Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 18 de junio de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

AHORA QUE VUELVE EL “CALORET”…

Ahí qué fresquito el aire acondicionado... pero ¿y el bolsillo y el medio ambiente?

 

Para elegir entre un tipo de aire acondicionado y otro, es importante saber cuánto consume su aire acondicionado al mes. Tanto por razones medioambientales como económicas, todos nos preocupamos más o menos por los gastos de nuestro aire acondicionado. Vamos a analizar los tipos de aparatos que existen y el tipo de consumo que pueden tener.

 

¿Cuáles son los tipos de aparatos de aire acondicionado?

 

Empecemos por repasar los tipos de aire acondicionado que vamos a comparar y resumir las diferencias entre ellos.

 

Aire acondicionado split: es lo primero que nos viene a la cabeza cuando oímos hablar de aires acondicionados. El clásico sistema de una unidad exterior (esa caja grande con un ventilador que se coloca en la parte delantera) y una unidad interior (el aparato que se coloca dentro y que climatiza las habitaciones).

 

Aire acondicionado multisplit: un sistema multisplit es un sistema que, con una sola unidad exterior, enfría toda la casa con diferentes unidades interiores.

 

Aire acondicionado portátil: es una unidad que se coloca en el suelo de una habitación, que se conecta al exterior mediante un tubo (o varios) que sale de una ventana, y que enfría la habitación. No requiere instalación y puede trasladarse de un lugar a otro.

 

Aerotermia: un sistema energético innovador que proporciona calefacción, refrigeración y agua caliente a las viviendas utilizando la energía del agua.

 

¿Cuánto consume el aire acondicionado?

 

Veamos el consumo medio de energía de los distintos tipos de aire acondicionado disponibles en el mercado, para que puedas determinar qué sistema se ajusta mejor a tus necesidades energéticas y a tu presupuesto. La información que proporciono aquí es general y no procede de ningún fabricante específico. Por lo tanto, le recomiendo que compare modelos específicos una vez que haya encontrado el tipo que le conviene.

 

Para calcular el consumo de energía de una unidad, utilice la siguiente fórmula

 

(kW/SEER) x horas/día x euros x impuestos = Consumo diario en euros.

 

Te indico qué significa cada elemento:

 

kW: es la capacidad de refrigeración de la unidad. Puedes encontrarlo en el manual de usuario.

 

SEER: es el factor energético que determina la eficiencia del aire acondicionado en modo refrigeración. Es lo que determina la designación C, B, A, A++.... También se indica en el manual.

 

horas/día: el tiempo diario durante el cual se enciende el aire.

 

€: precio por 1kW/h. Puedes encontrarlo en todas las facturas de electricidad.

 

Impuestos: si quieres saber el coste real, es decir, la cantidad que pagarás a final de mes, debes tener en cuenta también el impuesto sobre el valor añadido (21%) y el impuesto sobre la electricidad. (21%) y el impuesto sobre la electricidad (5,113%).

 

EFICIENCIA ENERGÉTICA

 

Si hablamos de eficiencia energética, tenemos que hablar de aerotermia. No podemos compararla con otro tipo de aires acondicionados porque las instalaciones de aerotermia dan muchos más servicios a la vivienda.

 

La aerotermia es una tecnología que convierte el aire del exterior de la vivienda en energía térmica que calienta el agua. Esta agua caliente proporcionará calefacción al suelo, refrigeración a través de sistemas de ventilación (similar al aire acondicionado) y agua caliente sanitaria para las duchas. Todo ello funciona con electricidad, lo que lo convierte en una alternativa muy eficiente a los sistemas de gas, calderas, etc.

 

Obtener cifras sobre el consumo energético de un sistema de aerotermia es mucho más complicado, ya que en él influyen factores domésticos que varían mucho de una casa a otra. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el 75% de la energía consumida se extrae del aire exterior y sólo el 25% se consume en electricidad. Por lo tanto, se trata de una tecnología puntera en términos de eficiencia energética.

 

Conclusión

 

Conociendo estas cifras y teniendo en cuenta las necesidades de refrigeración de tu hogar, ya puedes hacerte una idea del consumo de un aire acondicionado en función de su tipo. Este es un factor a tener en cuenta a la hora de elegir el sistema adecuado para tu hogar. No obstante, recuerde que debe elegir siempre la opción que mejor se adapte a sus necesidades de refrigeración.

Fuente: https://www.davofrio.com/

 

 

Género al que pertenece la obra: Literatura digital
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias