Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Domingo, 16 de mayo de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿Cuáles son las razones de divorcio más habituales?


El divorcio es un concepto jurídico por el cual dos personas (hombre y mujer, dos hombres o dos mujeres) unidas por matrimonio puede llegar a poner fin a su relación, disolver la sociedad económica en común y volver a casarse de nuevo con quienes ellos deseen.

A partir del 2005, es cuando el divorcio tuvo su mayor impulso, cuando tras una reforma se eliminaron los plazos previos, se suprimió la obligación de estar separados, se facilitó la custodia compartida y sobre todo se permitió poder llevar a cabo la separación sin necesidad de alegar ninguna causa de divorcio.
La complejidad de todo este proceso va a estar marcada por la voluntad de los cónyuges ya que puede hacerse de muto acuerdo, llegando a una solución entre ambos mediante una negociación; o bien acudiendo a un tribunal siendo el juez quien ordene con todo lo que supone.
La mejor de las opciones para la pareja en trámites de separación es optar por el mutuo acuerdo, procedimiento que se resuelve mucho mas rápido y de manera mucho más económica para ambas partes.
La separación de mutuo acuerdo es además mucho menos lesiva no solo para la pareja sino también para las personas que directamente de manera involuntaria también se hallan involucradas como son los hijos en común.
Se elabora el llamado Convenio Regulador en el que se decide como repartir los bienes; como resolver la manera de criar a los hijos menores en común ya sea custodia compartida o monoparental con régimen de visitas; las posibles pensiones alimenticias y compensatorias. Todo ello es pactado de manera amistosa entre ambas partes, llegándose a considerar la forma más cordial de llevar a cabo todo el proceso de divorcio, ahorrando visitas a los juzgados incluyendo el que los pequeños deban de acudir a declarar ante un tribunal.
Los pasos a seguir son los siguientes:

  • Se redacta un Convenio Regulador el cual se presenta ante los juzgados para ratificarlo
  • Acuerdo por ambas partes y firmado
  • Se traslada al Ministerio Fiscal donde se comprobará que es correcto
  • Se emite informe favorable
  • El juez emite sentencia
  • Inscripción del divorcio en el Registro Civil
  • Resolución aproximada en 3 meses.


Por el contrario, si ambas partes no logran ponerse de acuerdo entre sus medidas, primando la discusión y riñas en las decisiones a tomar; el camino sin duda alguna es el divorcio por la vía contenciosa en el que la disolución del vínculo matrimonial debe de ser solucionado por vía judicial.
Este procedimiento, el cuál presenta mayor complejidad, va a depender de la agilidad del juzgado. Se va a realizar una vista previa y posteriormente pueden pasar varios años hasta que sea celebrada la definitiva.
No obstante, es cierto que en ocasiones un divorcio contencioso en el que los acuerdos en un principio parecían imposibles, den un giro de 180º y pueda llegarse a alcanzar ciertos pactos entre los cónyuges. En este momento si se cumplen todos los requisitos establecidos por Ley, las partes podrán solicitar que el procedimiento continué por los trámites del divorcio de mutuo acuerdo
El principal requisito exigido para convertir un procedimiento contencioso en mutuo acuerdo es que ambos cónyuges aporten firmada en el Juzgado una propuesta de Convenio Regulador. El Juez citará a la pareja para que ratifiquen la solicitud y en el caso de que haya hijos pequeños, deberá de trasladar la propuesta de convenio al Ministerio Fiscal para su aprobación.

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias