Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Miércoles, 23 de junio de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿Cuáles son las ventajas más importantes de la iluminación LED?

El nombre de luces LED viene del acrónimo inglés light emitting diode. Estas luces están formadas por un conjunto de diodos emisores de luz que se iluminan cuando los electrones los recorren. La invención de las bombillas LED se atribuye a Nick Holonyak, que trabajaba para el gigante General Electric, aunque, debido a la baja intensidad de las primeras bombillas de este tipo, su uso estuvo muy limitado en sus inicios.

Ventajas de la iluminación LED

La iluminación LED presenta una serie de ventajas y beneficios sobre otros tipos de iluminación que se han utilizado hasta la fecha con una mayor frecuencia. Estas son algunas de esas ventajas:

  • Distintos tipos de lámparas y focos: dependiendo de para qué necesites tus luces LED, podrás elegir entre los distintos tipos de lámparas que hay en el mercado como las tiras, las lámparas, los apliques, los focos empotrables, los focos de piscina, los focos de exterior, los plafones, las balizas de superficie, las verticales… Para escoger el tipo de luz que más te puede interesar lo más apropiado es tener una idea aproximada de lo que estás buscando y echar un vistazo al catálogo de alguna tienda como Minaled.com u otras similares.

  • Más eficiencia energética: se ahorra en electricidad y generan menos residuos y desechos, ya que las bombillas LED se sustituyen con menos frecuencia que las tradicionales.

  • Respetuosas con el medioambiente: reciben el sobrenombre de iluminación ecológica porque ni emiten los gases que provocan el efecto invernadero ni se fabrican con mercurio, un metal muy contaminante que sí se utiliza en otros tipos de iluminación.

  • Producen una contaminación lumínica mucho menor en el exterior.

  • Ahorro energético: las luces LED consumen menos energía para iluminar.

  • Vida útil más larga: el concepto de la obsolescencia programada no va con las luces LED. Se considera que este tipo de bombillas tiene una media de vida en condiciones normales de unas 50.000 horas, así que una de estas luces puedes iluminar tu casa durante aproximadamente unos ¡treinta años! Esta larga duración hace posible que se generen menos residuos y un menor gasto en material.

  • Ahorro en la factura de la luz: al consumir menos energía que las otras luces, las facturas de la luz pueden verse reducidas considerablemente, de hecho, pueden hacerlo por encima del 50%.

  • Permiten atenuar la intensidad de la luz: algunas de las bombillas LED permiten graduar la intensidad de la luz —las que lo permiten lo especifican— para crear espacios más acogedores, darle un aspecto más íntimo a la estancia o bañar de luz una habitación para no permanecer a oscuras. La graduación de la luz dependerá de tus preferencias y del contexto. Además, muchas de estas luces se pueden controlar con un mando a distancia, así que la comodidad es absoluta, puesto que no es necesario tener que levantarte del sofá o de la cama para encender o apagar las luces.

  • Emiten poco calor: esta característica ayuda a evitar que se puedan producir sobrecargas.

  • Encendido inmediato: las luces LED se encienden muy rápido y son muy estables, por lo que acaban con los indeseables e incómodos parpadeos.

  • Mayor resistencia: aguantan mucho mejor los golpes y las vibraciones, ya que no tienen los frágiles filamentos de las bombillas incandescentes o halógenas. Eso no quiere decir que no se vayan a romper si se manipulan de forma inadecuada o si se caen al suelo desde una cierta altura, de modo que maneja este tipo de lámparas con cuidado.

  • Fácil instalación: colocar luces LED no tiene ningún misterio y cualquier persona puede hacerlo; no obstante, aquellos que no sepan o no quieran instalar personalmente estos focos pueden contratar a electricistas que harán una instalación rápida y sencilla.

  • Amplia gama de colores: del mismo modo que se puede graduar la intensidad de las luces, también es posible variar y modificar el color de las luces proyectadas: blancas, azules, verdes, moradas, rojas… las posibilidades son enormes.

  • Terapia lumínica: los distintos tipos de luz tienen propiedades que pueden ser beneficiosas para el organismo, sobre todo, en lo que se refieren a la mejora de los estados de ánimo y a los ritmos de biológicos. Lo bueno de las luces LED es que pueden generar cualquier espectro de luz, por lo que puedes aprovecharte de estos beneficios.

Luces LED para interior o para exterior

La iluminación LED se puede utilizar sin distinción tanto en espacios interiores como en exteriores. El factor que hay que tener en cuenta para maximizar la iluminación en cada espacio es la potencia de cada luminaria. Como es lógico, cuanto mayor sea la superficie a iluminar, mayor potencia deben tener los focos LED. También ha de tenerse en cuenta si el espacio a iluminar está abierto o cerrado; los espacios abiertos dejan escapar más luz por lo que requieren más potencia, aun así, las luces LED se pierden mucho menos que las demás.

Dónde comprar luces LED

Este tipo de iluminación ya se ha convertido en una opción muy popular y muy consumida, por lo que a día de hoy es muy fácil de conseguir y de instalar en casa. Estas luces las puedes encontrar tanto en tiendas físicas como tiendas de iluminación online. En los dos tipos de comercios podrás encontrar profesionales que te asesoren en caso de que sea necesario.

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario,Literatura digital,Ensayo literario
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias