Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 27 de julio de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Consejos para elegir juguetes seguros

Varias investigaciones reportan cada año accidentes, lo cierto es que los juguetes esconden peligros para la salud de los niños.

Varias investigaciones reportan cada año accidentes, lo cierto es que los juguetes esconden peligros para la salud de los niños, hablamos desde el riesgo de inhalar piezas pequeñas hasta el uso de productos químicos tóxicos, por lo tanto, al elegir un juguete para niños, es importante poner atención.

Por ejemplo, al elegir juguetes para bebés es importante considerar estas cuestiones ya que desde el nacimiento y hasta el primer año de vida, los bebés son muy curiosos, investigan el mundo a través del gusto, olfato, tacto, vista y sonidos, en este sentido, los juguetes Montessori son ideales ya que estimulan la creatividad y el desarrollo de la personalidad, además, son seguros y elaborados con materiales nobles como lo son la madera, el mimbre, las telas.

Volviendo al tema de la seguridad, los juguetes pueden poner en riesgo la salud y la seguridad de los niños. Pero, ¿cuáles son las trampas que esconden los juguetes? Entre las causas más frecuentes, la inhalación de pequeños componentes que pueden poner en peligro la vida. Además, no se deben descuidar las heridas producidas por juguetes reducidos a pedazos o reacciones alérgicas a sus componentes.

Cada juguete debe llevar la marca que garantice su conformidad con las normas europeas. La marca CE es obligatoria en toda Europa e indica que el artículo cumple con la legislación vigente. Esta marca, que certifica el pleno cumplimiento de la norma, sólo es colocada directamente por el fabricante o por un organismo de certificación, pero incluso si la marca CE no garantiza contra todos los riesgos, se desaconseja la compra de juguetes que no los tengan.

Los juguetes que se alimenten directamente con una toma de corriente están estrictamente prohibidos. Por tanto, para una mayor seguridad del niño es necesario elegir aquellos con batería. En el caso de juguetes eléctricos (trenes, planchas, hornos, etc.) deben poder funcionar únicamente a través de un transformador externo con dispositivo de seguridad de baja tensión (máximo 24 Volt). En cualquier caso, es prudente vigilar al niño cuando juegue con estos mecanismos eléctricos.

Es importante respetar el rango de edad indicado en el paquete
Por las características de los materiales y el tamaño de los componentes extraíbles, un juguete seguro para un grupo de edad, puede resultar muy peligroso para las edades más jóvenes.

Prestar atención a los materiales utilizados
En el caso de los juguetes de tela o peluche, además del marcado CE, es recomendable comprobar que los materiales sean de alta calidad (pelo que no se desprenda, ojos y nariz fijados de forma anti desgarro, costuras sólidas, cintas cortas y acolchado que no se desmorona) y que no son inflamables. El niño somete el juguete a pruebas de máxima resistencia y tiene una vocación natural de curiosidad por ver lo que contiene, por lo que se ve obligado a romper el envoltorio y explorar su contenido, llevándose muchas veces a la boca. Los ojos y la nariz de plástico duro pueden inhalarse y provocar asfixia.

Compruebe que las dimensiones de todos los juguetes y / o piezas desmontables sean tales que no se puedan inhalar ni tragar. Si es de plástico, verificar que sea de ABS, más caro, pero con la particularidad de no ser inflamable.
Los juguetes falsificados a menudo están hechos de material plástico de mala calidad, peligroso para la piel y las lesiones de las membranas mucosas debido a algunas imperfecciones de construcción y fácilmente inflamables.

Evitar los juguetes con bordes o puntas afilados
Si el material de construcción es metálico, comprobar que los bordes estén debidamente "afilados" y que no haya óxido ni manchas de óxido. Controlar periódicamente el buen estado de conservación y la ausencia de roturas por juguetes ya presentes en la casa desde hace algún tiempo. Su uso puede haberlos hecho peligrosos en comparación con sus características iniciales.

En el caso de los juguetes mecánicos, asegúrese de que los engranajes estén bien protegidos y no sean accesibles para el niño.
Las lesiones cutáneas y articulares provocadas por el aprisionamiento en los engranajes son muy dolorosas y, en ocasiones, con importantes resultados funcionales.
Las pistolas de juguete, destinadas a niños mayores, sólo deben utilizar balas suministradas por el fabricante. Las flechas y los dardos deben tener una punta redondeada, posiblemente de corcho o protegida con una ventosa de difícil extracción.
Es recomendable evitar que estos juguetes, dirigidos a un grupo de mayor edad, caigan en manos de los más pequeños, por el riesgo de lesiones oculares por un uso inadecuado.

Las tiendas tipi no deben tener cierres automáticos (por ejemplo, cremalleras o pulsadores). Además, los sistemas de soporte deben ser de materiales ligeros y fáciles de montar, como por ejemplo una tela de algodón.
La estabilidad de la casa o tienda debe ser confiable incluso para movimientos bruscos y violentos, como puede ocurrir durante el juego.

Verificar que el paquete esté completado con instrucciones en español sobre cómo ensamblar y usar.

 

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias