Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 22 de junio de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Saber distinguir tu local comienza por elegir su aroma

Aunque pueda parecer un detalle sin importancia, el mundo de los aromas tiene bastante peso específico en el mundo de los negocios. Ya no solamente se trata de que una tienda o una oficina huela bien, sino que la fragancia elegida esté acorde con aquello que deseamos expresar. 


La incorrecta elección de un aroma puede incluso generar malas sensaciones para los clientes. Por eso, dedicar un tiempo a estudiar cuál es la fragancia que más nos conviene y cómo podemos hacer de ella un valor y asociarlo a nuestra imagen corporativa, merece bastante la pena. Descubre cómo los aromas bien elegidos incitarán a tu público a visitarte más a menudo.

Cada negocio un aroma

Un aroma bien elegido siempre es una buena carta de presentación. Solo hay que comprobar como las cadenas hoteleras ya tienen un aroma corporativo y que automáticamente asociamos a dicha marca cuando nos alojamos en ese establecimiento. Igualmente, los comercios más pequeños pueden beneficiarse de las bondades de una fragancia diferenciada, ya que es una inversión más que siemore tiene un retorno.

En primer lugar, porque el público ya conoce cuáles son los aromas más habituales que pueden encontrar en un supermercado, y no se genera un buen impacto ni una correcta sensación cuando entramos en una tienda y automáticamente ya sabemos de qué aroma se trata. Los aromas diferenciados, aquellos que un usuario no reconoce porque no ha podido comprarlo en ninguna tienda, son siempre un punto de valor. Además, elegirlos bien supone incitar a permanecer más tiempo en el establecimiento.

Podemos poner el ejemplo de un spa, un lugar donde se invita al descanso y a la relajación. Si el establecimiento ha elegido una fragancia adecuada, automáticamente el cliente la está asociando con los buenos momentos que pasa. Lo mismo ocurre con un establecimiento en donde se sirven comidas. En este caso, se ha de elegir un aroma te invite a comer con tranquilidad y no sentirse invadido por un aroma demasiado embriagador, es decir, que se perciba su presencia, pero que no sea el hilo conductor.

Los olores están íntimamente relacionados con las emociones, y si se ha hecho una correcta elección, el cliente se sentirá a gusto, asociará ese aroma a tu marca, y de paso permanecerá más tiempo en tu establecimiento. De esta manera, las posibilidades de generar más ventas aumentan. Algo que, dados los tiempos que corren, se antoja como muy necesario. 

 

Género al que pertenece la obra: Literatura digital
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias