Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 29 de noviembre de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Atascos en las tuberías

A la hora de buscar un piso de segunda mano, generalmente uno se fija en los metros cuadrados de vivienda que tiene, en su distribución, orientación, zona de ubicación etc.; y no en el estado en que se encuentra la red de saneamiento y mucho menos en que puedan originarse futuros atascos en las tuberías

En los edificios un tanto antiguos lo más probable es que debido al paso del tiempo y al uso indebido que se hace de sus tuberías, éstas se encuentren deterioradas. Todo ello puede dar lugar a un problema de mayor o menor gravedad, y que cómo mínimo va a obligar a ejecutar una limpieza de tuberías para su buen funcionamiento.
Entre los problemas mas habituales  que uno puede encontrar en la red de saneamiento de la vivienda o lugares de trabajo son y que puede solucionar una empresa de desatascos son:
Fugas pequeñas de agua las cuáles resultan muy difíciles de detectar. Suele tratarse de una pequeña fuga constante de pequeñas gotas que acaban convirtiéndose en un grave problema si no es solucionado de manera rápida. Actualmente se dispone de nuevos sistemas  de localización de fugas sin hacer ningún tipo de obra y sin ocasionar molestias al cliente.
Grandes roturas de agua, en donde a primera vista el destrozo es mucho mayor y la virulencia de la rotura puede provocar importantes destrozos en el mobiliario de la vivienda. La principal ventaja es que rápidamente se sabe donde se encuentra el problema sin necesidad de realizar obras para hallar el problema.
Los atascos o atrancos en las tuberías suelen ser los problemas más habituales en la red de saneamiento. Se producen por diferentes motivos; pero al final todos son derivados de un uso inadecuado de la instalación, del envejecimiento propio de la red de tuberías, y de los defectos en el diseño.


La gran mayoría de los motivos que ocasionan el atasco en las tuberías podrían ser evitados con un mayor cuidado a la hora de realizar las rutinas del día a día.
La falta de mantenimiento de la red de tuberías es la principal causa de que se sufran atascos en las tuberías.


Entre las acciones más habituales que deben de evitarse a toda costa se encuentran:

  • La eliminación de cualquier resto de comida por el fregadero o inodoro. Son muchos los usuarios los que utilizan el inodoro como si fuese un cubo de basura, provocando infinidad de atascos en las tuberías.
  • Tirar toallitas, compresas o tampones por el inodoro también es motivo de grandes atascos en la red de saneamiento.
  • Arrojar los restos de aceite doméstico por el desagüe provoca un taponamiento muy difícil de eliminar. Lo recomendable en tirarlo al cubo de la basura o guardarlo en un recipiente para luego ser utilizado en la elaboración de jabón.
  • El cabello que se tira por el inodoro o se marcha por el desagüe del lavabo son culpables de muchos atascos. La instalación de rejillas en los desagües y el mantenerlas limpias impiden el paso de los mechones de pelo.


Es cierto que toda red de tuberías necesita un mantenimiento periódico para un funcionamiento óptimo, y uno no se acuerda de ellas hasta que tiene un problema, se produce un atasco y  se debe de avisar de manera urgente a una empresa profesional de desatascos.
Un mantenimiento anual preventivo de las tuberías es el método más sencillo y económico de evitar males mayores.

Género al que pertenece la obra: Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias