Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 23 de septiembre de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Cómo perforar una pared con éxito

Si queremos realizar una tarea manual, debemos saber que la elección de la herramienta adecuada puede ser un factor que determine su éxito o su fracaso. Dentro de los trabajos que realizamos, el más común es el de taladrar una pared. Ya sea para colocar un estante, poner un gancho o fijar un cuadro, en algún momento será necesario que perforemos las paredes de nuestro hogar. ¿Pero cómo hacerlo correctamente? Eligiendo la herramienta que corresponde y siguiendo estos breves consejos.

Qué herramienta debemos utilizar

Para determinar qué tipo de herramienta vamos a usar, primero tenemos que saber para qué la utilizaremos. El motivo es que dependiendo de la dureza de los materiales, algunas herramientas son más apropiadas que otras.

Como norma general, vamos a decir que para los materiales más blandos puedes utilizar un taladro, ya sea con o sin percusión. Esto incluye los materiales huecos, placas de yeso, maderas, etc., que no sean muy densos o de escaso grosor.

Para paredes de hormigón, hormigón armado, concreto, piedra o granito, hará falta un poco más de potencia. Por eso recomendamos que en estos casos utilices una perforadora.

Perforar una pared de hormigón

Éste puede ser uno de los materiales más duros a los que nos debamos enfrentar a la hora de realizar una perforación. Sobre todo si se trata de un hormigón armado, que tiene barras de acero en su interior.

Por eso, para esta tarea te recomendamos que utilices una perforadora, ya que posee la potencia necesaria para hacerlo. Sin embargo, también puedes utilizar un taladro con percusión. Sólo debes estar seguro de que tiene buena potencia. Para conocer los mejores modelos de taladros percutores puedes visitar mitaladropercutor.com

Un elemento que necesitarás obligatoriamente es una broca para hormigón. Se conoce con este nombre a las brocas que están hechas de carburo de tungsteno. Lo ideal que tenga 3 o 4 filos, para que sea más fácil la perforación. 

Debes tratar de que la broca quede perpendicular al lugar donde vas a perforar, para que ingrese derecha. Y al llegar al punto que deseas, haz movimientos de vaivén para quitar los restos que quedaron dentro del agujero.

Perforar una pared de ladrillo

Otro material con el que nos toparemos muy frecuentemente es el ladrillo. Para esta ocasión, con un taladro con percusión será más que suficiente. Lo ideal es que también incluya un regulador de velocidad, para poder diferenciar la perforación de ladrillos macizos y ladrillos huecos, que no necesitan tanta potencia. En el caso de los ladrillos huecos, también es recomendable que no esté activada la función de percusión, porque puede romper la pared.

Perforar una pared de pladur

El pladur es un material muy blando, con poca densidad y espesor. Por eso no es necesario un taladro percutor ni una perforadora. Con un simple taladro podremos atravesar la placa y realizar las fijaciones que deseemos.

Aquí es necesario regular la potencia al mínimo y ser muy prolijo en el ángulo de perforación.

Esperamos que estos consejos te sirvan para realizar con facilidad tus trabajos de perforación. Y recuerda que siempre debes usar las brocas del mismo tamaño que los tacos que vas a utilizar.

Género al que pertenece la obra: Ensayo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias