Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 15 de octubre de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Consejos para comprar manteles

En el hogar la mesa es un mueble de mucha importancia, no solo desde el punto de vista práctico, sino también desde el punto de vista estético y por ello es importante la elección sobre cómo vestir nuestra mesa, también es fundamental, sobre todo cuando recibirás invitados para el almuerzo, la cena.

El mantel es sin duda el protagonista de la mesa, por eso su elección es decisiva y debe ser bien considerada no solo en función de nuestro gusto y el mobiliario, sino también según la ocasión, el entorno y el contexto de vida en el que se encuentra, el tipo de invitados que recibirá o incluso el tipo de festejo, por ejemplo en Navidad se estilan los manteles de color rojo, dorado o verde.

En épocas de verano o primavera, es conveniente preferir colores pastel, estampados florales y primaverales, además es importante considerar la combinación del mantel con las servilletas, los platos, los vasos, los cubiertos, el centro de mesa, todo lo que aportes a la mesa, afortunadamente hay una variedad enorme de manteles, puedes ver más detalles aqui.

La primera regla a seguir es sin duda elegir el mantel adecuado en relación a la forma y tamaño de nuestra mesa: cuadrado para una mesa cuadrada, rectangular para una mesa rectangular y redondo para una mesa redonda, además siempre es bueno asegurarse de que las caídas laterales sean iguales en todos los lados de la mesa y que sean aproximadamente iguales a 30 cm (es mejor que el mantel nunca sobresalga demasiado de lo contrario podría terminar impidiendo el movimiento de los comensales, pero al mismo tiempo es bueno tener cuidado de que la caída no sea demasiado pobre para que nuestro mantel no luzca un poco escaso).

Un segundo factor a tener en cuenta obviamente se refiere a la elección de la tela, que depende mucho del estilo que caracterice nuestro comedor pero también de la ocasión: si se trata de una cena formal y elegante, es mejor preferir manteles clásicos como los de lino, mientras que si estás organizando una cena informal con amigos, un bonito mantel de algodón te irá bien.

Entonces es posible jugar con colores y estampados, los cuales también se pueden variar según el estado de ánimo y las estaciones, lo importante es que no chocan con el resto del ambiente y que además combinan perfectamente con platos y vasos; sin embargo, el blanco es siempre un must atemporal, que posiblemente se puede amenizar con servilletas y accesorios de colores.

En ocasiones especiales, puedes optar por un mantel doble, que sea de un color pesado, generalmente coloreado y estrictamente sólido que cae casi hasta el pie de la mesa y uno más claro, blanco superpuesto, o que se elija en un tono similar o complementario a el de abajo, o incluso en una fantasía que recuerda el color del primero.

Para servir el desayuno o una comida informal, puedes elegir un práctico mantel individual de polipropileno fácil de lavar, decorado con grandes números de colores. Sobre todo si nuestra mesa es especialmente delicada y tal vez incluso los niños se sientan a la mesa, elegir un mantel de tela gruesa y más o menos suave que lo protege de las manchas y golpes accidentales: en el mercado los hay de muchos tipos, caracterizados por muy diferentes espesores, tejidos, formas y colores, sigue siendo un elemento que obviamente no se debe ver y por eso lo importante es que realice su función de la manera más discreta posible.

Una última precaución, pero de fundamental importancia: el mantel siempre debe estar limpio, lavado y planchado a la perfección, es decir, sin manchas y sin arrugas. Incluso si hay que asegurarse de que nunca esté perfumado ni almidonado, porque esto podría molestar mucho a nuestros invitados durante la comida.

En cuanto a forma y tamaño, es mejor preferir modelos cuadrados con un lado de unos 40 cm, para que puedas darte un capricho con pliegues artísticos, obviamente siempre que quieras y puedas hacerlo, de lo contrario el lugar para la servilleta siempre está a la izquierda del invitado, ¡nunca lo pongas debajo del plato ni debajo de los cubiertos!

Las servilletas de papel solo son adecuadas para pequeñas fiestas con niños, aperitivos o bufés de pie y para barbacoas informales al aire libre, cuando en cambio te sientas a la mesa, siempre es bueno usar servilletas de tela reales.

Hoy en día existe realmente una variedad infinita de ellos en el mercado, no solo en cuanto a colores, decoraciones y estampados (que van desde rayas de rayas multicolores hasta temas divertidos, hasta motivos más clásicos y románticos, desde modelos de colores lisos hasta florales), sino también para lo que se refiere a formas y materiales. Sin duda, los manteles individuales más populares son los de tela (especialmente algodón), pero también los de plástico son cada vez más populares, sobre todo si optas por modelos bonitos y divertidos o si los usas para alimentar a los más pequeños hay temáticas a elegir según uso (suelen ser elementos de forma cuadrada con bordes redondeados, con alimentos impresos como pasta, pizza, galletas, especias, caramelos etc.) o incluso con dibujos reales propios cómics, o incluso con los personajes más queridos de los cuentos de hadas y dibujos animados representados.

No obstante, también existen variantes más particulares, como el de estilo campestre, o incluso modelos más elegantes y decididamente más serios, que posiblemente también se puedan utilizar sobre un clásico mantel blanco, para restarle importancia, crear un contraste y hacer todo más especial.

Otra alternativa al mantel clásico es el corredor, que es una tira de tela que se coloca en el centro por todo el largo de la mesa, para ser utilizada estrictamente en mesas rectangulares para que cuelgue en ambos extremos, mientras que en el sentido del largo que sale, ambos a a derecha e izquierda, una parte del suelo descubierta.
El corredor también se puede usar todos los días, es una linda manera de darle un toque de color al ambiente y no dejar nuestra mesa despojada.

 

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias