Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 31 de julio de 2021

Inicio | Secciones | ¿Quiénes somos? | Equipo E-Innova | ¡Publica con nosotros! | Revistas culturales

Interacciones y cambios en educación

La interacción es uno de los vocablos más utilizados en los últimos años refiriéndose a las relaciones existentes en el aula entre alumnos, maestros, familias, comunidades educativas, Tecnologías de la Información y la Comunicación, grupos, etnias, culturas, necesidades educativas... es por ello que va unido en la mayoría de los casos a estudios e investigaciones de carácter sociológico.

 

La sociología abarca un gran abanico de temas. Engloba las cuestionares relativas a la sociedad y a la cultura de sociedades. De esta manera es una forma de aprender de las costumbres y de los valores de las personas y del medio. Para ello es necesario estudiar y a su vez empaparnos entre otros, de los medios impresos o audiovisuales que nos rodean ya que en ellos podremos encontrar múltiples indicadores de estudio.

"Es el estudio de la vida social humana, de los grupos y sociedades. Es una empresa cautivadora y atrayente, al tener como objeto nuestro propio comportamiento como seres humanos. El ámbito de la sociología es extremadamente amplio y va desde el análisis de los encuentros efímeros entre individuos en la calle hasta la investigación de los procesos sociales globales" Giddens (1998:27)

Según estas palabras la mayoría de los seres humanos entienden y ven el mundo según las características que tienen que ver con la propia vida de cada uno. La sociología demuestra que es necesario utilizar un punto de vista más amplio para saber por qué somos como somos y por qué actuamos de una forma u otra. Nos enseña a plantearnos las situaciones y decisiones ya que lo que en un primer momento nos puede parecer natural, bueno, afirmativo, verdadero puede que no lo sea, ya que no nos paramos a mirar más allá sino que en muchas ocasiones nos centramos sobre lo establecido y lo que nos viene dado. Para que todo esto sea interiorizado es necesario  partir de un enfoque complejo y profundo sobre el mundo que nos rodea y sobre nuestro propio papel en el, nuestro rol en la sociedad y mirar que nuestra vida individual en ella refleja nuestras experiencias sociales. Entendiendo estas perspectivas como aquellas que no diferencian al individuo las características biológicas sino las sociales y que cada elección y punto de mira del ser humano se encuentra condicionada, detrás de cada decisión se encuentran un sinfín de determinaciones que han educado el campo de la decisión individual.

La interacción en el aula debe centrarla en docente en un primer acercamiento en la observación, de esta forma se apreciará para su posterior estudio las conductas y sus posibles casusas sociales.

La sociología de la educación como se intenta manifestar, es el estudio de la sociedad, centrada en este caso en el estudio de una sociedad concreta. En palabras de Gómez y Domínguez (2002:31) es el estudio del comportamiento social, de la influencia que tiene en la sociedad de un institución concreta como es la educación. Cabe desatacar que no debe ser entendida como pedagogía ya que ésta pone de manifiesto una reflexión del fenómeno educativo mientras que la sociología de la educación conforma el estudio sistemático de una parte de la sociedad que es el mundo educativo con el método científico, experimental, y con técnicas sociológicas.

Cabe destacar a Parsons en la socialización en la educación. La escuela es un medio de socialización primordial. Según Parsons (1990) constituye una emancipación del niño de su primitiva identificación emotiva con la familia, una asimilación de una cierta categoría de valores y de normas sociales que se encuentran en un escalón superior a los que el niño puede adquirir en el seno de la familia... esta socialización se inicia en la educación infantil y continua durante todas y cada una de las etapas que le facilita el entendimiento de los modelos culturales y el descubrimiento y la relación con profesores y niños y niñas que acercan al niño a la intuición de la universalidad y la especificidad de la cultura en general. De esta forma, tratando de un grupo de iguales aprenden a desarrollar la motivación del logro subjetivo, la independencia personal y cooperación.

El aula es considerada una "sociedad" y como tal tiene groso modo las mismas características que la definen, no en el conjunto estructurado sino en lo perteneciente a la resolución de conflictos sociales, políticos que se dan lugar. En el aula se reflejan distintas situaciones que con diferentes intereses e intenciones donde los sujetos deben convivir y relacionarse durante un tiempo en la mayoría de los casos muy extenso. Para ello es necesario un equilibro, un orden en el funcionamiento y en la manera de convivir. Esta forma de convivir se consigue cuando existe una armonía, se logra una adecuada comunicación y la resolución de conflictos en procesos de negociación implicando todo lo anteriormente mencionado. De esta forma el individuo va a definir su ubicación en la sociedad y su pertenencia al tipo de grupo que se adapte en mayor medida a sus características.

 

Bibliografía

Giddens, A. (1998). Sociología 3ª. Madrid: Alianza Editorial.

Gómez, C. y Domínguez, J.A (2002): Sociología de la educación. Madrid: Pirámide.

Parsons, T. (1990): El aula como sistema social: algunas de sus funciones en la sociedad americana. Educación y sociedad, nº6, pp. 173-195 (p.o. en 1959)

Bookmark and Share


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal

Copyright © 2017 E-Innova

ISSN: 2172-9204