Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 27 de julio de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

HISTORIA DE LA DEPILACIÓN

¿De dónde viene la depilación?

Hoy en día está muy de moda la depilación láser, pero eso de quitase el bello corporal viene de culturas antiguas... ¿quiéres saber un poco más?

Los egipcios

En el antiguo Egipto, un cuerpo liso y sin vello era el estandarte de la belleza, la juventud y la inocencia.

Las mujeres tenían un cuerpo liso y sin vello, excepto la cabeza. La esposa del divino Faraón dio el ejemplo y todas las mujeres egipcias comenzaron a acicalarse hasta el punto de no tener ni un solo pelo en su cuerpo.

La sangre de animales, los caparazones de tortuga, los gusanos o la grasa de hipopótamo son algunas de las sustancias utilizadas para la depilación, según el papiro Eber, un texto egipcio sobre medicina y magia que data del año 1500 a.C. Pero el método más utilizado por los egipcios era una sustancia similar a la "cera" que se obtenía de dos maneras: una masa resultante de la mezcla de azúcar, agua y limón, llamada cera de azúcar, o la mezcla de aceite y miel.

 

Los griegos

Los griegos adoptaron el ideal de la dulzura. Las antiguas esculturas griegas lo demuestran. Las esculturas femeninas están pulidas y brillantes, y no hay vello púbico en todo el cuerpo, mientras que las esculturas masculinas lo muestran.

 

En La vida sexual de la antigua Grecia, el autor holandés Hans Licht nos cuenta que las mujeres griegas, especialmente las de clase social alta, consideraban el vello púbico como algo feo. El griego veía un cuerpo liso y sin vello como ejemplo de belleza, juventud e inocencia.

 

Los romanos

Los romanos tampoco tenían gusto por el vello púbico: las chicas empezaban a quitárselo en cuanto aparecían los primeros pelos.

La depilación era esencial para estas civilizaciones, que heredarían las técnicas de depilación egipcias. Era tan importante que en Roma había esclavos especializados en la depilación.

Los romanos utilizaban una crema llamada philotrum odropax similar a las cremas depilatorias actuales, unas pinzas llamadas volsella y una especie de cera hecha de resina o brea.

 

La Edad Media

El poder de la Iglesia estaba en su apogeo en la Edad Media. En una cultura dominada por el poder eclesiástico, la depilación se consideraba un "ritual pagano" prohibido por los organismos eclesiásticos y las clases más puritanas. Sin embargo, la depilación se practicaba en otra parte del cuerpo menos común, el nacimiento del pelo. En la Edad Media, estaba de moda ensanchar la frente, y la depilación de la línea del cabello y las cejas con una mezcla de cal viva y arsénico era una forma de conseguirlo. Esta moda de la frente amplia y abierta continuó hasta principios del Renacimiento, al igual que el hecho de arrancar ocasionalmente el pelo de ciertas partes del cuerpo con pinzas. Como su nombre indica, en este periodo se produjo un renacimiento de algunas costumbres de la antigüedad, y con ello los gustos fueron similares a los de los antiguos griegos y romanos, como el culto a la belleza. Durante los siglos XV y XVI, las zonas a afeitar se hicieron más grandes, y mientras se utilizaban vendas empapadas en aceite de nuez y vinagre para afeitar el nacimiento del cabello, se utilizaban cuchillas de afeitar para afeitar las distintas partes del cuerpo.

 

Sin embargo, no fue hasta mediados del siglo XVIII cuando apareció la primera cuchilla de afeitar, especialmente diseñada para la depilación "segura". Su creador fue Jean Jacques Perret, un barbero francés al que se le ocurrió la idea de colocar una protección metálica en el borde de la hoja para evitar cortes en la piel.

 

 

Género al que pertenece la obra: Literatura digital
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias