Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 27 de junio de 2022

Inicio | Secciones | ¿Quiénes somos? | Equipo E-Innova | ¡Publica con nosotros! | Revistas culturales

Discriminaciones camufladas

DISCRIMINACIONES CAMUFLADAS

Isabel Rodríguez Téllez


Cuantas discriminaciones están presentes en nuestras vidas constantemente y a penas las percibimos, y como consecuente no les damos importancia.


Como bien sabéis, hay muchos tipos de cáncer, pero me centraré en el cáncer de mama, no sin antes quitarme el sombrero ante todas las personas que están sufriendo cáncer y día a día luchan por superarlo, ante aquellas que ya lo han superado, y recodar a todos aquellos que se quedaron por el camino pues una fiel compañera de la vida les vino a buscar, la parca.


Sin embargo, no voy a hacer un análisis biológico o genético del cáncer, sino quiero hacer una crítica a los medios comunicativos para hacerles ver que tanto los que trabajan en los medios como el resto de personas intentamos luchar contra la discriminación pero inconscientemente causamos el efecto contrario, es lo que yo llamo discriminaciones camufladas.


El cáncer de mama, es una enfermedad que afecta en su mayoría a mujeres, pero también afecta a hombres, y me quedo con los ojos abiertos como platos cuando pregunto "¿el cáncer de mama afecta solo a mujeres?" y me responden con un sí rotundo.


De todas formas, es de lo más normal que haya gente que afirme con tanta rotundidad, puesto que en las televisiones o cualquier medio informativo solo se menciona a las mujeres. Sin embargo, me parece irónico que muchas veces aparezca en los titulares "cáncer de mama" en términos generales pero luego no se mencione ni un poquito a los hombres.


Es una pena la verdad, porque los hombres también sufren el cáncer, la quimioterapia y sus efectos, y luchan por superarlo. También pierden sus pechos, aunque puede que esto no signifique lo mismo para una mujer que para un hombre, tampoco les hemos preguntado qué significa para ellos.


Con esto no quiero quitarles importancia a todas esas mujeres luchadoras, simplemente quiero que seamos críticos con nosotros mismo y que reconozcamos que creamos desigualdades entre hombres y mujeres sin darnos cuenta. ¿No es lo mismo el cáncer de mama en una mujer que en un hombre? ¿No luchan por sobrevivir y sufren todo el proceso ambos? La respuesta es un rotundo si, y a pesar de ello dejamos de lado a los hombres por ser una minoría.


No pido que se les dediquen portadas enteras en periódicos o diez minutos de noticias para ellos solos, solamente quiero que se les mencione un poquito y que se comience a ver más gente consciente sobre el tema.


Del mismo modo, podríamos poner el ejemplo de violencia de género, cuyas víctimas sobrevivientes o no son un digno ejemplo de lucha. A mi entender la violencia de género abarca las agresiones por ambas partes, por algo se denomina "de género". Sin embargo, solo se habla de agresiones de hombres hacia mujeres. Soy conscientes de que la cifra de ambas partes no es comparable, pero que no sea comparable no significa que tenga que ser invisible.


¿Es que no hay cárceles de mujeres?


¡Claro que hay cárceles de mujeres! Y en ellas habrá alguna, aunque sea una, acusada por violencia de género, mas no ha salido en la televisión ni treinta segundos o le han dedicado a la víctima, hombre en este caso, dos líneas en un periódico.


Así, podemos decir que el maltrato del hombre es una realidad, muy dura también y complicada, como podemos ver en las palabras de uno de ellos:
"Me llamo Manuel, tengo 41 años, llevo 8 años casado. Hace año y medio mi mujer comenzó a tener relaciones violentas conmigo. Un 14 de abril, cuando volvía del trabajo tuvimos una discusión relacionada con mis padres y cómo ponerles ciertos límites. Ese día los gritos e insultos habituales se convirtieron en golpes y puñetazos sobre mi cara, mi estómago. Los únicos pensamientos que pasaban por mi mente eran: ni se te ocurra tocarla, ni se te ocurra tocarla... Me fui al hospital y me y me realizaron un parte médico que evidenciaba las lesiones en el cuello, estómago y brazos."


Creo que dedicarle algo de "protagonismo" o interés a los hombres en la televisión o en el periódico por alguna de las dos situaciones que he mencionado bastaría para saldar esa pequeña y casi inapreciable discriminación.


Seamos conscientes de nuestra realidad, si queremos igualdad creemos igualdad.

Bookmark and Share


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal

Copyright © 2017 E-Innova

ISSN: 2172-9204