Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Domingo, 19 de septiembre de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿Qué es el blanqueamiento dental?

 

Tener una sonrisa blanca es el sueño de muchas personas. Sin embargo, no todos tienen la suerte de nacer con una coloración blanca en su dentadura. Esto no tiene que ver con la higiene totalmente, ya que hay diversos factores que hacen que cada persona tenga una tonalidad diferente. Debido a que cada vez más pacientes buscan un cierto color para sus dientes, la medicina ha desarrollado diversos tratamientos para esto. Uno de ellos es el blanqueamiento dental, el cual tiene ciertas ventajas y desventajas que pueden ayudar al paciente a decidirse a empezar su tratamiento o no. 

 

 

 

¿Es normal tener dientes amarillentos?

 

Sí, es perfectamente normal tener una coloración más amarillenta en los dientes. Pocas personas nacen con un color blanco perla, que es el que se busca obtener tras un tratamiento odontológico estético como el blanqueamiento dental. Sin embargo, si usted no nació con los dientes de esta forma y ha notado un cambio en la apariencia de los mismos, puede que haya otros factores que están afectando a su dentadura y están más relacionados con su salud bucal.

 

Se debe de tomar en cuenta que no cepillarse los dientes después de cada comida, no hacer uso del hilo dental para limpiar los espacios entre cada diente o acudir de manera esporádica al dentista para una limpieza dental, son factores que no solo dañan la coloración de sus dientes; sino que también generan problemas para su salud bucal. Por otro lado, se debe de cuidar el consumo de ciertas bebidas y alimentos que tienen la capacidad de pigmentación. El café, el vino tinto y el té son algunas de las bebidas que pueden entrar en esta categoría.

 

Un punto importante a considerar es que los dientes muestran señales de envejecimiento al igual que el resto de nuestro cuerpo. Para el caso particular de la dentadura, es normal que el paciente experimente mayor sensibilidad ante ciertos alimentos o bebidas y que se oscurezca la tonalidad de sus dientes.

 

Definición de blanqueamiento dental

 

Se puede definir el blanqueamiento dental como un tratamiento odontológico estético cuyo objetivo es dar una terminación brillosa y más blanca a los dientes. También se busca eliminar las manchas dentales e igualar el color que el paciente busca para lograr una homogeneidad en toda la dentadura. Los médicos capacitados para llevar a cabo estos tratamientos son los odontólogos, ya que tienen conocimientos sobre la manera correcta en que se deben de utilizar las sustancias blanqueadoras en los dientes y no dejar un daño irreparable en el paciente.

 

Este tratamiento se ha vuelto uno de los más solicitados en los últimos años, ya que ofrece una solución estética a la sonrisa del paciente. Consecuentemente, muchas personas sienten una mejoría en su imagen y en su autoestima.

 

¿Qué tipos de blanqueamiento dental existen?

 

Cada odontólogo tiene un método para el blanqueamiento dental en el que se sienta más cómodo. Sin embargo, es importante saber cuáles son las otras maneras en que se puede lograr la tan deseada tonalidad blanca. Estos son los tipos de blanqueamiento dental que su médico puede recomendarle:

  • Blanqueamiento mediante fotoactivación: Este es el más común y se hace directamente en la clínica o consultorio del odontólogo. Tras haber hecho un examen físico y haber discutido con el paciente cuales son sus expectativas del tratamiento, el médico le indicará si estas son realistas o no. El tratamiento consiste en colocar un gel blanqueador sobre los dientes para después pasar por encima de ellos luz fría con una herramienta especializada. Es común que las encías sufran de irritación durante el proceso, por lo que el médico debe de protegerlas con algún agente.
  • Blanqueamiento por férulas: El blanqueamiento con el uso de férulas se ha hecho muy popular debido a que el paciente lo puede hacer directamente en su hogar. Esto no es lo más recomendado, ya que se usan agentes blanqueadores que deben de ser manipulados con mucha precaución para evitar causar desgaste en los dientes. La mayoría de los paquetes que se comercializan para este tipo de blanqueamientos incluye una férula, la cual se debe de usar para colocar el agente blanqueador sobre los dientes. Los resultados con este método no se ven de manera inmediata. De hecho, se estima que se puede empezar a ver el cambio en la tonalidad después de 6 semanas de haber comenzado.

 

¿Cómo mantener los resultados de este tratamiento?

 

Hay que dejar claro que este tratamiento no tiene resultados que durarán toda la vida. Es necesario tener ciertos cuidados para que el nuevo tono se mantenga pero es muy probable que sea necesario realizarlo otra vez después de un tiempo determinado. Lo primero que su dentista le solicitará será evitar el consumo de tabaco, ya que este puede alterar significativamente el color obtenido tras el tratamiento. Además, habrá que evitar a toda costa consumir bebidas que pueden pigmentar la dentadura como el café o el vino tinto. Si percibe cierta sensibilidad tras el tratamiento, no debe de espantarse. Es totalmente normal, por lo tanto, será mejor que no ingiera alimentos o bebidas extremadamente calientes o frías.

 

Sumado a esto, tener una correcta técnica de cepillado y una rutina de limpieza bucal aprobada por su médico será una manera de preservar los resultados de su tratamiento y evitar la formación de sarro. Se debe cepillar los dientes con pasta dental con flúor por lo menos dos veces al día. Antes de cambiar los productos que usa normalmente para su rutina de higiene, será adecuado consultarlo primero con un especialista.

 

 

Género al que pertenece la obra: Literatura digital,Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias