Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 27 de junio de 2022

Inicio | ¡Buenos días! (Presentación por Miquel Barceló) | ¿Quiénes somos? | ¿Cómo puedo participar? | Aviso legal | Revistas culturales

Sci·Fdi:
Revista de ciencia ficción, 2022 febrero; (27)

Editorial

Tristemente, tenemos que comenzar este número lamentando el fallecimiento de Miquel Barceló, uno de los grandes de la ciencia ficción española, tanto en su faceta de escritor como en la de editor.  Sus grandes conocimientos sobre el género no solo han quedado plasmados en su gran "Ciencia ficción. Guía de lectura" (posteriormente actualizada en "Ciencia ficción. Nueva guía de lectura"), sino que también se han reflejado en su gran trabajo al frente de Ediciones Nova, donde ha conseguido presentar al mercado hispanohablante una gran variedad de excelentes autores, para los que siempre tenía estupendos prólogos que ofrecer. 

[Seguir leyendo] Editorial

Perdiendo peso

 A Teresa se le iluminó el rostro cuando vio la cifra que marcaba la báscula: 71. ¡Setenta y un kilos! ¡Había perdido nueve kilos en una semana!

Se palpó la tripa ilusionada. Tendría que darse un garbeo por Serrano en busca de ropa adecuada a su nueva talla.

Se alzó los pechos con las manos y se volvió hacia el espejo para  admirar su nueva figura, pero un leve temor la invadió: Había perdido peso, pero no parecía que hubiese perdido cintura.

[Seguir leyendo] Perdiendo peso

akesi li kama

La criatura se despertó el pasado tenpo loje y me eligió a mí. Hace ya de ello trece suno.

Nadie sabe cuál es el algoritmo con el que selecciona al jan, al humano al que toca y cambia la vida para siempre. Si lo conociéramos, quizás podríamos averiguar su invariante. Quizás así yo habría tenido alguna posibilidad de evitarlo.

[Seguir leyendo] akesi li kama

Alma perdida

Comer se volvió mal visto entre nosotras. Era como matar lentamente a mi padre.

Cuando pudimos conseguir el millón y lo depositamos en la cuenta bancaria de los ladrones de almas, ocurrió lo peor. Los secuestradores nos enviaron una caja pequeña, en cuyo interior había una rata gris junto a una carta donde informaban que aumentaron la cuota por el rescate. Ya no era un millón, sino quince millones.

No pudimos hacer nada. Absolutamente nada. Todo lo que hicimos no tenía ningún valor ya.  Solo nos quedamos con esa rata gris. Era lo único que quedaba de mi papá.

[Seguir leyendo] Alma perdida

Azul celeste

Hermeneus se distraía con un proceso secundario de su misión, el catálogo de sistemas estelares. Prestaba especial atención a aquellos con planetas, de los cuales podría emerger un pedazo de metal como aquel que había dado inicio a su travesía. En vez de fugaces viajeros salidos de una pequeña roca, le era común encontrar gigantes gaseosos, hechos de colores vivos y frenéticas nubes, que saturaban sus sensores como llamas bailando en una fogata. Sus cavilaciones acerca de la atmosfera y el interior de estos planetas se veían interrumpidas cuando estos colosos de gas desaparecían de su campo de visión, la despedida siempre le generaba una fugaz, pero verdadera tristeza. No importaba, se consolaba pensando que estos planetas gaseosos eran comunes a través de la galaxia, pronto los vería nuevamente.  

[Seguir leyendo] Azul celeste

El mundo del eterno amanecer y del eterno ocaso

Fir Sgurm nació en una humilde familia de ark-gur, es decir, "los que conquistan el hielo". Desde hacía generaciones, su familia no podía permitirse vivir en las zonas templadas. Sus ingresos principales procedían de las pieles de los animales que cazaban en las tierras frías, que no existían en climas más benignos y, sobre todo, de vender las tierras que colonizaban cuando, en su lento desplazamiento, éstas llegaban a los climas templados donde vivía la gente pudiente. Tras vender sus tierras al mejor postor, los Sgurm hacían las maletas y volvían a desplazarse hacia el Este, de nuevo hacia las tierras frías, en busca de un nuevo suelo inhabitado que pudieran reclamar como suyo por derecho de primera colonización.

[Seguir leyendo] El mundo del eterno amanecer y del eterno ocaso

Aut neca aut necare: saturación tecnológica en la ciencia ficción

El desarrollo tecnológico y sus incesantes injerencias en el desarrollo cotidiano han pasado, en mayor o menor medida, de constituir un respiro con respecto a la anquilosada maquinaria administrativa de nuestro pasado a ser un implacable mecanismo de control y sometimiento del individuo, hasta límites en ocasiones intolerables. Caben pocas dudas respecto a la inversión progresiva de los papeles, habiéndose consumado la transformación de una tecnología al servicio de la humanidad a una humanidad que se pretende que esté al servicio de la tecnología. El despropósito de tal idea, pese a su gravedad, pasa desapercibido para el ciudadano medio, convenientemente distraído mediante una hábil combinación de propaganda repetitiva, actividades de entretenimiento y medios de difusión programados como anestésico del intelecto. En este sentido, la tecnología ha dejado de estar controlada por quienes la entienden, los técnicos, para convertirse en una herramienta de presión guiada por los mezquinos intereses de una banda de necios.    

[Seguir leyendo] Aut neca aut necare: saturación tecnológica en la ciencia ficción


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1989-8363