Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 8 de mayo de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

PON UN CERROJO EN TU VIDA

PON UN CERROJO EN TU VIDA

 

Hoy vamos a hablar sobre cerrojos de seguridad, un tipo de cerradura externa que es imprescindible para la proteger nuestros hogares y comercios.


Como ya os conté en un artículo anterior, entraron en mi casa y me robaron hace un tiempo, por no saber ni lo que era una cerradura anti ladrones. 

Concretamente no sabía lo que era el bumping y lo fácil que es acceder a cualquier propiedad abriendo tranquilamente la puerta con una de esas "llaves maestras". Pues bueno, a parte de instalar en su momento un bombillo contra esta técnica, he decidido ampliar mi seguridad con un cerrojo de seguridad antibumping.


Seguro que todos y todas habéis visto los típicos cerrojos de la marca FAC, esos que estaban instalados muchas veces en casas y locales viejos. Pues bien, resulta que la marca toledana de cierres de seguridad, creó hace ya años un tipo de cerrojos que eran, sin saberlo, antibumping.


Este tipo de complemento para aumentar la seguridad en tu hogar son normalmente muy buenos contra muchas de las técnicas usadas por los cacos:


- Taladro
- Palanca
- Destornillador
- Llaves amaestradas
- Ganzúas

- Etc


Así pues, se han convertido en un "Paladín" protector gracias a sus mecanismos y materiales de acero de máxima calidad evitando:


• Antibumping porque evita la apertura del cerrojo con llaves maestras gracias a los nuevos elementos internos contra la percusión.

 

Antigiro, gracias a que el bombillo se encuentra protegido por dos tubos giratorios, en latón y en acero.


Antiganzua, gracias a la estructura de clavijas y arietes, y a su cierre de cuatro vueltas.


Antiextracción, ya que el diseño del tubo de refuerzo evita la extracción el cilindro de la puerta.


Antitaladro, por sus dos placas frontales de acero y sus pitones altamente resistentes.

 

Investigando investigando he averiguado además que la empresa FAC empezó como un proyecto para seguridad familiar, e inventó en el año 1931 (hace ya 90 años) el primer cerrojo externo, con barra y con llave.

 

Fue el suplemento ideal para reforzar las puertas de miles de hogares en España y pronto se extendió al extranjero, gracias a su buen rendimiento en materia de seguridad. Esta pionera empresa de Toledo fue después imitada por un gran número de marcas de cerrajería (Amig, Interfer, Lince, Ifam,...)

 

Muchas veces tenemos ya la costumbre de decir "cerrojos tipo FAC". Que significa que imitan la estética y mecanismos al cerrojo FAC original.


Una de las ventajas es que se puede instalar sin tener que cambiar la anterior cerradura, porque es un añadido extra. Hablando con un amigo policía, me ha dicho que si un ladrón ve una vivienda donde sólo hay una cerradura y otra donde está el bombín normal más un cerrojo tipo FAC, excepto que sea porque quiere robar en una vivienda específica, siempre elegirá la opción más fácil y rápida.

Desde que fabricaron hace ya casi un siglo el primer modelo de cerrojos FAC han mejorado mucho los niveles de protección y calidad, al igual que las técnicas de allanamiento también han ido evolucionando.

Lo mejor de este tipo de cerrojos es que valen para puertas de viviendas, trasteros, garajes, locales comerciales, ventanas y cualquier sitio susceptible de cerrar al impedir que la puerta haga el juego de abrirse. Los he llegado a ver en los portones traseros de furgonetas y camiones. Aunque siempre es recomendable que lo instale un cerrajero profesional para que lo haga de forma correcta.


Sea como fuere, yo ya he llamado a cerrajeroszaragoza.es para que vengan a instalarme un plus de seguridad.


Seguro que esa noche dormiré un poco más tranquilo.

 

Género al que pertenece la obra: Literatura digital
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias