Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Domingo, 16 de mayo de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

LIMPIAR CON OZONO

LIMPIAR CON OZONO

La limpieza con ozono o bien ozonización es idónea para acabar con virus, bacterias, gérmenes, microorganismos y todo género de malos olores eficazmente en cualquier espacio.

La limpieza es un factor esencial en cualquier género de empresa, con independencia de su tamaño, negocio, espacio o sector. No obstante, muy frecuentemente no se le da toda la relevancia que merece este tema, aunque ahora con el famoso Coronavirus, este punto ha adquirido una importancia máxima.

Un entorno higiénico, con limpieza y desinfección correcta, equivale a trabajadores cómodos y con un mayor desempeño, repercutiendo de forma positiva en la producción y en los resultados finales y en unos clientes que tendrán una imagen más positiva de tu negocio. Ya sea un bar, una tienda de alimentación, un supermercado... tendrá mejor imagen y más clientes, cuanto más cuide su imagen.
De ahí que, el ozono es un complemento indispensable para la limpieza de espacios profesionales (oficinas, clínicas, centros de salud, hoteles, residencias de jubilados, talleres, factorías, bares...).

Por el hecho de que el ozono utilizado tanto en forma gaseosa (ozono gas) como en forma líquida (agua ozonizada) es capaz de limpiar de virus y gérmenes y eliminar los malos olores de las superficies y el propio entorno.
Conseguir un espacio de trabajo desinfectado y sin olores, supone un bienestar y una buena salud física y mental para los trabajadores; aparte de representar los valores de la compañía. La limpieza con ozono es clave, gracias a que lo hace realmente en profundidad, consiguiendo la total purificación, desodorización y también higienización de cualquier entorno de trabajo.


¿Y si te digo que además es más barato? Pues sí, limpiar con ozono acarrea un ahorro económico, puesto que no necesitarás utilizar muchos de los productos habituales de limpieza. Son todo ventajas.
¿Qué es el ozono y para qué vale?

El ozono es una molécula muy afín a la del oxígeno, con un átomo más, designada químicamente como O3. Se forma cuando se disocian los 2 átomos que componen el gas oxígeno. Cada átomo de oxígeno liberado se une a otra molécula de oxígeno gaseoso (O2), formando moléculas de ozono (O3).

Es un compuesto gaseoso que contiene una tonalidad azul. Tiene color índigo en estado líquido. Es enormemente oxidante por su naturaleza, con lo que el ozono es capaz de acabar con microorganismos patógenos como virus, hongos, bacterias, esporas, moho...

Siendo un gas inestable, el ozono no deja restos químicos en contraste a otros desinfectantes, pues se descompone rápidamente en oxígeno por calor, efecto de la luz, choques electrostáticos, etcétera

Cuando aplicamos ozono, conseguimos dos cosas: limpieza y desinfección, hay que indicar que el ozono, en cualquier espacio de trabajo desempeña 2 funciones principales: microbicida y desodorante. Con lo que resulta la perfecta herramienta para empresas de limpieza o bien de aplicación directa para las propias empresas a través de sistemas de ozono en constante o bien cañones de ozono para tratamientos de choque.

El ozono como microbicida, suprime bacterias, virus, hongos y esporas, previniendo cualquier clase de contagio que se pueda dar entre los trabajadores y clientes del servicio. Reduce, en consecuencia, las bajas laborales y mejora la higiene ambiental.

Por otra parte, el ozono como desodorante suprime todos los malos olores, siendo un tratamiento en especial útil en espacios cerrados donde no se acostumbra a renovar el aire continuamente.
Ahora más que nunca, utiliza la limpieza con ozono en tu vida y trabajo.


Si quieres saber más aquí tienes un artículo de limpiar con ozono.

 

Género al que pertenece la obra: Literatura digital
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias