Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 27 de septiembre de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿Por qué muerden los gatos y luego nos lamen?

Siempre me llamó la atención este comportamiento de mi gato Tomy. Estamos lo más bien, me acerco a acariciarlo y él me responde agarrando mi mano y mordiéndola. Pero acto seguido, me lame con su rosada lengua. Como si me pidiera perdón por un exabrupto.

Pero leyendo un poco me enteré por qué tienen este comportamiento. Te lo contaré a ti en este breve artículo.

Si eres dueño de un gato, a veces te sentirás desconcertado por su comportamiento, especialmente cuando te mordisqueen o te muerdan y luego te laman inmediatamente después. Este tipo de comportamiento es muy normal en los gatos ya que se considera un signo de cariño y no de agresión. Lo que tu amigo felino está tratando de decirte es que te ama, ¡esta es su forma de besarte!

A veces, los besos de tu gato pueden parecer más un mordisco o un pellizco agudo que puede doler. Recuerda no enojarte con él, ya que puedes confundir al pobre animal. Si tu amigo felino te da un mordisco de amor, ¡sé firme y di que no! Con el tiempo, tu gato comprenderá que está bien mostrar afecto, pero no causarte dolor.

La razón por la que hacen esto no es para lastimarte. Simplemente te abrazan como normalmente besan a otro gato. Debido a que los gatos tienen un pelaje grueso y las terminaciones nerviosas de su piel no están cerca de la superficie de la piel como la nuestra, necesitan pellizcar con más fuerza para expresar afecto.

Para un gato, este tipo de cariño es bastante aceptable, pero como dueño de una mascota, no es la experiencia más agradable. Para detener este tipo de comportamiento, puedes enseñarle a tu gato a no morder, aunque puede ser necesario tiempo, paciencia y perseverancia antes de que puedas controlar este hábito o detenerlo por completo.

Aunque la mayoría de los gatos aprecian el afecto, trata de no acariciarlos demasiado, ya que esto puede excitarlos. Un gato sobreexcitado exhibirá muchos signos reveladores como ronronear, frotarse contra usted, maullar y una cola rígida que puede temblar. Los gatos sobreexcitados generalmente no pueden controlar sus emociones, así que prepárate en caso de que tu gato quiera besarte.

Asegúrate de que cuando te acerques a tu gato, primero mira su cola, ya que su cola es como su detector de humor. Recuerda, si sus colas tiemblan de emoción, evita el contacto, ya que podría terminar con un mordisco.

Acércate a tu gato cuando esté de buen humor. Su cola se verá tranquila y solo la punta se moverá suavemente. Por otro lado, si no está contento, su cola se moverá de lado a lado. Siempre es mejor evitar el contacto con él hasta que regrese su buen humor.

Vivir en armonía con tu gato es posible, solo trata de ser consciente de sus cambios de humor y si te muerde y te lame (te besa) recuerda que esta es una forma de decir "te quiero".

 

Género al que pertenece la obra: Ensayo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias