Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 5 de julio de 2022

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Claves para invertir en fondos inmobiliarios

Quiero comenzar esta nota con la definición de fondos inmobiliarios: son esquemas de inversión colectiva -como los fondos de inversión tradicionales- que, mediante una o más emisiones de participaciones entre una pluralidad de inversores, invierten al menos dos tercios del capital recaudado en inmuebles, derechos inmobiliarios e inversiones de capital en sociedades inmobiliarias.

Hay 3 tipos de fondos inmobiliarios:

En función de los temas a los que se dirigen (minoristas o inversores cualificados)
En función del modo de adquisición de los inmuebles (por aportación o no por aportación)
Con respecto a la política de distribución de dividendos (distribución o acumulación)
La sociedad gestora de activos es la que se encarga de invertir las acciones recaudadas durante la fase de suscripción para inversiones en inmuebles, derechos inmobiliarios e inversiones patrimoniales en sociedades inmobiliarias. Su tarea es intentar aprovechar el crecimiento del mercado para obtener la mayor rentabilidad posible para el inversor.

Cada fondo de inversiones inmobiliarios tiene una fecha de vencimiento fija, por la cual se debe liquidar la cartera inmobiliaria y devolver el dinero a los inversores. Ésta es la razón por la que las acciones suelen sufrir fluctuaciones de precio, especialmente en la fase final de la vida del propio fondo.

El riesgo asociado con las fluctuaciones de precios para el fondo inmobiliario puede ser realmente insignificante, sin embargo, es posible que algunos administradores de fondos soliciten una extensión del vencimiento, también llamado período de gracia, en el que el administrador intentará vender propiedades que se encuentran repentinamente difíciles de vender en el mercado inmobiliario. En cualquier caso, el período de gracia no puede ser superior a tres años.

Los fondos de inversión inmobiliaria, por su naturaleza, requieren tiempos de inversión bastante largos, con una duración que va desde un mínimo de 10 años hasta un máximo de 30 años. Una vez vencido el plazo, el dinero puede ser devuelto a los inversores, incrementado por los ingresos obtenidos de la inversión.


¿Cuál es el rendimiento de un fondo inmobiliario?
En la práctica, en función del tipo de inversión en la que operará, se puede esperar un rendimiento potencial. Puede invertir en fondos inmobiliarios en el ámbito residencial, de oficinas, industrial, turístico, hotelero, etc. Además de invertir en bienes raíces nacionales o extranjeros, etc. Para tener una idea de los posibles rendimientos y riesgos potenciales, debe leer el prospecto detenidamente.

Los activos vinculados a cada tipo de fondo inmobiliario se dividen en participaciones y, posteriormente, tan pronto como se inicie la negociación en Bolsa, los inversores podrán negociar las acciones correspondientes al fondo solicitado, o como suele suceder para cualquier instrumento financiero en la Bolsa de Valores.

Ventajas de invertir en fondos inmobiliarios

La principal ventaja de este instrumento también está ligada al tipo de inversión, es decir, la adquisición de acciones no vinculadas a otros índices de mercado, sino única y exclusivamente a las inversiones de propiedades y su valor en el mercado.

La desventaja típica asociada a las inversiones en fondos inmobiliarios es, en cambio, que este tipo de instrumento financiero, al ser válido solo a medio y largo plazo, no permite ganancias inmediatas. Además, la indisponibilidad de las acciones pagadas obliga a esperar el vencimiento o vender en una subasta continua, pudiendo salir perdiendo si necesita liquidar la posición de forma urgente.

Invertir en fondos inmobiliarios representa un punto de inflexión importante para muchos inversores, pero no puede considerarse una inversión totalmente segura al 100%. De hecho, en el pasado, de la evolución de este instrumento financiero se pudo constatar que en algunos casos se incurrió en pérdidas importantes aunque en otras ocasiones, por el contrario, se obtuvieron rendimientos muy elevados.

Dicho esto, el mercado inmobiliario puede traer enormes beneficios pero ciertamente es un mercado de riesgo por varios factores. Entrar en el sector inmobiliario aprovechando las ventajas de invertir en fondos inmobiliarios es sin duda una política económica más sabia que puede llevar a cabo un ahorrador o un inversor nacional, frente a comprar propiedades directamente y ponerlas sobre sus espaldas.

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias