Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 28 de octubre de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Remedios caseros para los desatascos

Problemas de filtración de agua, inundaciones, humedades en las paredes, proliferación de insectos o malos olores son señales que alertan de una posible obstrucción o atasco en la red de saneamiento.

Ante un atasco en la red de tuberías es muy importante el poner atención a los motivos que han dado lugar al atascamiento. No obstante es importante tener en cuenta la magnitud de la obstrucción, la cual no solo va a depender del material arrojado por el inodoro o fregadero sino también del tipo de cañería, uso y estado.
La mejor manera de prevenir los atascos es conocer que clase de objetos taponan con más facilidad los tubos. Entre los elementos de uso diario que obstruyen los conductos destacan:
Aceite: Verter el aceite sobrante de la comida por el desagüe del fregadero es un grave error, ya que además de bloquear el desagüe es un gran contaminante del agua. La mejor de las maneras para deshacerse del aceite usado es verterlo a un recipiente y luego tirarlo en el contenedor apropiado para ello. También se le puede dar una segunda oportunidad y utilizarlo para hacer jabón.  
Café: El café es utilizado para quitar el mal olor de las cañerías, aunque en ocasiones los posos del café también llegan a atascar las tuberías. Ha de tenerse en cuenta que los tubos están preparado para el transporte de líquidos o gases por lo que es mucho mejor arrojar los posos del café al cubo de la basura que no por el fregadero.
Detergente: Como sucede con el aceite, tanto los jabones líquidos como los detergentes pueden llegar a bloquear las cañerías. El jabón casero usado en exceso llega a provocar un importante atasco en las tuberías, ya que la espuma generada se adhiere a las paredes de los tubos y esta al secarse se solidifica hasta formar un importante tapón que llega a bloquear la tubería.
Papel higiénico: Es cierto que el papel higiénico en contacto con el agua se disuelve, por lo que no debería de ser un gran problema. La cuestión es que utilizado en grandes cantidades puede llega a provocar un fuerte atasco, de ahí que para evitar taponamientos, sea importante prestar atención a la cantidad de papel que se arroja.´
Poner solución a este tipo de atascos con soluciones caseras es una forma de ahorrar dinero y tiempo. Para la obtención de óptimos resultados es muy importante que tipo de producto utilizar dependiendo de la situación, puesto que utilizar el producto equivocado podría complicar el escenario y darse el efecto contrario.
Entre los principales remedios caseros para el desatasco de las tuberías destaca el uso de agua hirviendo. El agua llegando a su punto de ebullición resulta ser muy eficaz ya que deshace y debilita los pequeños cúmulos que bloquean las tuberías.
Si el atasco todavía persiste la solución ideal es  verter ½ tacita de bicarbonato sódico y luego 1 tacita de vinagre de alcohol; dejarlo actuar alrededor de ½ hora para que la obstrucción se reblandezca y por último volver a echar agua hirviendo para que los caños queden perfectamente limpios.
Tanto para el water como para el fregadero, los desatascadores también son de gran utilidad, aunque hacer presión no siempre es la mejor opción.
Si después de todo esto el atasco continúa, es importante solicitar los servicios de un fontanero profesional en labores de desatascos que ponga solución de manera inmediata a la situación y  así evitar problemas de mayor envergadura.

Género al que pertenece la obra: Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias