Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 23 de septiembre de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Historia de la homeopatía

Cuando hablamos de terapias alternativas o medicina no tradicional, la homeopatía es lo primero que viene a nuestra mente. Esto no es casual, ya que esta disciplina de más de 200 años ha sabido conseguir un lugar en la discusión científica y en el tratamiento de millones de pacientes. Aquí haremos un breve resumen de su historia y una guía de la homeopatía como disciplina.

Qué es la homeopatía

La homeopatía consiste en una terapia basada en la experiencia. En sus fundamentos es opuesta a la medicina tradicional, ya que considera al hombre como una unidad entre cuerpo, espíritu y una conciencia. Esta unidad se puede considerar sana cuando existe una armonía o equilibrio entre sus sensaciones y reacciones. A este equilibrio, Samuel Hahnemann lo llamó "vitalidad". La vitalidad es lo que posibilita al organismo a responder ante los ataques patógenos del ambiente y las excitaciones externas.
El principio fundamental que sustenta a la homeopatía es el principio de similitud. Esto significa que lo semejante se cura con lo semejante. De allí el nombre homeopatía, que deriva del griego homos (igual) y pathos (enfermedad).

Origen de la homeopatía

Si buscamos el origen de esta disciplina, deberíamos remontarnos en realidad al hombre primitivo. Desde antes de Hipócrates se han buscado medios curativos que permitan sanar las diversas patologías.
Escritos védicos dan muestras de basarse en el principio de similitud. En la Biblia se habla de la curación de los mordidos por una serpiente mediante la vista de una serpiente de bronce (lo que daña puede curar).
Hipócrates también distinguió los dos enfoques (el tratamiento con contrarios y el tratamiento con similares).
Pero el inicio formal de la homeopatía debemos situarlo a fines del siglo XVIII, con el aporte del médico alemán Samuel Hahnemann. Él es el que sistematiza este saber, experimentando incluso en su propia persona con medicamentos que ya había utilizado anteriormente Paracelso.
Decepcionado por el mundo médico, Hahnemann se retira y se dedica a la investigación química, la realización de experimentos y la traducción de documentos. En 1810 publica su obra más importante, el Órgano de la Medicina racional.
La observación más importante que realizó durante este tiempo es que con dosis pequeñas de medicamentos lograba mejores efectos que con dosis mayores.
Por esto comenzó a elaborar sus propios medicamentos, que luego administraba a sus pacientes.
Esto disgustó a los farmacéuticos de Leipzig que consideraron esto como la violación a un derecho adquirido desde la Edad Media.
Debió abandonar la ciudad y retirarse antes de perder su licencia dispensaria.
En 1831 el cólera invadió por primera vez Europa. Los médicos se vieron impotentes debido a que los métodos empleados no mejoraban la salud de los pacientes. En cambio, los médicos que utilizaban la homeopatía obtenían mejores resultados. Esto propulsó la difusión de la homeopatía y destruyó las barreras burocráticas que había para su práctica.

Difusión de la homeopatía

Si bien la medicina tradicional siempre ha sido una detractora de la práctica homeopática, se ha comprobado mediante estudios que en la actualidad se está experimentando un renacimiento de esta disciplina.
En Estados Unidos, a principios de los años 90, se computó que 425 millones de personas de esa nación se trataron con este tipo de tratamiento.
Se debería considerar que la gran potencialidad que reside en el efecto placebo de la homeopatía no debe menospreciarse a la hora de lograr el bienestar del paciente, más allá de su eficacia química.

 

Género al que pertenece la obra: Ensayo literario,Literatura digital
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias