Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Miércoles, 12 de mayo de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Oraciones Catolicas

Rezar oraciones catolicas es bueno para el espíritu, pero también para el cuerpo. Así lo confirmó Kirk Bingaman, pastor presbiteriano, profesor de atención pastoral y asesoramiento en la Universidad de Fordham, en Nueva York, al intervenir en una conferencia en Padua organizada por la Facultad de Teología de Triveneto.

"Podemos cambiar literalmente el funcionamiento y la conectividad del cerebro para mejor", explicó, "a través de prácticas contemplativas-espirituales que refuerzan las regiones neuronales asociadas a la salud y el bienestar, al tiempo que acallan las asociadas al estrés y la ansiedad".

Durante la conferencia, titulada "Conocerse a sí mismo. Identidad y finalidad del asesoramiento pastoral", añadió el profesor, según informa AgenSir: "La neurociencia contemplativa nos enseña que la forma fundamental de calmar la región del estrés en el cerebro es la práctica contemplativa-meditativa regular, si no diaria". Una conclusión explicada por el conferenciante: "Las neuronas que se disparan juntas comienzan a conectarse con mayor energía, de modo que en la práctica regular de la oración contemplativa, reforzamos los circuitos neuronales asociados a la salud y el bienestar, acallando los circuitos asociados a la ansiedad y el miedo."

La consecuencia es beneficiosa. "La práctica contemplativa-meditativa regular restablece, mediante su entrenamiento, los viejos hábitos mentales, explotando la plasticidad de las conexiones cerebrales, creando otras nuevas, fortaleciendo las antiguas y debilitando otras, incluidas las asociadas al estado de alerta." Las consecuencias, según Bingaman, se notan también en las relaciones sociales. "Con el tiempo construimos una mayor ventana de tolerancia; somos más capaces de mantener la estabilidad y el equilibrio frente a factores de estrés que antes nos habrían desestabilizado", concluyó, "lo que sugiere que el propósito de la práctica espiritual contemplativa, al contrario de lo que algunos sugieren, no es una huida hacia la autocomplacencia o el alejamiento de la 'vida real'". Por el contrario, refuerza nuestra capacidad de cuidar de nosotros mismos y de nuestras relaciones personales y profesionales: desarrollamos un mayor compromiso relacional con la plenitud de la vida."

 

Género al que pertenece la obra: Literatura digital
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias