Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 25 de enero de 2022

Inicio | Secciones | ¿Quiénes somos? | Equipo E-Innova | ¡Publica con nosotros! | Revistas culturales

La importancia de los microbichitos de nuestro intestino

Aunque es frecuente que relacionemos a las bacterias con procesos infecciosos, pero nada más lejos de la realidad, ya que existen muchos microorganismos que actúan provocando un efecto realmente beneficioso. Al conjunto de organismos microscópicos (es decir, que no podemos ver a simple vista) que habitan nuestro cuerpo se les denomina microbioma humano.

 

Las bacterias son tan importantes para nosotros que poseemos del orden de diez veces más microorganismos en nuestro organismo que células humanas. El Premio Nobel J. Lederberg llegó a afirmar que estas bacterias ayudaban a complementar nuestro genoma, puesto que eran realmente importantes para la digestión de los alimentos, la activación del sistema inmunitario y la protección frente a infecciones de patógenos.

Las poblaciones de microorganismos que nos habitan también cambian con el tiempo. Se sabe, por ejemplo, que Bifidobacterium es la bacteria más habitual durante nuestro primer año de vida, y que también abundan otros géneros como Streptococcus, Lactobacillus o Lactococcus, pero su presencia va variando con el paso de los años.

Pero la variación de las comunidades bacterianas también puede indicar la existencia de una enfermedad. Algunos investigadores han relacionado la presencia de diferentes microorganismos con síndromes tan habituales como la diabetes. Por este motivo se han hecho estudios en ratones y seres humanos, con el objetivo de comprobar si los conocidos como "trasplantes bacterianos" podrían ayudar a mejorar el curso de la enfermedad.

Un estudio francés realizado en ratones de dieciséis semanas apuntaba que el trasplante de bacterias mejoraba los síntomas del síndrome de hígado graso no alcohólico, conocido en inglés por las siglas NAFLD (non-alcoholic fatty liver disease). Mediante la implantación de bacterias en el colon de los animales, eran capaces de prevenir la inflamación de su hígado y el desarrollo de la resistencia a la insulina, características de las enfermedades hepáticas y la diabetes.

También en ratas se obtuvieron conclusiones similares. El trasplante de bacterias en estos organismos pareció tener buenos resultados en el tratamiento de la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa.

Las conclusiones de este ensayo en animales fueron bien recibidos por la comunidad científica, de forma que se comenzó a plantear la necesidad de hacer las mismas pruebas en seres humanos. Para ello, un estudio llevado a cabo en Dinamarca consiguió reducir el nivel de triglicéridos y de resistencia a insulina en pacientes afectados con diabetes, tras seis semanas de tratamiento.

Como vemos, los microorganismos no sólo ejercen un efecto positivo en nuestro organismo, si no que pueden ser utilizados con objetivos terapéuticos. La biomedicina se beneficiará, sin duda alguna, de los nuevos avances que la microbiología ofrezca en los próximos años.

Bookmark and Share


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal

Copyright © 2017 E-Innova

ISSN: 2172-9204