Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 30 de julio de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

La economía de España y su crecimiento constante...hasta ahora

España ha atravesado una recuperación económica equilibrada en los últimos años, con un crecimiento medio del PIB del 2,8% entre 2014 y 2018. Para 2019, el FMI estimó un crecimiento del 2% en medio de exportaciones netas y un menor consumo privado. Sin embargo, a pesar del aumento de los salarios reales, el consumo privado ha crecido a su ritmo más lento desde 2014, ya que los hogares están aumentando su nivel de ahorro preventivo. Según las previsiones actualizadas de varios portales de noticias políticas y económicas con la ayuda del FMI, a partir del 14 de abril de 2020, debido al brote del COVID-19, se espera que el crecimiento del PIB caiga al -8% en 2020 y repunte hasta el 4,3% en 2021, sujeto a la situación económica mundial post pandémica. recuperación. La demanda interna debería seguir siendo el principal motor de crecimiento.

 

 

Las autonomías, pieza clave de la era post pandemia

En cuanto a las finanzas públicas, el déficit presupuestario del país, del 2,3% en 2019, debería mantenerse estable en los próximos años (FMI). El presupuesto se benefició de un aumento de los ingresos por impuestos sobre la renta de las personas físicas y contribuciones sociales. La relación deuda / PIB, que es casi tres veces mayor que antes de la crisis financiera de 2008, se redujo al 96,4% en 2019 y se espera que disminuya gradualmente al 94% para 2021, gracias al crecimiento del PIB nominal y a menores costos de endeudamiento. La deuda privada y el crédito pendiente siguen en niveles elevados, pero continúan contrayéndose. 

Las reformas estructurales para dar a las comunidades autónomas una mayor estabilidad presupuestaria y financiera siguen siendo ámbitos de creciente importancia, según varias encuestas realizadas por portales de noticias de España última hora piensan que sí y que seguirá así por varios años. Otras reformas pendientes incluyen la innovación tecnológica para diversificar la economía española, fomentando mejores condiciones de empleo, un ecosistema de I + D mejorado, y programas sociales basados ​​en el pilar europeo de derechos sociales. A principios de 2019, el primer ministro Pedro Sánchez aumentó el salario mínimo en un 22,3%. La inflación se situó en 0,7% en 2019 (desde 1,7% el año anterior), se espera que disminuya a -0,3% en 2020 y aumente a niveles pre pandémicos de 0,7% en 2021, según las últimas Perspectivas de la economía mundial del FMI. (14 de abril de 2020).

Desesperanza para el empleo

La tasa de desempleo disminuyó del 15,3% al 14,1% en 2019; Sin embargo, el FMI espera que esta tendencia se vea muy afectada por el impacto económico negativo de la pandemia de COVID-19, y actualmente se estima que la tasa aumentará hasta el 20,8% en 2020 y disminuirá ligeramente hasta el 17,5% en 2021. Otro problema al que se enfrenta el mercado laboral español es el bajo nivel de población activa respecto a la población activa potencial, lo que denota que muchas personas dejaron de buscar empleo. Además, España sigue siendo un país con fuertes desigualdades: según los últimos datos de la Oficina Española de Estadística, el 21,6% de la población vive por debajo del umbral de pobreza (fijado en 8.500 euros anuales), y los gastos sociales en el presupuesto público solo cuentan a aproximadamente el 17% del PIB, en comparación con una media de la UE de alrededor del 19% (Eurostat).

Principales sectores de la industria

La agricultura aporta alrededor del 2,7% del PIB español y emplea al 4% de la población activa (Banco Mundial, 2019). El país alberga casi un millón de empresas agrícolas y ganaderas, que cubren 30 millones de hectáreas de tierra. España es el mayor productor mundial de aceite de oliva y el tercer productor mundial de vino. El país también es uno de los mayores productores de naranjas y fresas del mundo. Los principales cultivos son el trigo, la remolacha azucarera, la cebada, el tomate, el olivo, los cítricos, la uva y el corcho. La ganadería también es importante, especialmente para los cerdos y el ganado.

El sector industrial representa el 20,2% del PIB y del empleo total. La industria manufacturera es la industria más importante, ya que representa por sí sola alrededor del 20,2% del PIB (Banco Mundial). El sector industrial está dominado por los textiles, el procesamiento industrial de alimentos, el hierro y el acero, las máquinas navales y la ingeniería. Nuevos sectores como la subcontratación de la producción de componentes electrónicos, la tecnología de la información y las telecomunicaciones ofrecen un alto potencial de crecimiento.

El sector terciario aporta el 67,9% del PIB y emplea al 75,8% de la población activa. El sector turístico es fundamental para la economía del país, siendo la principal fuente de ingresos de España, ya que el país es el segundo destino turístico más popular del mundo (alrededor de 82 millones de turistas cada año). El sector bancario también es importante y está compuesto por doce grupos bancarios que incluyen 52 bancos privados, 2 cajas de ahorro y 62 bancos cooperativos.

 

 

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias