Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Miércoles, 28 de julio de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Consejos para emprendedores

En tiempos de incertidumbre y crisis las personas emprendedoras encuentran oportunidades para crear su propio camino. Eso no quiere decir que ese vaya a ser un camino de rosas, o que se trate siempre del acertado. Pero lo importante ya está en ellos: su espíritu emprendedor y su capacidad creadora.

 

 

En estos tiempos en que la economía se tambalea a nivel mundial, es posible que hayas pensado en crear tu propio negocio online. Por supuesto esa es una opción, aunque para ello  deberás aprender a vender de forma profesional. Esta ha sido la vía de escape de muchas personas durante esta pandemia. Sin embargo, hay muchas oportunidades que aún no se han explorado, y que tal vez sean mejores para explotar todas tus habilidades. Así que antes de lanzarte a emprender hay ciertas cosas que debes tener en cuenta si quieres esquivar el fracaso todo lo posible.


En casi todas las profesiones existe una determinada secuencia de acciones que asegurarán el crecimiento de su carrera. Además del emprendimiento. No hay un solo camino claro, ni un solo plan universal que te ayude a crecer.

 

Pero no te preocupes, hay una manera de acelerar el ritmo de desarrollo y advertirte de los errores. Es aprender de la experiencia de otros. Por eso, aquí encontrarás una recopilación de 9 valiosas lecciones y consejos para emprendedores que te inspirarán, motivarán y alegrarán en tiempos difíciles. ¿Estás en el camino correcto? Vamos a averiguarlo.

9 lecciones para emprendedores

1. Cíñete a un concepto

Lo más probable es que hayas iniciado tu negocio con algún tipo de concepto, una visión clara. Es decir, hay una imagen general que solo tú conoces, tú y nadie más. Es importante mantenernos fieles a nuestra visión, porque a menudo, cuando las cosas no salen según el plan, perdemos de vista el panorama general, aunque solo sea por una fracción de segundo. 

 

El espíritu empresarial es como una montaña rusa y, si bien puede tomar un rumbo inesperado, debe tener su propia estrella polar para guiarlo en el camino. Recuerda esto, y cada una de tus acciones, todos los resultados encajarán en su lugar, y diariamente avanzarás hacia tu gran objetivo. Tu visión es tu hilo conductor que te guiará día tras día.

 

Definir la misión y la visión de tu empresa debería tomarte tu tiempo, y no deberías dejarte influir por nadie en esta definición. Estudia bien lo que deseas hacer, y ve a por ello.

 

2. Avanzar a pesar de los contratiempos

A veces las cosas se salen de control y salen completamente mal. Es inevitable. Esto puede suceder y ciertamente sucederá al menos una vez. Solo resignate, asúmelo y aprende, pero no te rindas. Aprende de tus errores y piensa en lo que puedes cambiar o hacer de manera diferente. Ésta es la única forma de avanzar.

 

Todos los empresarios conocidos han tenido fracasos. Nick Woodman creó dos empresas y perdió todo su dinero antes de fundar GoPro. Ahora su fortuna se estima en $1,750,000,000. Steve Jobs fue despedido de Apple y se rechazó la publicación de las novelas de J.K. Rowling. Trata el fracaso como lecciones valiosas, puede ser una prueba antes de un triunfo.

 

3. Desarrolla un plan y avanza hacia la meta.

Cuando se trata de procesos de trabajo, es hora de que te pongas a organizar y poner las cosas en orden. Debe tener un plan de negocios inteligente con un esquema de estrategia de marketing que te ayude, que no te desacelere. Programa los siguientes pasos para poder realizar un seguimiento del progreso y los resultados.

 

4. Evalúate objetivamente

Define tus límites, descubre tus fortalezas y supera tus debilidades. Si eres bueno en algo, aprovéchalo al máximo. Evalúa el alcance del trabajo y participa en lo que definitivamente sabes hacer, confía en tus habilidades. No intentes abordar todos los aspectos de tu negocio al mismo tiempo, o simplemente te agotarás. Tú no eres "al mismo tiempo un suizo y un segador y un jugador de fútbol"; mejor concéntrate en tus fortalezas. 

 

5. Aprende a delegar tareas

A veces te apasiona tanto tu trabajo que intentas resolver un millón de preguntas a la vez, porque quién, sino tú, sabe mejor cómo encarnar tu concepto. ¿Correcto? Pero no. Puedes aumentar la eficiencia, para ello, delega tareas y no te lleves una pieza que no te puedas tragar. Asigna tareas en diferentes áreas de tu negocio a otros; esto hará que la empresa sea más productiva.

 

6. Establece metas realistas

Tú eres un líder, lo que significa que sabes perfectamente que el establecimiento de metas depende de ti. Una vez que hayas identificado objetivos realistas, comunícalos de manera eficaz a tu equipo. Comparte tus ideas y obtén comentarios de las personas que trabajan contigo. Al evaluar tus habilidades personales y las habilidades de tus empleados, obtienes una visión más precisa y realista de la situación y, nuevamente, la capacidad de seguir adelante.

 

7. Conéctate con personas de ideas afines

Dicen que la soledad acecha a los emprendedores. A veces, puedes sentirte como si estuvieras solo en tus esfuerzos. Pero hay personas que seguramente entenderán la naturaleza de tu trabajo, lo que significa que la mejor comunicación es la comunicación con personas de ideas afines. Comparte ideas y tómate el tiempo para entablar relaciones con otros emprendedores. Ellos te entenderán, te apoyarán e incluso te ayudarán con publicidad o nuevas ideas.

 

8. No olvides vigilar a tus competidores

Por supuesto, tienes una visión única, un camino bien definido y una tenacidad tremenda para darle vida a todo. Pero a veces muchos empresarios descuidan una ventaja competitiva importante: saber cómo les va a los competidores y comprender su estrategia. Trata de conocer sus éxitos y fracasos. Piensa en estos aspectos y mejóralos.

 

9. Celebra los éxitos y los fracasos

Lo más probable es que seas un perfeccionista, porque la mejora es la clave para un logro extraordinario. Pero no te olvides de la otra cara de la moneda: puedes cometer y cometerás errores, así que analízalos y saca conclusiones para pasar al siguiente nivel. Creo que estarás de acuerdo en que hay un lado positivo y lecciones ocultas en nuestros errores y fracasos. Trátalos como una oportunidad para aprender algo y seguir adelante. Con toda la seriedad del tema, es necesario aprender a no desanimarse y nunca perder el sentido del humor.

 

Y finalmente, en los negocios, las lecciones y el conocimiento solo se obtienen con la experiencia. Estas lecciones no se encuentran en los libros, pero esperamos que estos 9 consejos para el espíritu empresarial te ayuden a dar el gran paso de emprender y que te acuerdes de este artículo cuando estés en la cima del éxito..

 

 

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias