Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 27 de julio de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

MENS SANA IN CORPORE SANO

MENS SANA IN CORPORE SANO

 

La salud en su parte física y la salud en la parte mental siempre y en todo momento deben ir de la mano para alcanzar la plenitud vital.
Está probado que en el momento en que nos sentimos agobiados o bien deprimidos, nuestras defensas tienden a bajar. Somos más propensos a virus y también infecciones cuando no cuidamos de nuestra salud mental.

 

Existen numerosas nosologías en las que el factor sicológico es desencadenante de brotes o bien aun de exactamente la misma enfermedad.

El famoso mens sana y corpore sano, debemos sostener el equilibrio entre los dos tipos de salud y saber que una puede ayudar a la otra a recuperarse o a prevenir estar mal.


Es indispensable sentirte sano y estar a gusto con tu cuerpo, alimentarte bien, hacer deporte y cuidarlo, aquí te dejo ideas de cómo cuidarte, mas asimismo nuestra psique, nuestras emociones, nuestra mente, nuestra felicidad y capacidad cognitiva, el sentirte a gusto mentalmente es tanto o más imprescindible.


Si quieres estar bien con todo lo que te rodea, quieres cuidar a las demás personas y hacerlas felices, primero precisamos estar sanos para poder atendernos a nosotros mismos y luego a nuestra familia, amigos y en cualquier entorno donde nos movamos, trabajemos, estudiemos, nos relacionemos con los demás.

 

Conforme la OMS (OMS), la salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solo la ausencia de enfermedades. O sea, por definición ya está incluida, conforme la OMS, la salud sensible, así como la salud física, en el término general de la salud. Lo que implica que para conservar el buen funcionamiento de nuestro cuerpo, deberemos cuidar el buen funcionamiento de nuestra psique y nuestras emociones.


Para cuidar nuestra salud sensible es principal que exista una armonía entre lo que pensamos, lo que sentimos y de qué forma actuamos. Si ese equilibrio se rompe, por curioso que parezca, notaremos también un deterioro en nuestra salud física. Va a entrar en juego el agobio provocado por el enfrentamiento entre esas 3 cosas, nos puede llevar a la sofocación y la depresión que pueden provocar fallos en nuestro cuerpo. Inconvenientes en nuestro sistema inquieto, cardiovascular, problemas alimenticios, insomnios, no descansar bien, etcétera son los posibles fallos que el organismo puede padecer a consecuencia de esa situación.

 

Desde hace 80 años, cuando la OMS (OMS) definió SALUD como «el estado integral... », se ha llegado poco a poco a comprender que los enfoques terapéuticos más efectivos son los que tratan el cuerpo y la psique en conjunto. En este artículo se examina la repercusión de los factores sicológicos en enfermedades del sistema cardiovascular o bien el cáncer.

 

Las enfermedades crónicas, graves o bien mortales como el cáncer, la diabetes, las cardiopatíaso bien el sida representan una carga tremenda para quienes las sufren (y las subsisten) y frecuentemente conducen a serios trastornos sicológicos, entre aquéllos que resalta por su frecuencia, la depresión.

 

Del mismo modo, las personas que adolecen de serias y persistentes afecciones mentales se ven a menudo perjudicadas por una serie de trastornos y dificultades físicas.

 

Así, es esencial CUIDAR NUESTRA SALUD FÍSICA Y MENTAL para que convivan en armonía.


Un saludo familia

 

Género al que pertenece la obra: Literatura digital
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias