Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 19 de octubre de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Mi amor/odio por las tallas xxl. La injustificable dictadura de los cuerpos normativos

¿Alguna vez habéis escuchado la expresión "cuerpo normativo"? Voy a rebelarme contra los supuestos cuerpos normativos y reivindicar las tallas xxl. Y lo voy a hacer en este artículo.

A estas alturas de la vida, todos hemos oído hablar de los cuerpos normativos.

Sin embargo, muchos nos preguntamos, ¿qué es un cuerpo normativo?

Pues para quien no lo sepa todavía, resulta que los cuerpos normativos son los cuerpos perfectos, de mujeres delgadas y con pocas curvas, y de hombres delgados y musculados.

Ahora bien, yo conozco a mucha gente. A muchísima, si se me permite una exageración fuera de tono.

Y sin embargo, toda la gente que yo conozco tiene cuerpos que están fuera de la definición que acabo de explicar.

¿Significa esto que realmente los cuerpos normativos en realidad son excepciones? Entonces deberían llamarse cuerpos excepcionales.

¿O es que yo me relaciono con cuerpos xxl y mi círculo no incluye a actores, cantantes, modelos y demás gente que no sale del gimnasio?

¿Qué porcentaje real de la población actual cuida tanto su cuerpo hasta el punto de no hablar más que de gimnasio, alimentación saludable y desterrar los carbohidratos?

Porque yo no conozco a nadie así.

Yo me identifico más con los cuerpos xl e incluso con los xxl. Mucha gente que conozco hace exactamente igual.

Y no veo a nadie infeliz por ello.

De hecho hoy en día hay una amplia variedad de tallas, enseres y productos que podríamos catalogar como xl o xxl. Pero si incluso existen los dildos xxl, aunque respecto a esto ya estemos hablando de otro tipo de actividades.

Si todos somos más partidarios de las tallas xxl en lugar de las tallas normativas, ¿para cuándo una rebelión?.

Ya está bien de ir a comprar y que te hagan sentir culpable por no parecerte a los modelos de los escaparates y los maniquíes.

Y sobre todo, ya está bien de imponer un modelo estético que llega a afectar a mucha gente, sobre todo gente joven en edad de desarrollo físico y mental, y que le impone un pensamiento único que llega a destrozarle la autoestima si no alcanza los estándares de esa supuesta normalidad.

Reivindiquemos las tallas xl y las tallas xxl.

Vamos a dejar de lado los prejuicios, las supuestas normalidades y los criterios de gente que solo vemos en televisión y en escaparates, pero que no tenemos a nuestro lado todos los días.

Desde aquí pido un aplauso muy grande para todas las tallas xxl.

Y es que un cuerpo normativo debería ser el que está dentro de la norma, o mejor dicho, el que está dentro de la media.

No debería llamarse cuerpo normativo a un simulacro de perfección que no se encuentra en la vida real.

Los amantes del gimnasio, los modelos, los cantantes y demás aficionados al postureo por las redes sociales, basan su vida en obtener una imagen de determinados momentos.

Nosotros solo vemos esa imagen, pero no los vemos en el resto de su día a día.

A lo mejor han tenido que estar una semana sin comer para salir bien en la foto.

O también puede ser que hayan estado un día sin beber agua para que los músculos queden más marcados.

Y ya si hablamos de los retoques fotográficos nos da para otro artículo. El photoshop hace auténticos milagros.

Las cuerpos xl y los xxl son los que realmente deberían llamarse cuerpos normativos.

Yo tengo un cuerpo normativo, un cuerpo xxl, y estoy orgulloso de ello.

Género al que pertenece la obra: Ensayo literario
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias