Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 3 de agosto de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

PEQUEÑAS PERLAS EN BARCELONA

ÚLTIMA SEMANA EN BARCELONA... para descubrir sus rincones

 

 

Durante nuestra última semana quisimos visitar más lugares especiales para sumergirnos en la ciudad, así que nos alojamos en el hotel ILUNION BEL ART, un lugar estupendo para alojarse en el centro, si quieres ver su página web, haz clic aquí: hotel 4 estrellas Barcelona.

Fuera de los caminos turísticos, en las calles secundarias, hay innumerables rincones escondidos que son la verdadera Barcelona y muy a menudo desconocidos, incluso para la gente que vive en la ciudad.

Son plazas, claustros, pasadizos y corredores que pertenecen a otras épocas y nos recuerdan una Barcelona que a primera vista parece no existir: una que ha conservado la esencia de pueblo que fueron todos los barrios de la ciudad.

Incluso en los distritos más céntricos, como Gótico y La Ribera, se pueden encontrar lugares que ni siquiera aparecen en los mapas turísticos. Al fin y al cabo, ese es el sentido de viajar: dejarse guiar por la intuición, zigzaguear por calles que se convierten en laberintos y, en definitiva, descubrir que Barcelona es de los barceloneses y de los visitantes, y que siempre, siempre, hay lugares que podemos hacer nuestros, vengamos de donde vengamos.

Encontrará lugares que invitan a la tranquila soledad, como el patio del Monasterio de Sant Agustí en Ciutat Vella, y plazas llenas de vida y gente, con cafés, restaurantes y tiendas donde la gente hace su vida cotidiana, como la Plaza de Gracia.

Y paseos que permiten conocer el pasado medieval de la ciudad, como la antigua acequia del Rec Comtal que transportaba el agua que abastecía a la ciudad. Y preciosos rincones como la Plaza de Prim en el corazón de Poblenou.... Y si dejas la brújula en casa y paseas sin rumbo por la ciudad, encontrarás miles de lugares más para deleitarte.

Los jardines del Palau Robert

En un lugar privilegiado de la ciudad, en el Paseo de Gracia, se alza el imponente Palau Robert, un edificio de principios del siglo XX. Sus jardines son un oasis que se puede ver desde la Avenida Diagonal. Los jardines con asientos a la sombra fueron rediseñados a principios de este siglo. Se puede acceder a ellos desde la Avinguda Diagonal o desde el vestíbulo del palacio.

Plaza Mons

Viniendo del barrio del Coll, justo antes de entrar en el viaducto de Vallcarca, está la plaza de Mons. Es pequeño y está empedrado. Sirve de rotonda de la que parten las calles que suben al barrio del Coll y las que bajan a Putxet y Vallcarca. Todavía se conservan algunas torres modernistas, aunque destaca especialmente una torre de arquitectura racionalista con forma de barco. Desde el viaducto se tiene una vista excepcional de Barcelona, el mar y las montañas.

Paso de Robacolles

No puedes llegar a este pequeño paso si no vas allí. Está escondido detrás de la calle de Rossend Nobas, justo al lado del bullicioso Mercado de Juan. Formado por una hilera de casitas bajas y con un suelo sin pavimentar, se ha mantenido intacto a lo largo de los años como testimonio del pasado rural del barrio. Los residentes locales lo cuidan mucho. En verano, se celebran aquí reuniones al aire libre, como en el pasado.

 

Plaza Sant'Agustí Vell

Tiene un sabor parisino, casi melancólico, pero está en el corazón del barrio de Sant Pere, donde está casi escondido. Todavía conserva un pórtico medieval, justo donde empieza la calle del Portal Nou, aunque la mayoría de los edificios datan de los siglos XVIII y XIX, cuando el barrio estaba en plena época dorada del textil catalán. Ahora está pavimentada con modernos adoquines y rodeada de tiendas y auténticos restaurantes donde se puede disfrutar de un menú tradicional.

Por último agradecer a la cadena de Hotels ILUNION, que nos hicieron sentir como en casa durante el mes que estuvimos en Cataluña y País Vasco, con sus fantásticos hoteles de 4 estrellas en Barcelona centro y en los demás sitios.

Se agradece después de un duro día de turismo poder llegar y tumbarte en una cama más cómoda que la de tu casa, que siempre te atiendan con una sonrisa y que tengan las instalaciones siempre limpias y completas. Nos pudimos dar baños en sus piscinas, relajarnos en sus solariums, ir algún día a sus completos gimnasios e incluso trabajar en sus salas de Coworking.

Un abrazo familia

 

 

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias