Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 23 de septiembre de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Qué es un SAI y cuál es más conveniente

Un enemigo conocido de los que trabajamos con ordenadores e internet es el famoso apagón. Por su culpa, miles de personas pierden datos y maquinarias importantes. Pero el motivo de que siga ocurriendo es que no se conocen las ventajas de contar con un SAI para estas ocasiones. ¿Sabes de qúe estoy hablando? Te lo cuento a continuación.

Qué es un SAI

Si te preguntas qué es un SAI, te diremos que es un sistema de alimentación ininterrumpida. Esto significa que funciona como una especie de batería. En el caso de que se corte la luz, nos proporcionará energía y actuará como escudo frente a los problemas de tensión. Esto es muy importante, porque además de prevenir la pérdida de datos por cortes inesperados, evita que al volver la energía eléctrica con mucha tensión pueda dañar nuestras máquinas.
Comúnmente se usa en servidores o en dispositivos de alto valor económico. De esta manera se invierte en la protección de equipos que cuestan muchísimo más que un SAI en el caso de descomponerse.
También son útiles en el caso de los routers y módems, porque nos permiten seguir conectados a pesar de estar sin corriente eléctrica.

Qué tipos de SAI existen

SAI Off-line: estos son los dispositivos más comunes. Se utilizan en ordenadores domésticos, por ejemplo. También son los que menos protección ofrecen.
SAI In-line: ofrecen más protección que los modelos anteriores. En el caso de que haya bajadas y subidas de tensión continuas, con este tipo de SAI tendremos nuestros dispositivos protegidos. Son una buena opción como protección de servidores.
SAI On-line: Si bien son mucho más costosos que los modelos previos, brindan también una protección mucho mayor. Se pueden utilizar para sistemas de grabación, servidores, etc.

Qué potencia necesito en mi SAI

Tenemos que averiguar la potencia que necesita nuestro SAI, porque eso determinará cuánto tiempo aguantará dándonos energía después de cortarse la corriente eléctrica.
Pero cuanto más potencia tengan, los SAI serán más costosos. Por ese motivo debemos buscar un equilibrio que nos permita estar seguros y a la vez no hacer una inversión excesiva.
Para que el cálculo sea simple, existe una fórmula. Tenemos que averiguar qué potencia consume nuestro dispositivo que queremos proteger y multiplicarlo por 2. La potencia se mide en Wattios. Si nuestro SAI tiene el doble de wattios que nuestros dispositivos, su energía durará más o menos unos 15 o 20 más después de quedarse sin corriente eléctrica.

El ruido de los SAI

Si vamos a tener este dispositivo en una habitación o un lugar de trabajo, será necesario que no nos ocasione muchas molestias con el ruido. Por eso debemos observar qué nivel de sonido maneja el SAI que vamos a comprar. El nivel de ruido se mide en decibelios (db).
Para considerar que un SAI es silencioso, no debe superar los 40 db. Generalmente, las mejores marcas fabrican aparatos muy silenciosos que no nos molestarán a pesar de estar en funcionamiento continuo.

Esperamos que estos datos te sirvan para elegir el SAI que se acomode a tus necesidades y te brinde la protección que necesitan tus dispositivos.

 

Género al que pertenece la obra: Ensayo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias