Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 18 de octubre de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Viajar más barato

Para quienes somos amantes de los viajes la pandemia de coronavirus ha supuesto tener que posponer nuestra gran pasión, o en el mejor de los casos, modificar el modo en que viajamos y los destinos a los que podemos optar. Sin embargo, una vez termine la pandemia, es posible que sea la economía la que dificulte retomar la saludable costumbre de conocer nuevos lugares.

 

 

Si siempre hemos intentado buscar el modo de viajar más barato, es seguro que en estos momentos más que nunca, agradeceremos que se nos ayude a que podamos seguir con nuestra gran pasión mirando por nuestro bolsillo, al tiempo que tenemos en cuenta nuestra seguridad y nuestra salud. Es por ello que aquí vienen algunos consejos.

Consejos para viajar más barato y con seguridad

1. Viajar fuera de temporada

Descubre cuándo es la temporada alta para tu destino y planifica tu viaje antes o después de la temporada alta. Por ejemplo, no es necesario ir a las playas de España en agosto, cuando la temporada de vacaciones local y las playas están a rebosar de gente, lo cual tampoco es muy saludable, y los precios de los billetes y los hoteles están por las nubes. En septiembre, el clima en la Costa del Sol y, por ejemplo, en las Islas Baleares sigue siendo un balneario, pero hay muchos menos turistas y el coste del descanso es menor.

 

2. No sucumbas a los lugares más turísticos

Alanya en lugar de Estambul en Turquía, Lyon en lugar de París en Francia, Pamplona en lugar de Barcelona en España, Brooklyn en lugar de Manhattan en Nueva York, Sanur en lugar de Nusa Dua en Bali: elige lugares menos populares para alojarte. Una ciudad, centro turístico, playa o zona con un nombre conocido no necesariamente será mejor que la vecina, pero sin duda será más cara. Compara los precios de un alojamiento en Pamplona con un alojamiento en Barcelona y verás como es así.

 

3. Evita las fechas festivas

Los vuelos en vacaciones siempre son más caros. Si quieres tener un descanso económico y ver tranquilamente la ciudad a tu propio ritmo, asegúrate de volar a Venecia o Río de Janeiro fuera de las fechas del carnaval. Y en China procura que tus fechas no tengan una "semana dorada" de vacaciones, cuando el país celebra el Día de la República Popular China. y los lugareños no trabajan y caminan en parques y atracciones. Durante los grandes festivales, no se pueden encontrar lugares en los hoteles, y si los hay, es a precios desorbitados.

 

4. Busca información en casa

Para reducir gastos inesperados, prepara cuidadosamente tu viaje antes de la salida. Averigua cuánto cuesta un taxi desde el aeropuerto hasta el alojamiento escogido, si hay transporte gratuito y cómo llegar en autobús o metro. Consulta los días gratuitos en los museos a los que quieras ir y busca tarjetas turísticas con descuentos en atracciones. Por ejemplo, el primer domingo de cada mes, puedes llegar al Louvre gratis y la tarjeta de descuento Jerusalem City Pass te permite ahorrar mucho en el acceso a las atracciones de Israel.

 

5. Descubre cómo pagar de forma más rentable

Lee con anticipación en Internet o pregunta a tu banco cuál es la mejor manera de pagar el lugar al que vas y cuánto se te cobrará por retirar efectivo en otro país. Por ejemplo, en Argentina y Uzbekistán, donde opera la "tarifa negra", no es rentable pagar con tarjeta.

 

6. No compres souvenirs turísticos y regatea como si tu vida dependiera de ello.

En vacaciones, trata de no comprar recuerdos cerca de las atracciones y de las principales calles turísticas. Es mejor ir al bazar local o al mercadillo y sobre todo no demostrar que eres un turista. Si esto no es posible, consulta con el local los precios aproximados de los suyos con anticipación y regatea con celo para no pagar en exceso solo por ser extranjero.

 

Si el nivel de ahorro es escaso o si viajas con poco equipaje, renuncia por completo a los recuerdos. Lo más valioso que puedes traer de cualquier viaje son los recuerdos. Y para familiares y amigos, siempre puedes imprimir y dedicar postales a partir de tus propias fotografías; para ellos definitivamente será más querido que otro imán.

 

7. Desconéctate de tu teléfono durante las vacaciones

Antes de viajar, no dudes en conocer las condiciones de roaming detalladas en tu tarifa. Activa la opción que no permitirá que el dinero para las comunicaciones móviles se vaya por el desagüe durante tus vacaciones, o simplemente compra una tarjeta SIM local a tu llegada.

 

Es genial combinar unas vacaciones con una desintoxicación digital: esto es cuando apaga todos los dispositivos durante al menos un día, o incluso durante un par de semanas, se olvida de las redes sociales, reinicia la cabeza y vuelve a aprender a percibir el mundo sin el prisma del teléfono. También es una buena forma de ahorrar dinero en comunicaciones móviles.

 

Si este enfoque es demasiado radical para ti, reemplaza las llamadas y los mensajes de texto de vacaciones con mensajes en mensajería instantánea. Para chatear gratis, conectate solo en el hotel, la cafetería, el aeropuerto y otros lugares con Wi-Fi público.

 

8. Habla con los lugareños

No dudes en pedir consejo a los nativos. Los vendedores en el mercado, los reabastecedores de combustible en las estaciones de servicio y los baristas en una cafetería estarán encantados de decirle dónde probar la cocina local a bajo costo, dónde ir para recibir el amanecer en soledad y cómo ahorrar dinero en viajes a las atracciones. En una excursión en grupo, difícilmente aprenderás más sobre la cultura de la gente de lo que está escrito en Wikipedia, pero los lugareños llevan esta cultura en sí mismos, por lo que no puedes encontrar los mejores guías en el nuevo país.

 

9. Alójate en apartamentos y pisos locales

Alojarse en una casa en lugar de un hotel tiene múltiples ventajas. Si optas por alquilar un apartamento local, en un edificio familiar, podrás conocer como es de verdad el día a día de la ciudad que estás visitando. Tus vecinos serán lugareños y sabrás cómo viven y cómo son sus costumbres. Y todo ello a precios mucho más económicos que un hotel. Por ejemplo si vas a vivir la fiesta de los San Fermines en España, siempre es mucho más interesante alquilar apartamentos en Pamplona, cerca de donde viven los pamploneses que rodearse de otros extranjeros en un hotel.

 

10. Asegúrate de que es posible el reembolso

Hasta que la pandemia no esté completamente superada, es posible que muchos países cambien sus normativas y restricciones de un día para otro. De hecho puede ser que esas restricciones afecten tan solo a una zona del país. Por ese motivo es importante asegurarse de que todo lo que compres sea reembolsable, y leer muy bien las condiciones antes de la compra.

 

BONUS:
Es importante recordar que toda precaución es poca ante el virus, por lo que a la hora de viajar es importante tener en cuenta la necesidad de tomarse muy en serio todas las medidas de seguridad exigidas en los diferentes lugares que vayamos a visitar y entender que incluso así, estas no sustituyen el sentido común que debemos tener ante la situación en la que nos encontramos.

 

 

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias