza el otro. 
  • Cambios bruscos de ambiente debido a una mudanza, ingreso a una guardería o la madre volvió a trabajar. Esto es conocido como “huelga de lactancia” y es totalmente pasajera.
  • A pesar de no ser un caso frecuente, algunos bebés deciden destetarse antes del año.

 

¿Cómo puede solucionarse este problema? 

Principalmente hay que mantener la calma y evitar agobiar al bebé ofreciéndole el pecho a cada minuto, esto solo generará que lo rechace aún más. Ahora bien, lo primero que puede llevarse a cabo es acudir al pediatra o a una asesora en lactancia. 

Esto con el fin de encontrar el posible motivo por el que el bebé no desea tomar pecho y como puede solucionarse. Bajo ningún concepto es recomendable sustituir la leche materna desde el primer momento por leche de fórmula. 

Realizar chequeos médicos

A través de un chequeo médico puede descartarse la existencia de una mastitis o cualquier otra infección que esté causando que la leche tenga un sabor diferente por lo que el bebé no quiera tomarla.

Hacer un banco de leche

Una vez se descarte que sea por el sabor la madre puede comenzar a extraer su leche y almacenarla en los recipientes indicados. De esta forma puede alimentar al bebé con biberón, pero con su propia leche. 

Ofrecer el pecho en situaciones propicias

No se trata de intentar que lo tome a cada momento, sino de aprovechar situaciones donde esté relajado tales como después del baño, mientras miran televisión o cuando despiertan en las mañanas y no hay ningún ruido o persona que pueda molestarlo. 

Pero hay que ofrecerlo poco a poco y evitando en todo momento estresarlo si no lo toma. Lo mejor es probarlo tres veces, si a la cuarta vez el bebé sigue rechazándolo lo mejor es dejarlo tranquilo y volver a intentarlo en otro momento del día

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias