Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 25 de junio de 2022

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿Cuando necesitamos una gestoría?

Emprender un negocio y convertirse en autónomo no es tan sencillo como parece. No solo es necesario tener una cierta preparación tanto personal como profesional, ni solo se trata de ampliar negocio y conseguir más clientes; sino que es preciso cumplir con una serie de responsabilidades y obligaciones fiscales, realizar el pago de una serie de impuestos los cuáles pueden llegar a ser un verdadero dolor de cabeza.

Además de trabajar y conseguir que el negocio resulte rentable, es muy importante tener todas las cuentas al día para evitar posibles problemas sobre todo con Hacienda:

  • Cumplir con todas las obligaciones que el año fiscal plantea (IRPF),  presentar las declaraciones de impuestos cada 3 meses en la que queden registrados los ingresos y gastos del último trimestre; y declaraciones extras de IRPF de manera anual la cuál se presenta entre los meses de abril y junio.
  • Otro impuesto el IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido). Al final de cada trimestre debe de pagarse a la agencia tributaria la diferencia entre el IVA recaudado y el IVA añadido.
  • Pago mensual a la Seguridad Social que a pesar de no ser un impuesto, es una de las principales obligaciones que cualquier trabajador autónomo debe de pagar en España. Este gasto le va a permitir pertenecer al sistema de salud pública y disponer de una pensión en un futuro.


Contar con el apoyo y servicios de una gestoría es esencial, ya que será la encargada de gestionar toda la parte fiscal, contable o laboral del negocio. Todo esto permitirá al autónomo disponer de más horas dedicadas al crecimiento del negocio.

Dentro de los servicios de una gestoría está la de analizar y estudiar las cuentas, tener una visión general del futuro del negocio, viendo de que manera se puede mejorar, aconsejando en donde invertir para obtener mayor beneficio y reducir aquellos gastos que no resultan ser productivos.

Además la asesoría se hará cargo de presentar todos lo impuestos dentro del plazo establecido; el autónomo ya no tendrá la necesidad de preocuparse del IVA, IRPF, pago a la Seguridad Social.
En el caso de que Hacienda pida una revisión de las cuentas del negocio, será la asesoría la encargada de realizar todos lo trámites.

 

Son varios los problemas que pueden aparecer en todo negocio de autónomos, fallos en las facturas, error en la presentación de las declaraciones trimestrales. Contar con los servicios de una asesoría para autónomos le ayudará a resolver todas las dudas haciendo que todo se normalice sin que todo ello suponga un gran quebradero de cabeza para el autónomo.
Como jefe del negocio es muy importante llevar las cuentas al día, poder consultar en todo momento el balance actualizado de la empresa, para así poder tomar ciertas decisiones financieras que ayuden a crecer, incluso de manera internacional.
Ofrecer servicios a otros países puede implicar un cambio en la manera de facturar y declarar los ingresos. Dependiendo del país es posible que uno deba de presentar otro tipo de declaraciones, darse de alta operadores intracomunitarios, etc.


Confiar todos los servicios y tramitaciones fiscales en manos de una buena asesoría para autónomos, es sin duda alguna la mejor de las opciones, la mejor manera de ahorrar tiempo y dinero, y de saber que todo se está haciendo de la manera correcta, cumpliendo fielmente con todas las obligaciones.
En el caso de que haya algún problema será la propia gestoría la encargada de realizar todos los trámites necesarios y de poner solución lo antes posible.

Género al que pertenece la obra: Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias