Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 14 de mayo de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Gamificación: Qué es y cómo aplicarla en la educación

Quizás al mencionar el término de Gamificación no te diga nada. Es cierto que puede que no sea uno de esos términos con los que te encuentras con frecuencia, pero sí con los que convives cada día, casi sin darte cuenta. Aunque puede estar dentro de muchas vertientes, el mundo de la educación es uno de los prioritarios.  

Quizás porque es uno de los mundos que más evolucionan cada día. Con la llegada de nuevas leyes y de la tecnología, los métodos didácticos van cambiando y ¿Cuál es el verdadero fin? El hacer que los alumnos sientan verdadera pasión por sus estudios, por sus futuras profesiones y por sus vidas laborales. ¡Ahí entra en juego la Gamificación!

Qué es la Gamificación

Sin dar muchos rodeos, entendemos por Gamificación una actividad que tiene pinceladas de los juegos, pero que realmente no se trata de un juego en sí misma. Porque no será algo cerrado, sino que se le pueden ir añadiendo nuevos métodos en función de las necesidades de cada curso o alumnado. Su gran virtud es la motivación, por lo que podemos decir que esta actividad o método de enseñanza es una manera de despertar el interés de los alumnos. ¿Cómo se consigue?

Pues bien, si lo pensamos un poco, la gran mayoría de los más jóvenes al llegar a casa usan algunas de sus consolas o dispositivos para volver a esas partidas que tenían a medias. Esto indica que los videojuegos forman parte de la vida de cada uno o una. En mayor o menor medida, se les dedica una importante cantidad de horas. El motivo es porque son adictivos, porque enganchan y porque tienen todos los elementos para distraer y entretener.

De ahí que cuando hablamos de Gamificación, hablamos también de algo similar pero siempre ajustado a la parte de metodológica. Cuando descubrimos la parte divertida de una tarea, ya no la consideraremos tan tarea o tanto trabajo, sino que la cumpliremos como hacemos con esas partidas inacabadas de los juegos más actuales. 

A modo de resumen, podemos decir que se trata de una especie de estrategia. Cuenta con todos los ingredientes para poder adaptarse a la enseñanza. De modo que se elabora un método donde se puede planificar el estudio con la diversión, así será la Gamificación Educativa. Una combinación de ambas, que sin que te des cuenta, estará sucediendo. Aprenderás divirtiéndote y eso siempre es una de las mejores noticias. Ya que porque sea divertido, no significa que no pongamos todo el empeño y esa es una de las bases de la Gamificación.

Cómo podemos aplicar la Gamificación en los colegios

Ahora que ya tenemos claro qué es realmente, tenemos que llevarlo a la práctica para que pueda dar sus primeros frutos. Es cierto que son muchas las maneras que tenemos para ello, pero vamos a seguir los pasos generales que realmente necesitamos. 

  • Primero debemos pensar en el objetivo: Es decir, puede ser un tema concreto o quizás, la unión de varios lo que quieres practicar. Sobre todo, elegiremos esos temas que suelen ser más complicados para los alumnos. 
  • Piensa en un juego que todos conozcan: Uno de los primeros pasos a dar, es comenzar por un juego conocido. Uno con el que ya hayan jugado y es cierto que puede no ser tecnológico, como el Trivial, o similares de preguntas y respuestas, haciendo grupos, con cartas, etc. 
  • Ahora le llega el turno a las normas. Dentro de juego siempre tienen que estar claras y más, cuando lo hacemos con bastantes alumnos.
  • Las recompensas son siempre la parte vital de todo entretenimiento. Pueden estar basadas en algunas recompensas como privilegios o trofeos para los más pequeños.

Es cierto que hay que entender que no se trata de un juego propiamente dicho, sino de tomar elementos de ellos para resolver nuestra nueva metodología. Aunque seguir los pasos citados es siempre una de las grandes ayudas para introducirnos en el mundo de la Gamificación. No te olvides que vas a incorporar tanto técnicas como mecánicas de los juegos, las competencias y hasta la colaboración de dos o más compañeros, pero no hacer de la clase o los temarios un juego. 

Cuáles son las ventajas principales de la Gamificación

Como venimos comentando, se centra en un nuevo sistema de enseñanza, tanto para los colegios como universidades. Porque entre sus ventajas principales nos encontramos con: 

  1. La motivación por aprender.
  2. Evitará la sensación de fracaso ante una lección que no resulta sencilla.
  3. Dirá adiós a la inactividad.
  4. Disimula el aprendizaje 
  5. Más dedicación o implicación por parte del alumnado.
  6. Colaboraciones entre compañeros.
  7. Activan más el pensamiento de crítica o el poder dar solución a ciertos problemas.
  8. Más curiosidad cada día.

¿Conoces estos ejemplos de Gamificación en las aulas? 

El juego del ahorcado

Es uno de los más conocidos y como sabemos, hay que adivinar una palabra, diciendo sus letras de una en una. Cada fallo, penaliza, ya que irá dibujando el muñeco de ahorcado. Por eso, en este caso, se puede hacer grupos o jugar de manera individual. Puedes elegir solo palabras sueltas de algún tema relevante o bien, de conceptos. Por lo que la memoria y destreza juegan un papel importante. Es un juego que se puede acoplar desde primaria hasta cursos más avanzados.

Hundir la flota

Había que conocer las coordenadas a través de preguntas, para conseguir hundir el barco del enemigo o rival. Pues en este caso, podemos usar tableros o cualquier otra opción con el fin de que las matemáticas sean la base del aprendizaje, pero de un modo más llevadero. Tanto los números como la memoria serán la gran base del mismo.

El juego del Trivial

También conocido por todos y es más, con él se puede aprender tanto lenguaje como matemáticas o ciencias y literatura, entre otras. Por lo que las preguntas, respuestas y los premios en forma de recompensas siempre triunfarán en la Gamificación.

Jugar a completar poemas

Para que todos pierdan ese miedo escénico de hablar en público, también hay una alternativa. Para ello, se debe comenzar un poema y luego, por grupos o de manera individual, continuarlo con una sola frase. Luego, habrá que recitarlo, por lo que la memoria y la creatividad se suelen dar la mano. 

 

 

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias